Retoman la propuesta de crear una secretaría de ciencias

Publicado el enero 20, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

► Integrantes de la Academia Mexicana de Ciencias (AMC) retomaron la añeja propuesta de crear una secretaría de Estado en materia de ciencia y tecnología (que reúna todas las áreas del conocimiento, incluidas las humanidades y la cultura) y se pronunciaron por dar mayor impulso al trabajo multidisciplinario entre todas las esferas científicas, pues de lo contrario no se podrán atender y resolver los problemas que enfrenta México.

► Diego Valadés plantea agregar un párrafo al artículo 25 de la Constitución para apoyar la investigación y la innovación como actividades prioritarias para el progreso de México

Periódico La Jornada/ Emir Olivares Alonso/ 20 enero 2012/

▪ Asimismo, a propuesta del constitucionalista Diego Valadés, la AMC planteará que se eleve a rango constitucional el apoyo a la investigación, innovación y desarrollo técnico como actividades prioritarias para el progreso del país.

Durante los debates vespertinos del congreso Ciencia y humanidades 2012, organizado por la AMC, Valadés, miembro del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), planteó agregar un párrafo al artículo 25 de la Constitución con el siguiente texto:

La investigación, la innovación y el desarrollo técnico son una prioridad para el aprovechamiento de los recursos naturales, la solución de los problemas nacionales, el crecimiento económico, el bienestar social y el progreso cultural. El Estado promoverá la cooperación internacional, apoyará a las instituciones públicas de investigación y de enseñanza superior, financiará de manera directa los proyectos que considere adecuados por su calidad y trascedencdia, contribuirá a la formación de capital humano y adoptará estímulos para las actividades de investigación, innovación técnica y formación de capital humano que lleven a cabo los sectores social o privado.

De incluirse la propuesta en la Constitución, aseveró, las fuerzas de cooperación se trasladarán de lo económico y político a lo científico y cultural.

Dicha propuesta será retomada por la AMC, señaló Arturo Menchaca, presidente del organismo.

Antes, durante la mesa redonda del segundo día de actividades del congreso, el ex rector de la UNAM Juan Ramón de la Fuente, la filósofa Juliana González, el patólogo Adolfo Martínez Palomo y el físico Arturo Menchaca coincidieron en la importancia de instituir una secretaría de ciencias que impulse la investigación y unifique a las ciencias exactas, sociales, tecnología, cultura y las humanidades.

De la Fuente subrayó que sólo una ciudadanía intelectualmente soberana puede evitar que la democracia derive en plutocracia, se pierda en la burocracia o, lo que es peor aún, se someta a la mercadocracia.

El ex rector de la UNAM destacó que el conocimiento es hoy, quizá más que nunca, fundamental para el desarrollo, para la construcción de una sociedad más justa, más libre, más democrática y más solvente. Todo ello sobre la base inobjetable de la soberanía intelectual de todos y cada uno de sus miembros.

Por su parte, Menchaca expuso el documento El único camino hacia el desarrollo pasa por el conocimiento: una serie de propuestas de política científica dirigidas a los aspirantes a la Presidencia de la República. Detalló que en éste se plantea mejorar la calidad educativa del país, aumentar los recursos humanos de alto nivel en ciencia y tecnología, proporcionar mayor prioridad gubernamental a esos rubros y mayor inversión.

México, dijo, necesita una población educada especialmente para aspirar a un desarrollo científico y tecnológico propio, por lo que corresponde al sector público enfrentar el problema con visión de Estado. Indicó que en la actualidad el país vende sólo 4 por ciento y compra 96 por ciento de la ciencia y la tecnología que consume, lo que lo orilla a perder competitividad.

Juliana González, profesora emérita de la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM, calificó de aberrante el porcentaje de dependencia en innovación de México, que si no se basa en su conocimiento científico no podrá salir adelante. Éste incluso nos llevaría a enajenar nuestra soberanía.

Adolfo Martínez Palomo, del Centro de Investigaciones y de Estudios Avanzados (Cinvestav), destacó la necesidad de que todas las áreas del conocimiento trabajen de manera coordinada en la resolución de los problemas nacionales. Ejemplo de ello, dijo, es el tema de la salud, en el que factores sociales como pobreza, educación o trabajo en ocasiones son más impactantes que los biológicos para atender las enfermedades.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: