Emite el gobierno alerta migratoria contra tres exgobernadores de Tamaulipas

Publicado el enero 30, 2012, Bajo Nacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

Eugenio Hernández, Tomás Yarrington y Manuel Cavazos Lerma, los tres últimos gobernadores de Tamaulipas, están bajo la lupa de las autoridades federales. Y en la antesala de la contienda electoral 2012, se obliga a los aeropuertos a informar sobre cualquier viaje que realicen ellos y 46 familiares, funcionarios, empresarios y colaboradores tamaulipecos

Vanguardia/ 30 enero 2012/

Los nombres de los priístas Eugenio Hernández, Tomás Yarrington y Manuel Cavazos Lerma, fueron incluídos esta semana en una alerta girada por el gobierno federal a distintos aeropuertos mexicanos.

El oficio fechado el pasado 13 de enero, bajo la referencia CGA/595/2012, es firmado por el agente del ministerio público federal David Juárez Mora. Pero el documento apenas fue remitido y conocido la semana pasada en las sedes aeroportuarias.

De acuerdo a reportes de seguridad e inteligencia nacionales y extranjeros, los tres ex gobernadores de Tamaulipas habrían sido incluídos en una averiguación previa de la Subprocuraduria de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), adscrita a la Procuraduría General de la República.

Fuentes consultadas revelaron que el oficio exige a los funcionarios aeroportuarios dar aviso a las autoridades sobre el tránsito de los tres políticos priistas y de 46 personas más.

Se demanda que den aviso sobre cualquier vuelo nacional o al extranjero que realicen a partir de ese momento, e incluso se pide el reporte de los vuelos que habrían hecho los personajes en los 90 días anteriores al exhorto.

El listado incluye a familiares de los ex gobernadores, funcionarios de sus administraciones, empresarios presuntamente afines a sus intereses e incluso algunos comunicadores tamaulipecos.

La alerta no define los términos de la averiguación, pero se presume que podría está vinculada a distintas denuncias presentadas entre 1998 y 2011.

Esas denuncias van desde señalamientos por corrupción en el ejercicio de la función pública, hasta presunción de vínculos de los ex mandatarios con actividades ligadas al crimen organizado.

Y a menos que se revelen nuevas indagatorias que obliguen al exhorto, hay quienes advierten que la desempolvada de viejos expedientes podría ubicarse en la antesala al primer golpe politico contra el PRI y que podría terminar de influir en la elección presidencial de 2012.

Uno de los tres ex gobernadores, Manuel Cavazos Lerma, venía fungiendo como secretario de Acción Electoral del PRI bajo la era Peña Nieto. Y ahora es uno de los candidatos insignia por Tamaulipas al Senado de la República.

Durante las últimas dos décadas Tamaulipas se convirtió en el estado sede del Cártel del Golfo, una de las más poderosas organizaciones del crimen organizado que gestara Juan García Abrego, fortaleciera Osiel Cárdenas Guillén y terminara dividido y confrontado con su brazo operador que fueron Los Zetas.

Después de Chihuahua y Sinaloa, Tamaulipas se convirtió en la tercera entidad con el mayor crecimiento en el número de ejecuciones por crimen organizado. De las 266 que registró entre 2007 y 2009, se dispararon a mil 206 tan solo en el 2010.

El despliegue de los cárteles se habría acelerado en el sexenio de Manuel Cavazos Lerma (1993-1999), recrudecido en el de Tomás Yarrington (1999-2004) y alcanzado su clímax en la administración de Eugenio Hernández (2004-2010) con el asesinato en junio de 2010 del candidato priista a la gubernatura, Rodolfo Torre Cantú.

Uno a uno los tres ex gobernadores han sido señalados en su momento como solapadores o cómplices de las actividades del cártel que en los 90’s y en la primera década del nuevo milenio dominó la mitad del narcotráfico en México.

▪ MANUEL CAVAZOS LERMA.- Sus expedientes de presuntas vinculaciones al crimen organizado incluyen una denuncia presentada ante las autoridades mexicanas y norteamericanas por Omar Durán, un alto funcionario sanitario de Tamulipas que está exiliado desde hace 13 años en los Estados Unidos.

De acuerdo a su denuncia, expuesta el 25 de noviembre de 2010 en el noticiero de Carmen Aristegui, como gobernador Cavazos Lerma habría solapado el tráfico de armas y drogas entre Chiapas y los Estados Unidos a través de los retenes fitosanitarios instalados en Tamaulipas.

Sus revelaciones ante las autoridades federales y norteamericanas le habrían valido al funcionario las presuntas amenazas a sus hijas por parte del chofer del entonces gobernador.

Además la presunta exigencia del secretario particular de Manuel Cavazos Lerma para que retirara sus acusaciones. Siempre bajo la promesa de que “el sol sale para todos”. No aceptó y se vio obligado a pedir asilo a las autoridades norteamericanas.

▪ TOMÁS YARRINGTON.- Sus relaciones políticas y personales con el presidente panista Vicente Fox fueron inmejorables.

Y su operación electoral –ya con su sucesor Eugenio Hernández como gobernador– le dieron a Felipe Calderón los votos suficientes para que con Nuevo León, Sonora, Coahuila y Puebla, entre otros estados priistas del Tucom, el panismo ganara la presidencia en 2006.

Desde 1998 enfrentó el expediente 146/DGMPE-EB/98 por una denuncia interpuesta por el perredista José Luis González Meza y por el ex embajador de México en Nicaragua, José Puente León.

En ella se acusa al entonces gobernador de tráfico de influencias y lavado de dinero, pretendiendo ligarlo con Osiel Cárdenas Guillén, quien –de acuerdo a esa averiguación– se presume vivía muy cerca de la casa del ex gobernador.

La denuncia incluiría un presunto video en el que Yarrington habría acudido a apadrinar la fiesta de una de las hijas de quien en ese entonces era el jefe de jefes del Cártel del Golfo. Hasta ahora la denuncia no prosperaba en la PGR.

Y no sería la primera vez que pretenden darle un golpe político a quien el ex presidente norteamericano George W. Bush calificara en el 2003 como “una estrella en ascenso dentro de la política mexicana”.

Hace seis años, cuando se disputaba la interna priista en la que Tomás Yarrington figuraba como precandidato por el Tucom, apareció en febrero de 2006 un desplegado en el diario Reforma.

Firmado por un ingeniero y empresario tamaulipeco, Rogelio Villa García, se pretendía ligar al ex gobernador al cártel de Osiel Cárdenas Guillén y exigía cuentas sobre su fortuna.

El desplegado pretendía vincular el financiamiento de la precandidatura del ex gobernador tamaulipeco al dinero negro del Cártel del Golfo.

La trama cayó por sí misma cuando nadie, ni medios ni cámaras patronales, pudieron identificar quién era Rogelio Villa García.

▪ EUGENIO HERNÁNDEZ.- La mayor crisis en la lucha contra el crimen organizado en Tamaulipas se dio el 28 de junio de 2010, días antes de la elección para gobernador, cuando el candidato del PRI, Rodolfo Torre Cantú, fue abatido con sus escoltas en las afueras de Ciudad Victoria.

El relevo de su hermano, Egidio Torre Cantú, y su consecuente victoria, no aminoró el sacudimiento político que significó el deceso del candidato priista. Y las especulaciones arreciaron sobre los móviles de su ejecución.

Otro de los casos más emblemáticos en la administración de Eugenio Hernández lo constituyó la captura de Ismael Ortega Galicia, que figuraba como escolta del gobernador tamaulipeco.

El hombre de 35 años de edad aparecía en las listas de los sicarios más buscados por los Estados Unidos, con una recompensa de 5 millones de dólares. La publicación fue hecha por el diario Reforma el 3 de julio de 2010, unos días antes de la elección para gobernador.

Durante la gestión de Eugenio Hernández se dio también el descubrimiento de los 72 cadáveres de migrantes en una narcofosa en el municipio de San Fernando, en un hecho que conmocionó a la opinión pública internacional.

Sin embargo esa administración vivió el mayor recrudecimiento de la violencia, tanto en las fronteras como en los puertos tamaulipecos, como consecuencia de la guerra que se libró tras la ruptura entre el Cártel del Golfo y Los Zetas.

Aliados con el cártel de los Beltrán Leyva, Los Zetas pretendieron imponer su ley por encima del Golfo, que terminó aliado a los intereses del Cártel de Sinaloa, que encabeza Joaquín “El Chapo” Guzmán.

Pero quien sin duda previó el lanzamiento de la alerta migratoria que hoy tiene bajo la lupa a los tres ex gobernadores priistas de Tamaulipas fue Manuel Cavazos Lerma.

Y en una declaración en la que defendió en días pasados al candidato priista Enrique Peña Nieto contra la ola de ataques en su contra, el ex gobernador alertó:

“Hay que defender a Enrique Peña Nieto… anda muy arriba y como anda muy arriba, lo andan golpee, golpee y golpee.

“Y tenemos que defenderlo, tenemos que cuidarlo. Y lo mismo si hablan mal de Lupita Flores de Suárez (compañera de fórmula de Cavazos Lerma al Senado), o de un servidor.

“Hay que salir a la defensa, no dejen las cosas al ahí se va, porque luego, como lo decía Hitler, una mentira mil veces repetida se hace verdad”.

Mentira o verdad, la alerta migratoria emitida contra los tres ex gobernadores dará mucho de qué hablar.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: