Lamenta Papa la crisis de valores, corrupción y violencia en México

Publicado el marzo 25, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Carolina Gómez, Claudia Herrera y Arturo Cano, enviados, y Carlos García, corresponsal / La Jornada

México, DF. El papa Benedicto XVI confió en que Cristo ayude a los feligreses mexicanos y latinoamericanos “a promover audazmente la paz, la concordia la justicia y la solidaridad.”

Al encabezar una misa multitudinaria en el Parque Bicentenario en la ciudad de Silao Guanajuato, el pontífice también hizo hincapié en que los cristianos y las comunidades eclesiales “resistan a la tentación de una fe superficial y rutinaria a veces fragmentaria e incoherente” y los instó a “superar el cansancio de la fe y recuperar la alegría de ser cristianos, de estar sostenidos por la felicidad interior de conocer a Cristo y de pertenecer a esta Iglesia”.

El máximo jerarca de la Iglesia dijo que con dicha y alegría nacen también las “energías para servir a Cristo en las situaciones agobiantes de sufrimiento humano”.

También el Papa expreso su alegría por estar cerca del monumento a Cristo Rey, “lugar emblemático de la fe del pueblo mexicano”, y resaltó el hecho de que el reinado de Cristo “no consiste en el poder de sus ejércitos para someter a los demás por la fuerza o la violencia”.

Dijo que éste se funda en “un poder mÁs grande que gana los corazones el amor de Dios”.

Al momento de la eucaristía, el presidente Felipe Calderón encabezó la fila para recibir la comunión. Le siguió su familia.

También el abanderado del PRI a la presidencia, Enrique Peña Nieto, recibió la comunión. En tanto cientos fieles se acercan a los sacerdotes que están ofreciendo las hostias.

Según con los organizadores, para esta liturgia se contaban con poco más de dos mil hostias.

Al pronunciar el Ángelus Domini, el papa Benedicto XVI lamentó que “tantas familias se encuentren divididas o forzadas a la migración” y añadió que “muchas padecen a causa de la pobreza, la corrupción, la violencia doméstica, el narcotráfico, la crisis de valores y la criminalidad”.

Instó a los fieles a que en “tiempos de prueba y dolor” se pongan en manos de Cristo Rey y de la Virgen Guadalupana.

Asimismo, el pontífice confió en que con la gracia de la Virgen de Guadalupe, México continúe “llamando al respeto, a la defensa y promoción de la vida humana y al fomento de la fraternidad, evitando la inútil venganza y desterrando el odio que divide”.

Al término de la misa, el máximo jerarca de la Iglesia católica se arrodilló frente a una imagen de la Guadalupana frente a la cual oro por el país. En tanto cientos de fieles gritaban “Viva el Papa, Viva Cristo Rey, viva la Guadalupana”.

La gente comenzó a retirarse del Parque Bicentenario, y algunos tienen incluso que recorrer hasta diez kilómetros para llegar al estacionamiento.

El Papa abordó el helicóptero Súper Puma de la Fuerza Aérea Mexicana y que usualmente utiliza el Presidente de la República para dirigirse al Colegio Miraflores a descansar, y luego reiniciar su agenda por la tarde.

Miles de fieles caminan por la autopista que va de Silao a León a pleno rayo de sol. Pese a las horas de espera, pues algunos llegaron desde ayer en la mañana, el entusiasmo por el Papa no decrece. Muchos compran diversos artículos alusivos al pontífice, playeras, banderines, fotos del Papa a diez pesos y pañoletas. Una joven extiende una pancarta en la que se lee “Gracias Benedicto por estar aquí”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: