Encinas: opción de izquierda

Publicado el julio 16, 2011, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


O P I N I Ó N: G E R A R D O U N Z U E T A / Periodico del Noreste

Ha pasado ya el momento de los balances y las proporciones. Los columnistas políticos han dado su verdad: unos dirán “si hubiéramos…”, otros denostarán la campaña desde las posiciones derechistas. He leído todas en El Universal y La Jornada. Me quedo con las conclusiones de Adolfo Sánchez Rebolledo (7 de julio), cuyo querido e insustituible padre murió en los días del debate, dejando en el espíritu de la izquierda mexicana una pérdida inmensa.

Pero si bien no entraré al debate, pues no lo creo necesario, sí opinaré sobre lo que esta elección establece para las fuerzas de izquierda no sólo del Estado de México, sino del país, cuando entramos ya a la coyuntura de 2012.

Para ninguno de mis lectores es un secreto que yo abogué por el triunfo de Alejandro Encinas y que antes participé con él en la lucha por la Presidencia del PRD, una vez que terminó sus tareas en el gobierno del DF. Mas, al abogar por su triunfo en Edomex, compartí explícitamente los principios, la táctica y la alternativa estatal por él —y en alguna medida con él— formulada.

Me siento honrado por haber compartido espacios con él. Y hoy aseguro mi participación en las batallas por venir.

Porque debe considerarse una decisión fundamental, la que expresa en su artículo en este diario (El Dinosaurio, 5 de julio): “Continuaré construyendo una opción desde las izquierdas en el estado y en el país, con el mismo entusiasmo con el que me acompañó un millón de ciudadanos que ven en el proyecto que representamos la opción para recuperar la esperanza de bienestar, progreso y democracia para los mexicanos”. Este compromiso estuvo presente en toda la campaña y atrajo el apoyo de ¡un millón de ciudadanos!, no obstante las conjuras en contra.

Encinas fue capaz de formular una idea que engloba a toda la sociedad para un proyecto (El Universal, 24 de mayo): “Cambiar esta situación (la pobreza de siete millones, la insuficiencia en la alimentación, diez millones con una difícil seguridad social igual que otros millones con rezagos en servicios básicos y espacios de vivienda)… implica un nuevo pacto social en la entidad para que los mexiquenses sean sujetos de derechos sociales, dejando atrás la cultura del peticionismo y las dádivas gubernamentales, renovando la vida pública en el estado mediante un gobierno austero y el manejo honesto y eficiente de las finanzas públicas…”.

Este pacto debe erradicar las causas de la desigualdad y la pobreza, es “un acuerdo que pone por delante el interés de los pobres y las clases medias”.

Entre paréntesis hemos puesto los elementos que conforman la situación en Edomex que hay que abatir con ese pacto, ¿pero hay algún estado del país con cifras menores? ¿No es, en consecuencia, concepción que abarca al país entero, y, por tanto, la opción que, “desde las izquierdas”, corresponde en un proyecto para la nación entera?

A mi juicio sí. Encinas lo ha dicho con claridad, al formular su proyecto nacional desde el Pleno de Morelia hace tres años y ahora al establecer las bases de esta lucha política: “Participamos… con las izquierdas unidas y con una propuesta que se cimienta en un basamento ético de compromisos de cara a la ciudadanía…” Su planteamiento es general, sin mezquindades: “Nos hemos propuesto construir una nueva forma de hacer política. Proponemos un cambio que conduzca a otra forma de gobernar con un propósito central: reducir la desigualdad desde el ejercicio pleno de la democracia.” Loc. Cit., 07 de junio.

Mucho más podría decirse, mas el espacio es corto, sin embargo, suficiente para declarar nuestra plena solidaridad con esta concepción y con este proyecto.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: