El sueño de Los Pinos. Huracán y traje de baño. Éter, sordera e inacción.

Publicado el agosto 25, 2011, Bajo Columna de opinión, Autor Ocelotl.

Con más de 12 millones de pobres producidos en su desgobierno, con más de 50 mil muertos, con más de 6 mil desaparecidos, con incontables desplazados y con tanta mentira, Lipe el espurio ya está condenado para el infierno, ni con ir a besarle el anillo al Vicario de Cristo que vive en Roma se salva. RNR.


La Jornada/México SA/Carlos Fernández-Vega

El penúltimo sueño de “solidez”, “blindaje” y “catarrito” que tuvo el inquilino de Los Pinos le costó al país un desplome de 6.5 por ciento en el producto interno bruto –el mayor en ocho décadas–, cientos de miles de empleos cancelados, el cierre de muchísimas empresas y millones adicionales de pobres, entre otras gracias. Pero parece que no fue suficiente, pues el mismo personaje se niega a dejar los brazos de Morfeo.

El pasado martes, micrófono en mano, el susodicho reveló su sueño más reciente: “podrán venir tormentas muy fuertes, mares procelosos, como los que se ven en la economía mundial, pero mientras tengamos firmemente sujetas las riendas de la economía nacional, hagamos lo correcto y no juguemos a la ruleta con las finanzas públicas del país, en esa medida México será fuerte y va a salir adelante. Se los aseguro, por muy complejo que sea el escenario”.

“Se los aseguro”, dice, sin recordar que en 2007 él mismo prometió que “ninguna otra crisis” afectaría a México”, y, ¡zas!, que el país registra la mayor en 80 años, en medio del discurso de “solidez”, “blindaje” y “catarrito”. A escasos seis días de su “V Informe de gobierno” nada ha cambiado en su idílico país, mientras los mexicanos ven el huracán de regreso –ese sí robusto–, mientras el susodicho permanece en traje de baño y no suelta el bronceador. ¿Qué hacer con este personaje que vive en el éter, permanece sordo e inactivo, negador de la realidad y rodeado de desinteresados aduladores?

Mientras el gobierno calderonista se dedica a papar moscas y los mexicanos también, el Centro de Estudios de las Finanzas Públicas de la Cámara de Diputados advierte que los indicadores económicos, nacionales e internacionales, muestran un comportamiento descendente. En México, la falta de un crecimiento sostenido de la inversión fija bruta, la disminución de la actividad industrial y el aumento en la tasa de desocupación al segundo trimestre demuestran la debilidad en la demanda interna del país, lo cual se acompaña de un descenso de la demanda externa que se manifestó en un déficit de la balanza comercial manufacturera.

En su análisis más reciente indica que en un contexto de menor crecimiento, el Banco de México ajustó a la baja su pronóstico económico para 2011, por lo que a su vez prevé una menor generación de empleo, y advierte que una mayor desaceleración de la economía mundial podría incidir en la economía nacional. En el ámbito internacional predomina un escenario de incertidumbre a causa de la desaceleración económica en varios países, la cual podría agravarse por los recortes en el gasto público implementados en algunas naciones europeas y en Estados Unidos.

El Inegi divulgó los resultados de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo del segundo trimestre de 2011, entre los que destacan el aumento en la tasa de desocupación a 5.24 por ciento de la población económicamente activa, equivalente a 2.6 millones de personas. Dicho desempeño contrasta con el nivel mostrado el trimestre anterior (5.17 por ciento) y más aún, con la situación que se vivía antes de la crisis en la que el promedio de desocupación fue de 3.72 por ciento (de enero de 2006 a octubre de 2008).

La población que trabaja menos tiempo del que está dispuesta a ofrecer representa 8.3 por ciento de la población ocupada, o bien, 3.85 millones de trabajadores, y los que laboran en el sector informal representan 28.9 por ciento de la PEA, es decir, 13.4 millones de personas. Esto indica que 40 por ciento de la población se encuentra en situación de alta vulnerabilidad, ya sea por desempleo, por trabajar menos tiempo del que requiere, o por tratarse de un sector sin prestaciones constitucionales ni beneficios sociales.

Por lo anterior, apunta el CEFP, no sorprende que el Banco de México mencione que a pesar de la recuperación del empleo formal, el mercado laboral continúa mostrando condiciones de “holgura”, y por lo mismo, que la evolución del gasto interno permanezca en un nivel bajo. Además, “la economía mexicana depende en gran medida del desempeño económico de Estados Unidos, que se encuentra en franca desaceleración. Ante esto, existen altas posibilidades de que en el segundo trimestre del año el mercado laboral mexicano continúe la tendencia a la baja”.

De acuerdo con el Inegi, la inversión en México reporta un comportamiento descendente: en mayo aumentó 9.11 por ciento en comparación con el mismo mes de 2010, lo que significó su décimo incremento consecutivo; sin embargo, esto no ha sido suficiente para que su nivel alcance el máximo observado de octubre de 2008 respecto con el cual presenta una caída acumulada de 9.97 por ciento. “La formación bruta de capital fijo total no muestra un crecimiento sostenido, lo que implica debilidad en la demanda interna del país”.

Por su parte, en junio pasado la producción industrial, con cifras desestacionalizadas que permiten observar el comportamiento de esta actividad a corto plazo, tuvo una disminución mensual de 0.57 por ciento, tras un crecimiento de 1.12 por ciento en mayo. “Ante el incierto panorama económico, se advierte que continuará la desaceleración industrial en los próximos meses”.

Las rebanadas del pastel

De la lectoría y los servicios en las instituciones públicas de salud, con copia para Armando Ahued, secretario del ramo en el gobierno de Marcelo Ebrard: “por culpa de algunos ‘servidores públicos’, como es el caso de la nefasta enfermera Amparo Cariño (nótese el apellido), quien dice trabajar en el Centro Comunitario de Salud Dr. Galo Soberón y Parra (Calzada Camarones 485, Azcapotzalco), se vulnera la imagen de las instituciones. Llevé a mi hija a ese centro para que la vacunaran. Después de más de dos horas de antesala (con sólo siete u ocho derechohabientes en espera de ser atendidos) la autodenominada enfermera Amparo Cariño –déspota y soberbia–, con absoluta falta de respeto a la dignidad de las personas y nula higiene –elemental en una institución de salud–, aplicó la vacuna a mi hija, en medio de gritos e insultos. El doctor Ahued debe aplicar un correctivo ejemplar a este tipo de servidores públicos, que denigran la imagen gubernamental, afectan a los mexicanos, son absolutamente antiprofesionales y violan los derechos ciudadanos. Con este tipo de personal primitivo nunca contaremos con las instituciones de calidad que merecemos” (Celeste Sáenz de Miera, radiocelesteabc@yahoo.com)… ¿Qué raro? Justo cuando en México SA se ventilan los trapos sucios de García Luna Productions y del góber piadoso, algún vándalo cibernético metió la mano en la cuenta de esta columna en Twitter. Qué casualidad

cfvmexico_sa@hotmail.com • mexicosa@infinitum.com.mx • http://twitter.com/cafevega

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: