Acaban con familia del ex líder del Cartel del Golfo en Morelos

Publicado el diciembre 7, 2011, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Pedro Tonantzin/ Excélsior/ 07 diciembre 2011.

* Matan en Cuernavaca a dos parientes más de “El Mojo”, abatido en junio; entonces, su esposa y una tía fueron ejecutadas y cercenadas

Un comando armado lanzó una ráfaga de disparos contra una mujer anciana y un joven, que resultaron ser madre e hijo, los cuales fueron asesinados prácticamente afuera de su domicilio por unos sujetos armados, los cuales viajaban a bordo de dos vehículos en la colonia La Carolina a la altura del mercado.

Los occisos fueron identificados por los familiares como María Luisa Vargas Trujillo de 66 años de edad y su hijo Gilberto Martínez Vargas de 39 años, ambos con domicilio en la privada Rubén Darío de la colonia La Carolina.

Cabe destacar que la Procuraduría General de Justicia (PGJ) dio a conocer que María Luisa y Gilberto, era tía y primo de Ulises Martínez González alias “El Mojo” quien fue líder del Cartel del Golfo (CDG), quien fue abatido durante un enfrentamiento con federales, el 6 de junio.

También han sido asesinados su tía y su pareja sentimental, cuyos cuerpos han sido abandonados en la autopista México-Cuernavaca. Su tía Lilia Martínez Jacobo fue descuartizada y sus restos arrojados bajo el puente de Galerías el pasado 29 de junio, mientras que su esposa fue ejecutada de tres disparos el pasado 4 de noviembre.

Durante la noche del martes, vecinos de esta colonia informaron a las autoridades que en la calle Luis G. Urbina de dicha colonia, dos personas estaban heridas por disparos de arma de fuego. Esta colonia popular ubicada a cinco minutos del centro de Cuernavaca, es considerada el territorio de los líderes del Cartel del Golfo en Morelos.

Los paramédicos arribaron al lugar, donde observaron los cuerpos de dos personas tirados en la calle quienes ya no presentaban signos de vida, por lo que fue el servicio médico forense el que realizó el levantamiento de los cadáveres.

En la escena del crimen había 16 casquillos calibre de “Cuerno de Chivo” y 9 milímetros, cuyas evidencias fueron recogidas por los criminalistas.

Las autoridades comentaron que estas personas iban caminando por la calle, cuando varios individuos armados a bordo de dos carros comenzaron a dispararles.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: