Rebelión “aliada”. No al discurso rosa. Desaceleración real.

Publicado el Mayo 24, 2011, Bajo Noticias, Autor Ocelotl.

Por cumplir con los mandamientos del Fondo Monetario Internacional, Banco Mundial y por supuesto de Washington, el espurio churchilito y su congregación de mochos neoliberales son quienes no permiten que se desarrolle la economía interna. RNR.


La Jornada/México SA/Carlos Fernández-Vega

Cómo estará el horno, que ni los propios “aliados naturales” del inquilino de Los Pinos (corresponsables de haberlo colocado donde está) creen en las fábulas oficiales, por lo que hacen público su enojo y preocupación por el discurso rosa que machaconamente se divulga desde la residencia oficial. Un baño de realidad nada mal le caería al Churchill de petatiux, para que cambie de lentes, tome las decisiones correctivas adecuadas y entienda que las señales económicas ni de lejos son del color que él cree, sino de un amarillo pronunciado, con ganas de tornarse rojo, como los empresarios le advierten.

Al “vamos de maravilla” que todos los días sale del micrófono oficial, los industriales agrupados en la Canacintra reviran: “no hay que echar las campanas al vuelo”, y (mejor es) vigilar riesgos como la creciente deuda de Estados Unidos o un eventual sobrecalentamiento, que arriesgarían la sostenibilidad del comportamiento económico… La percepción de alegría no es del todo compartida, y mantenerse en una posición en la que se pretenda hacer creer que todo marcha en forma clara y eficiente, cuando existen evidencias claras de que algo no está funcionando, puede resultar peligroso. Mientras perduren las condiciones de rezago y pobreza de la población, así como las fuertes dificultades que siguen enfrentando la mayoría de las empresas, los cambios en el estado de ánimo de los agentes y de la población también seguirán perdurando” (La Jornada, Juan Carlos Miranda).

En el mismo sentido, al “crecemos de forma sostenida”, los del Consejo Coordinador Empresarial replican: “los resultados de la evolución de la economía mexicana en el primer trimestre no fueron tan optimistas como se había previsto, ya que mientras las autoridades hacendarias habían anticipado que el PIB crecería a una tasa anual de 5 por ciento, el avance fue de 4.6; en los primeros tres meses del año el ritmo de avance económico muestra una clara tendencia a la baja, pues en enero la economía creció 5.9 por ciento, en febrero lo hizo 4.6 y en marzo 3.6… Depender de lo que pase en el exterior, en especial en la economía estadunidense, nos seguirá condenando a niveles de crecimiento insuficientes para elevar el bienestar de la población”. Y ambos objetan “la insistencia de las autoridades mexicanas en afirmar que la actividad económica sigue creciendo a ritmo elevado, cuando la evolución de los indicadores disponibles parece mostrar un comportamiento más moderado” (ídem).

Mientras el inquilino de Los Pinos mantiene el discurso color de rosa y se niega a cambiar de lentes, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados, que da seguimiento puntual al comportamiento económico nacional e internacional, explica que la actividad industrial en el país creció 4.2 por ciento en términos reales en marzo de 2011 respecto al mismo mes del año anterior, “con lo que desacelera su ritmo de crecimiento a tasa anual, después de que en febrero avanzó a una tasa anual de 5 por ciento. En cifras desestacionalizadas destaca que la producción industrial cayó 0.23 ciento en marzo con relación a febrero; en tanto que por sector de actividad económica, la construcción disminuyó 1.01 por ciento y las industrias manufactureras lo hicieron en 0.42 por ciento; mientras, la minería y la electricidad, agua y suministro de gas por ductos al consumidor final crecieron en 0.66 por ciento”.

Las cifras acumuladas en el primer trimestre mostraron un mejor desempeño de la actividad industrial, con un crecimiento de 5.2 respecto al mismo trimestre de 2010. Sin embargo, “las tasas mensuales muestran desaceleración, principalmente, por el menor ritmo de crecimiento de las manufacturas y del sector de la construcción. Con ello se advierte, por un lado, una reducción de las manufacturas que puede ser señal de una disminución de la demanda externa, ya que ese sector se encuentra altamente vinculado a las exportaciones y, por otro, que la disminución en la construcción repercute en un menor dinamismo del mercado interno; ambos efectos podrían incidir en un menor crecimiento económico y, en consecuencia, en la capacidad de generación de empleo”.

Para crecer y generar empleo hay que invertir, pero la aparente mejoría en este indicador no se consolida. Apunta el CEFP que en febrero de 2011 la inversión en México aumentó 8.07 por ciento en comparación con el mismo mes de 2010, lo que si bien significó su séptimo incremento consecutivo, tales aumentos “han sido insuficientes para que el nivel de la inversión alcance su máximo observado de octubre de 2008, con el cual presenta una caída acumulada de 19.73 por ciento”.

En materia de empleo, durante el primer trimestre del año la tasa oficial de desocupación fue de 5.2 por ciento de la población económicamente activa, prácticamente la misma que en igual periodo de 2010. “El dato más destacado es el alza de la población ocupada en sector informal de la economía, que ahora constituye el 28.5 por ciento de este grupo. En su comparación trimestral, la tasa de ocupación en el sector informal aumentó 1.33 puntos porcentuales con relación a la del trimestre octubre-diciembre de 2010. Esta cifra se encuentra muy cercana al máximo histórico alcanzado en el segundo trimestre del año anterior de 28.8 por ciento. En ese sentido, y dados los ajustes a la PEA derivados de los resultados del censo, el número de personas ocupadas en la informalidad es cercano a 12 millones 915 mil, cifra superior al máximo histórico reportado en el segundo trimestre de 2010. Lo anterior nos permite concluir que lejos de observarse mejoras en el mercado laboral, la gente está incorporándose a la informalidad o incluso está saliendo de la población económicamente activa ante la falta de oportunidades”. Lo anterior impacta en la demanda interna, y en este sentido el CEFP concluye: “el consumo de las clases medias se encuentra estancado”.

Como se observa, rosa, lo que se llama rosa, no es el color de la realidad nacional.

Las rebanadas del pastel

La modestia de Agustín Carstens resulta inversamente proporcional a su capacidad de diagnosticar crisis: “tengo los méritos para acceder a la posición de director gerente del Fondo Monetario Internacional”, asegura el doctor “catarrito”. En vía de mientras, el bloque europeo (con el mayor porcentaje de votos) ya dijo que nadie se haga ilusiones, porque el primer puesto del FMI se mantendrá en la región, mientras los brasileños, de acuerdo con un despacho de la agencia Reuters, no apoyarán a “un candidato con pocas posibilidades de ganar” (léase el actual gobernador del Banco de México).

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx • http://twitter.com/cafevega

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: