Debate mexiquense

Publicado el junio 9, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Eruviel Ávila Villegas, candidato de la coalición Unidos por Ti a la gubernatura del estado de México; Luis Felipe Bravo Mena, del PAN, y Alejandro Encinas Rodríguez, de la alianza Unidos Podemos Más, momentos antes del debate de ayer, organizado por el IEEM en Toluca / Foto Israel Dávila

* Encinas reta a dar a conocer cuentas bancarias personales; Ávila acepta y Bravo Mena calla
* Seguidores del perredista y el panista los declaran ganadores; el priísta se marchó sin hablar

Israel Dávila / La Jornada / Jueves 9 de junio de 2011
Toluca, Méx., 8 de junio. El primer debate entre candidatos a la gubernatura organizado por el Instituto Electoral del Estado de México acabó con la civilidad que los participantes mostraron en la primera mitad de la campaña. La noche de este miércoles, Alejandro Encinas, de la coalición Unidos Podemos Más; Eruviel Ávila, de Unidos por Ti, y el panista Luis Felipe Bravo Mena intercambiaron ataques que a ninguno dejaron bien parado.

Durante una hora, los aspirantes a suceder a Enrique Peña Nieto debatieron sobre seguridad, democracia y gobierno y transparencia, y la oposición exhibió los rezagos de la entidad e estos puntos.

Sin defender al gobernador Enrique Perña Nieto, el priísta Eruviel Ávila esquivó ataques y afirmó ser el candidato “de las propuestas”.

Dos horas antes del debate, el IEEM fue copado por al menos cien policías vestidos de civil para cuidar a candidatos e invitados especiales, entre ellos los dirigentes de los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional y de la Revolución Democrática.

A las 22 horas arrancó el panista Luis Felipe Bravo Mena, quien se refirió a la corrupción en la entidad y propuso limpiar la vida pública del estado. El priísta Ávila Villegas dijo que “todos” han fallado en esta tarea y Encinas sostuvo que sólo un gobierno honesto puede cambiar la situación, y señaló que se ha usado a la policía estatal para repartir despensas y accarrear gente a mítines del PRI.

Al hablar sobre Ávila dijo ser un político “de nueva generación, de los que asumen compromisos con la gente y los cumplen”. Bravo Mena ofreció un gobierno ciudadano y criticó la cercanía de Encinas con Andrés Manuel López Obrador, “quien mandó al diablo las instituciones”. También le recriminó haber ayudado al diputado Julio César Godoy a ingresar a la Cámara de Diputados cuando lo buscaba la Policía Federal.

Encinas respondió que el panista forma parte de la organización de ultraderecha El Yunque, y cuestionó que Ávila se llame político de nueva generación cuando vanagloriaba a Arturo Montiel cuando éste era gobernador.

En el tema de transparencia y buen gobierno, Bravo Mena emplazó a sus contrincantes a hacerse puebas toxicológicas, reto que Ávila y Encinas aceptaron. Este último retó a sus contendientes a revelar cuentas bancarias personales. Bravo se quedó callado. El priísta aceptó “porque no tengo nada que esconder”.

Al final del debate, unos 100 seguidores de Encinas realizaron un mitin fuera del IEEM y lo declararon vencedor. Bravo Mena se dirigió al centro de Toluca para hacer una “caminata por la victoria”, y el priísta se fue sin hablar.

Horas antes, Jesús Castillo Sandoval, presidente del IEEM, informó que la próxima semana, una vez que el Consejo General lo apruebe, el Órgano Técnico de Fiscalización de este organismo iniciará las revisiones precautorias a los equipos de campaña de los tres contendientes a la gubernatura del estado, para verificar si alguno de ellos ha rebasado los topes de campaña. La resolución, dijo, fue un acuerdo entre consejeros y en nada influyeron las presiones de PAN y PRD.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: