#AMLO: Sesión de preguntas y respuestas en la conferencia magistral, Asociación Interdisciplinaria de Juristas de México

Publicado el diciembre 6, 2011, Bajo Noticias, Política, Autor MonaLisa.

México, DF / 6 Dic 2011 / http://www.amlo.org.mx/

* Honestidad, justicia y amor, fundamentos de la República amorosa, explica López Obrador


* Sesión de preguntas y respuestas durante la conferencia magistral que dictó Andrés Manuel López Obrador en el ciclo “Por México y para México”, que organiza la Asociación Interdisciplinaria de Juristas de México

P: Por la violencia en México advierto dos problemas falta de empleos y ausencia de valores, respecto al desempleo veo la necesidad de generar empleos y no regalar dinero como el programa de Solidaridad y respecto a la ausencia de valores, yo incentivaría que los medios de comunicación motivaran los valores como el trabajo y la honestidad y desmotivaría la delincuencia y la deshonestidad, ¿cuál sería tu propuesta para generar empleos y fomentar valores?
R: Bueno ese es un tema importante el cómo enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia. Yo sostengo que no se va a avanzar, no vamos a tener éxito en combatir la inseguridad y la violencia si no se atienden las causas que han originado este estallido de odio y de resentimiento.

Por qué la inseguridad y la violencia, por qué esa crisis que nos afecta a todos, porque no ha habido oportunidades de empleo, no se ha atendido a los jóvenes, se les han cerrado las puertas, no se les ha dado la oportunidad ni del trabajo ni del estudio.

Y considero que no basta en aplicar medidas coercitivas para enfrenta el problema de la inseguridad y de la violencia, no basta con la utilización del Ejército, de la Marina, de policías, de cárceles, de amenazas de mano dura, de leyes más severas, se tiene que atender el fondo del problema.

Se tiene que aceptar que no se han generado empleos en el país, un dato: de 15 años a la fecha se generan 500 mil empleos anuales y se necesitan un millón 200 mil. Cada año 700 mil mexicanos solo tienen como opción el abandonar el país para irse a buscar la vida en el otro lado de la frontera, la economía informal o tomar el camino de las conductas antisociales.

Y eso no se quiere ver, no se advierte que esa es la causa del problema de la inseguridad y de la violencia, y desde luego no se atiende el problema, es totalmente equivocado el querer resolver un problema que tiene como origen la falta de oportunidades, de trabajo y de bienestar, mediante el uso de la fuerza.

Yo soy partidario de que no se debe de usar la violencia para enfrentar la violencia. No se puede enfrentar el mal con el mal, no se puede a pagar el fuego con el fuego, es una concepción equivocada, el querer resolver el problema nada más con medidas coercitivas y ya estamos viendo que eso no resulta.

Por eso, que bien que se hace esa pregunta, qué vamos a hacer nosotros, vamos a echar a andar la economía, porque desde 28 años no habido crecimiento económico y si no hay crecimiento económico no hay empleos, y si no hay empleos, no hay bienestar, y si no hay bienestar no puede haber tranquilidad y paz social.

Vamos a impulsar el crecimiento económico mediante la puesta en práctica de proyectos productivos, vamos a impulsar mucho el desarrollo regional para que haya empleos.

El propósito es poder crecer a tasas anuales de cuando menos 6 por ciento para poder general el millón 200 mil empleos que se necesita y estamos también planteando que vamos a incorporar a los jóvenes al trabajo y al estudio, hay 7 millones de jóvenes sin oportunidades de trabajo y sin estudio, los vamos a incorporar.

He hablando en otras ocasiones de una experiencia importante, la que se presenta cuando la gran depresión económica, cuando el crack del 29 en Estados Unidos, gobernaba Franklin Delano Roosevelt, y echo a andar el programa para garantizar empleo pleno en seis semanas le dio trabajo a 4 millones de estadounidenses, sobre todo jóvenes, nosotros vamos a hacer algo parecido.

En los primeros seis meses de gobierno vamos a incorporar al trabajo y al estudio a los 7 millones de jóvenes que hoy no tienen esa oportunidad y tenemos que actuar así, tenemos que actuar así, porque si no, no vamos a poder serenar la vida pública del país, en nada hay vacíos, siempre se habla de que no hay vacíos de poder y es cierto, pero también en otras prácticas no hay vacíos.

Sino se va por los jóvenes, sino vamos casa por casa incorporando a los jóvenes al trabajo al estudio, llegan otros a hacerles propuestas indecorosas para engancharlos en actividades ilícitas, eso es lo que ha venido sucediendo.

Bueno, pero esto, insisto, no se atiende, se piensa más en que se va a resolver el problema con el uso de la fuerza y yo considero que la mejor forma de enfrentar el flagelo de la violencia, la más eficaz, la más humana, es atender las causas, frenar el empobrecimiento de la gente, dar oportunidades a todos para que de esta manera podamos garantizar la tranquilidad y la paz pública.

Sí es muy buena la pregunta sobre este tema, desde luego también hace falta el combatir la corrupción, empezando por definir muy bien la frontera entre autoridad y delincuencia, porque hay veces que no se sabe dónde termina la autoridad y dónde comienza la delincuencia, no hay fronteras.

Se tiene que poner en claro de que se va a combatir por parejo a todos los que comentan ilícitos, debe de quedar muy claro que no se va a perseguir a un grupo, a una banda para proteger a otra, el gobierno va a aplicar la ley por igual en el país, esto va a ayudar.

Y va a ayudar también el que podamos trabajar de manera coordinada. Cuando estuve de jefe de Gobierno todos los días, incluyendo sábado y domingos, había una reunión del gabinete de seguridad, me reunía todos los días por la mañana con el secretario de Gobierno, con el procurador, con el secretario de Seguridad Pública, con la consejera jurídica, nosotros recibíamos el parte de la policía de lo que sucedía en la ciudad en las últimas 24 horas y ahí tomábamos decisiones y se crearon 70 coordinaciones territoriales, donde actuaban también de manera coordinada el ministerio público, el jefe de la policía, un representante del jefe de Gobierno, esto es muy importante que haya coordinación.

A nivel nacional, pues no solo es la coordinación entre miembros de gabinete, sino la coordinación con gobiernos locales, el problema de la inseguridad y de la violencia no se puede delegar, no se puede tratar cada semana, en una reunión que por lo general se hace para ver asuntos de emergencia, esto requiere perseverancia, seguimiento diario, porque es un principal problema del país, lo que más le preocupa ahora a la gente: tanto la falta de trabajo como la inseguridad.

Entonces tiene que haber esta coordinación entre todos los encargados de atender el problema de la inseguridad y de la violencia, pero insisto, lo primero, lo principal, es mejorar condiciones de vida, las condiciones de trabajo, lo principal es que haya empleo, que haya bienestar y que se atienda a los jóvenes, eso es lo que va a dar resultados, no estar pensando en solo lo coercitivo, es como el caso de las enfermedades, lo mejor es la medicina preventiva, el que la gente no se enferme.

No estar pensando nada más en tener hospitales para curar, sino procurar que la gente no se enferme, hay que atender por eso las causas, este es nuestro planteamiento acerca de cómo enfrentar el problema de la inseguridad y de la violencia.

P: ¿Retomando el tema que usted acaba de hablar, el trabajador mexicano qué le parece a usted volver a incorporar la capacitación educativa y dividirla de capacitación y adiestramiento para efecto de que sean evaluados nuestros trabajadores a base de su actividad técnica, profesional con los… el empleador o el patrón cada año y el trabajador que sea despedido, que…. tenga oportunidad a ir con la sociedad y reconocimiento al mercado del trabajo?
R: Totalmente de acuerdo, cuando hablamos de incorporar a los jóvenes al trabajo, al estudio, lo que nos preguntan y hemos venido aclarando y además ya hay un proyecto sobre esto, es cómo se va a financiar, esa es una pregunta, hemos hecho el análisis presupuestal nos costaría echar a andar este plan que se llama, lo queremos denominar: “Jóvenes construyendo el futuro”, 150 mil millones de pesos al año, pero tengamos presente de que el presupuesto nacional es de 3 billones 500 mil millones, es decir, estaríamos hablando de 3, 4 por ciento del presupuesto nacional.

Y este programa lo consideramos urgente y se aplicaría en tanto se regrese a la normalidad económica, una vez que ya la economía tenga tasas de crecimiento del 6 y del 7 por ciento anual y se puedan ocupar un millón 200 mil trabajadores anuales ya no haría falta ese programa, lo estamos planteando para dos o tres años en tanto regresamos a la normalidad en lo económico y lo estamos considerando como un programa de preempleo, porque originalmente partiríamos del salario mínimo y lo que se necesita es que el trabajador mexicano tenga buenos salarios, pero esto se va a lograr, insisto, cuando se reactive la economía.

En qué emplear a los jóvenes, los 7 millones de jóvenes, en muchas actividades productivas, tenemos que reforestar por ejemplo un millón de hectáreas de la zona Lacandona, necesitamos reforestar con árboles maderables por cuestiones de empleo, también por cuestiones ecológicas, necesitamos por poner un ejemplo construir caminos pavimentados no con el uso de maquinaria, sino con el empleo intensivo de mano de obra en Oaxaca y en otras partes del país.

Oaxaca tiene 570 municipios y hay 300 municipios de Oaxaca que no tiene camino pavimentado a sus cabeceras municipales, entonces ahí hay mucho trabajo que hacer y también una manera de emplear a los jóvenes en la capacitación, hay muchos profesionistas desempleados, maestros, que podrían participar en este programa con la capacitación, entendiendo que se requiere a la capacitación de los trabajadores desde luego que hay que impulsar eso.

Nada más con la aclaración de que debe ser capacitación, no adiestramiento, no me gusta el llamar adiestramiento, y procurar que cada vez haya mejor calidad en la fuerza del trabajo, de por si y esa es una de las cosas que tenemos que tener en cuenta como elementos buenos, el trabajador mexicanos es excepcional.

Es de los mejores trabajadores del mundo, es cosa también de capacitarlo mejor y que esto va a ayudar a tener una mejor productividad en toda la actividad productiva, en toda la actividad económica, insisto y de acuerdo en eso, es muy importante todo lo que tiene que ver con la formación, con la capacitación.

P: ¿Lic. Obrador dos preguntas si usted puede resumirla en una sola, la primera es por qué por segunda ocasión el licenciado Obrador intenta nuevamente competir a favor de la izquierda para ocupar la primera magistratura de este país y la segunda licenciado es si usted llegará a ganar la Presidencia de la República, que lo deseamos que así sería, qué pasaría con la delincuencia organizada… si usted gana la Presidencia licenciado Obrador de qué manera trataría de confrontar a la delincuencia?
R: Bueno, de nuevo voy a participar, ya ustedes conocen el procedimiento que se llevó a cabo, teníamos un acuerdo con Marcelo Ebrard, que iba a representar a las fuerzas progresistas del país el que estuviese mejor posicionado, eso se resolvió y gracias a la actitud responsable, inteligente de Marcelo Ebrard, que nos dio una lección de dignidad y de congruencia, entonces por eso voy a estar representando a las fuerzas progresistas, no puedo hablar, ustedes son abogados, de que soy precandidato, de que soy candidato, porque me acusarían de actos anticipados de campaña.

Empieza la precampaña a partir del 18 de diciembre, estoy aquí como se dijo muy bien, como aspirante y como ciudadano y como amigo de ustedes. Vamos de nuevo y quiero decirles que tenemos esa responsabilidad, no es la obsesión al cargo, no nos mueve la ambición al poder por el poder, mucho menos la ambición al dinero, yo siempre he sostenido que el poder solo tiene sentido y se convierte en virtud cuando se pone al servicio de los demás.

Entonces voy a participar porque mucha gente cree en nosotros y nos están dando su confianza, tengo esa responsabilidad y por eso voy de nuevo a participar. Ya ganamos en una ocasión, la vez pasada, ahora vamos a volver a ganar.

Lo de la delincuencia organizada lo explique cómo enfrentar la delincuencia organizada, bueno con un gobierno organizado y honesto, así hablábamos de esto, se dice que la delincuencia está organizada, pero el gobierno no, y lo que se requiere es que el gobierno esté organizado y que haya honestidad y justicia.

Hoy di a conocer los fundamentos para una República Amorosa, les invito a que lean ese texto, sale publicado en el periódico La Jornada, porque ahí está nuestra propuesta.

Tres fundamentos: honestidad que es fundamental, uno de los principales problemas del país es la corrupción política y no aparece este tema en la agenda nacional, lo que más daña a México no aparece en la agenda, se habla de reformas estructurales de todo tipo, pero no se habla de elevar a rango supremo la honestidad.

Vivimos en un mundo globalizado y no se importan las experiencias de países, de gobiernos que han hecho de la honestidad el eje rector de su vida pública y que gracias a eso tienen buenos niveles de desarrollo, es el caso de los países nórdicos.

Acaban de dar a conocer el reporte de la última encuesta sobre percepción de corrupción en 182 países del mundo, Grecia, Dinamarca y otros países los primeros sitios, México en el lugar 100 y no necesitaríamos importar ese valor, porque lo tenemos en nuestro país, es cosa nada más de exaltarlo, de darle su lugar, de darle su sitio, de convertirlo en política.

Imagínense cuánto se lograría con esto, el gobernante tendría autoridad moral para el desempeño de sus funciones, no habría privilegios, se podría llevar a cabo una política de austeridad republicana para liberar fondos al desarrollo y ya no se iría el presupuesto, una cantidad importante del presupuesto por el caño de la corrupción y se utilizarían esos recursos para el desarrollo del país, eso es honestidad.

Lo segundo justicia, en la concepción amplia de justicia, justicia no solo para ser más humanos, para distinguirnos de los animales, porque el ser humano tiene como propósito ser cada vez más humano, no podemos darle la espalda a quienes sufren, tenemos que darle la mano al que se quedó atrás para que se empareje y caminemos todos juntos, no solo por eso, sino se tiene que entender de que si no se combate la desigualdad y la pobreza, pues no vamos a detener la frustración y los estallidos de odio y de violencia.

Entonces justicia, se requiere enfrentar la monstruosa desigualdad económica y social que hay en nuestro país y lo tercero, el amor, el gobierno tiene que tener como fin último el promover la felicidad del pueblo, cuando hablo de una República Amorosa se dice esto no tiene que ver con la política, sí tiene que ver, como no, si ese debe de ser el objetivo final, el objetivo principal de un buen gobierno.

La Constitución estadounidense vigente está como un derecho el promover la felicidad del pueblo, en la Constitución francesa, igual, de finales del siglo XVIII se establece el derecho a la felicidad y en la Constitución de Apatzingán de 1814, se establecía el derecho del pueblo a la felicidad.

Tenemos que hacer también un código de moral, un código para el bien, hoy se dio sus fundamentos, lo que estoy planteando es que todo el que tenga algo que aportar sobre este tema, estamos hablando de filósofos, psicólogos, sociólogos, abogados, madres, padres de familia, ancianos respetables, todos son llamados a la elaboración de lo que llamo una Constitución Moral, ahora sí que estamos convocando a un constituyente, pero con el propósito de elaborar una cartilla moral, porque el problema de México no es nada más el de la falta de bienes materiales, sino también el de la pérdida de valores, culturales, morales, espirituales y tenemos que buscar el equilibrio. Entonces así es como queremos enfrentar el problema de la delincuencia organizada.

P: ¿Cuál sería su libro o compendió de conceptos filosóficos, jurídicos o sociales en los que se ha inspirado para convocarnos hoy a todos los juristas de México para lograr juntos la felicidad social de la nación mexicana?
R: Ahora está de moda hacer esas preguntas, en este caso los 136 artículos de la Constitución.

P: ¿Yo hablo como empresario, el mismo nivel que tiene usted que se ha dedicado a recorrer el país por todos lados, yo desde los 16 años de edad he trabajado con los trabajadores y sé que son los mejores del mundo y los más preparados, ustedes que representan la justicia, por qué hay dos clases de justicia, los empresarios de primer nivel y todo el resto que trabajamos al igual que usted todo los días para formar nuevos empleos y nadie nos los reconoce o nadie nos ayuda?
R: Bueno, el Proyecto de Nación que estamos hablando de cómo reactivar la economía de manera puntual, las acciones que se van a llevar a la práctica y en el caso de pequeños y medianos empresarios, estamos proponiendo impulsar mucho la actividad productiva, ayudarlos, se tiene que impulsar a la pequeña, a la mediana empresa, porque es la que más mano de obra genera, 90 por ciento de los trabajadores están empleados en la pequeña y en la mediana empresa.

Cómo apoyarlos, con créditos que no se otorga, la banca tiene otros fines, vive de los intereses que le paga el gobierno, no impulsa el desarrollo, todo eso lo tenemos que resolver convenciendo, persuadiendo a los banqueros, el que tiene que ofrecer créditos.

Que haya crédito y que se reduzcan las tasas de interés, porque se paga mucho de tasas de intereses en el país, en el caso por ejemplo de las tarjetas de crédito es exagerado, son las tasas más altas del mundo, es un abuso, todo eso también, porque existen monopolios y no hay competencia, un gobierno democrático tiene que promover la competencia, no permitir los monopolios que además están prohibidos por la Constitución.

En muchos casos lo que hay que hacer para mejorar la vida pública de México es aplicar lo que a está establecido en la Constitución que desgraciadamente se ha convertido en letra muerta, ahí está el programa, bueno ayudar para que no existan estos precios exagerados a la pequeña y a la mediana empresa. Tenemos el propósito de reducir el precio de los combustibles, vamos a bajar el precio de las gasolinas, del diesel, del gas y de la luz. Lo vamos a lograr, volvemos a lo mismo, porque no se va a permitir la corrupción, se está comprando la gasolina en el extranjero, 400 mil barriles diarios, 20 mil millones de dólares se destina a la compra del combustible en el extranjero, aparte de eso se tiene que destinar alrededor 150 mil millones de pesos del presupuesto, como subsidio a los combustibles, y no es un subsidio a los consumidores, es lo que va a parar a unas cuantas manos, a lo que se hacen cargo, a los que tienen el negocio de la compra de los combustibles en el extranjero.

Que cuando se habla de corrupción siempre se piensa en la mordida, pues no, no es solo eso, lo más dañino, es lo que tiene que ver con la corrupción arriba, los grandes negocios, los jugosos negocios que se hacen al amparo del poder público.

Entonces, vamos a bajar los precios de los combustibles, vamos a resolver también lo que tiene que ver con la política fiscal. Se tienen que terminar los privilegios fiscales. No es posible que los que tienen más ingresos, no paguen impuestos.

No se cumple lo que establece la Constitución, que los impuestos hay que cobrarlos de manera progresiva, que tiene que pagar más el que tiene más.

Vuelvo a lo mismo, es cosa de que se cumpla la Constitución, y vamos a simplificar todo lo que tiene que ver con el pago de impuestos, en beneficio de pequeños y medianos empresarios y pequeños y medianos comerciantes.

Estamos pensando en una forma de cobro de impuestos, en donde se le dé la confianza al ciudadano, que no se vea al ciudadano como un delincuente en potencia. No vamos a llamarles impuestos, sino contribuciones, porque va a darse la confianza en la gente.

Todos los ciudadanos, de acuerdo a lo que estamos pensando, los 80 millones de ciudadanos, van a manifestar cuánto es su ingreso. Aquel que no tenga ingresos o muy pocos, desde luego que no va a contribuir.

El que sí tiene ingresos, que tiene utilidades, va a contribuir, lo va a manifestar y va a ir a una institución bancaria y va a depositar lo que, mediante una fórmula sencilla, le va a corresponder pagar de lo que antes o hasta ahora se llama impuesto, todos los ciudadanos.

Y la fiscalización va a ser por sorteo, para que no haya extorsiones con inspectores fiscales y todo esto que conocemos.

Eso sí, va a aplicarse la ley, en el caso de que haya evasión fiscal. Pero se va a dar toda la confianza. Entonces, todo esto va a ayudar mucho a simplificar lo fiscal.

Todo eso lo estamos planteando, en apoyo a la pequeña y mediana empresas. Ahora sí, con esto me despido de ustedes. Nos vamos a seguir encontrando.

Muchísimas gracias amigas y amigos.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: