#ReformaLaboral: Privilegian PRI y PAN a dirigentes; aun lesiva, avalaremos la reforma

Publicado el octubre 6, 2012, Bajo Política, Autor MonaLisa.

* El Senado insistirá en la transparencia gremial, pero no sacrificaremos lo más por lo menos: Lozano.

* Miembros de la CTM y CROC, González Cuevas y Neyra sólo exigen que no se audite a los sindicatos.


Ernesto Gándara y Javier Lozano, presidente y secretario de la Comisión de Trabajo del Senado, respectivamente, durante los trabajos para revisar la minuta de reforma laboral enviada desde San Lázaro / Foto Francisco Olvera.

En la primera reunión formal de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado se evidenció la actuación de los priístas Isaías González Cuevas y Armando Neyra Chávez, quienes advirtieron que la reforma laboral se congelará en la Cámara de Diputados si se hace algún cambio a la minuta que ésta envió.

Reconocieron que aunque muchas de las nuevas condiciones de trabajo consignadas en esa legislación lesionan derechos obreros fundamentales, la votarán en favor, siempre y cuando no se incluya el capítulo de transparencia y democratización sindical.

Andrea Becerril / Periódico La Jornada / Sábado 6 de octubre de 2012

El panista Javier Lozano, secretario de esa comisión, resaltó que su bancada insistirá en que el Senado actúe como cámara revisora y reintegre a la minuta el articulado que obliga a realizar elecciones libres en los sindicatos y a la rendición de cuentas de sus dirigencias, pero al final, en entrevista, aclaró que si no logran los votos suficientes para ello, aprobarán la minuta aun sin la democracia sindical, ya que no vamos a sacrificar lo más por lo menos.

Aunque un día antes el coordinador de la bancada blanquiazul, Ernesto Cordero, refrendó que pelearán por esas modificaciones, ayer el ex secretario del Trabajo dijo que la democratización sindical no es moneda de cambio, en lo que pareció un retroceso.

Pretenden un chantaje

Durante la reunión, Lozano no se confrontó con los líderes príístas, sólo señaló que no debe haber temor por modificar el proyecto de Ley Federal del Trabajo aprobado por los diputados, pero cuando ya no los tuvo enfrente, declaró que éstos pretenden un chantaje al plantear no toques a los sindicatos, no te metas con la vida interna, no pidas democracia para los trabajadores, vete con lo que tienes para evitar que (la minuta) se regrese a la cámara de origen.

La Comisión de Trabajo, que preside el príísta Ernesto Gándara Camou, ayer se reunió para definir el calendario de encuentros con representantes sindicales, empresariales, abogados, académicos y autoridades; ahí González Cuevas y Neyra Chávez advirtieron de entrada su rechazo a que se modifique la minuta.

Después de que la senadora Alejandra Barrales (PRD) expresara que su partido votará contra la reforma, la que –dijo– no va a resolver el problema del desempleo y sí a tocar conquistas fundamentales, y de que Lozano señalara que van por la democracia sindical, González y Neyra, que al mismo tiempo son integrantes de la dirigencia de la CTM y la CROC, las dos principales centrales obreras del país, advirtieron que también van por cambios.

González Cuevas dijo que incluso propondrán que el Senado pague la realización de una encuesta nacional, a fin de que los trabajadores opinen sobre esa reforma. Neyra Chávez planteó que ya que hablan de transparencia, es justo que en los consejos de administración de las empresas haya un lugar para un representante sindical, para que pueda verificar, por ejemplo, las utilidades que se reparten. Contradictorios, insistieron en que la minuta no sufra cambio alguno, pero destacaron lo lesivo de su contenido. González Cuevas resaltó que están contra el pago por horas porque quiebra al trabajador, ya que se fraccionan la antiguedad, el séptimo día y la seguridad social.

Neyra Chávez puso en duda que con el cambio a la LFT se vayan a crear 400 mil empleos; dijo que le preocupa la contratación temporal, porque hay estadísticas que hablan de que sólo 8 por ciento de los asalariados del país cuentan con contrato colectivo, y se manifestó en contra de que un auditor externo supervise el manejo de los dineros sindicales, ya que –sostuvo– hay transparencia en gremios.

Dirigente cetemista desde hace casi medio siglo, Neyra Chávez, quien ha sido cinco veces diputado, mostró dificultades para expresarse –sólo cuenta con estudios de primaria–, pero aun así afirmó que no se requiere llevar a la ley obligaciones de transparencia a las dirigencias gremiales.

Dijo que el patrón está obligado a descontar las cuotas sindicales, las cajas de ahorro o las aportaciones solidarias de los trabajadores –como un día para festejar el 12 de diciembre a la Virgen de Guadalupe– y entregarlas al tesorero sindical; en asamblea se rinden cuentas de esos recursos, aseguró.

Tanto Neyra como González Cuevas fueron reticentes a la decisión de volver a consultar a los interesados en la reforma laboral. Este último dijo que en todo caso la opinión que interesa es la de empresarios y trabajadores. En ese tenor, cuando Barrales anunció que participará el abogado laboral Arturo Alcalde, de inmediato Lozano pidió que se integre a otros expertos en derecho laboral.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: