Fraguan militantes del PVEM despojo de tierra en Chiapas

Publicado el noviembre 25, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

* Denuncia JBG actos de provocación

Los zapatistas y su bases de apoyo enfrentan actos de injusticia y provocación en Motozintla, denuncia la junta de buen gobierno Hacia la esperanza. Imagen de archivo / Foto José Carlo González

La junta de buen gobierno (JBG) Hacia la esperanza, de la zona selva fronteriza en Chiapas, con sede en el caracol de La Realidad, denunció actos de injusticia y provocación contra bases de apoyo de EZLN del municipio autónomo Tierra y Libertad.

Hermann Bellinghausen / Periódico La Jornada / Domingo 25 de noviembre de 2012

Un caso involucra a dos zapatistas presos desde hace cinco meses bajo acusaciones falsas, pobladores de la fracción San Ramón en el municipio oficial de Motozintla. El otro es un intento de despojo de militantes del Partido Verde Ecologista de México (PVEM) contra el pueblo Che Guevara, ubicado en Belisario Domínguez, también Motozintla. Dan rabia las injusticias de los malos gobiernos, en todas partes nos están provocando.

Por cargos falsos, y por tanto sin probar, se encuentran en prisión los hermanos Aníbal y Carlos López Monzón, bases de apoyo zapatistas en San Ramón, detenidos por policías estatales el pasado 20 de junio, junto con otros dos hermanos, Jacobo y Juan.

Los hechos que originaron esta situación ocurrieron el 15 de mayo de 2011, cuando los tres primeros regresaban de sus trabajos a bordo de una camioneta. En el camino los esperaban Elfego Díaz Velásquez, César López de León (padre e hijo), Argelio Díaz López, Javier Díaz López, Julio Díaz López, Alba López de León, Alida López de León, Bulmaro Santiso López y Vidal López Velásquez, quienes los bajaron de la camioneta y los golpearon brutalmente con piedras y palos, intentando matarlos.

Aníbal, añade la JBG, resultó el más golpeado. Quedó inconciente, casi muerto. En ese momento una patrulla de Tapachula iba pasando, con el comandante Victoriano López Aguirre y cinco auxiliares, y cuando vieron que nuestros compañeros estaban siendo golpeados no intervinieron y se retiraron, convirtiéndose en cómplices de los agresores. Otros vecinos brindaron auxilio a los golpeados. A las 12 de la noche llegó una patrulla a recoger a los agresores, pero no para castigarlos, sino protegerlos. Con la complicidad de los licenciados Juan Antonio Gómez Coello y Antonio López de León, así como del Ministerio Publico de Motozintla, inventaron delitos falsos contra nuestros compañeros y su hermano.

Su único delito es ser zapatistas, dice la JBG. Los delincuentes son organizados y pagados por el mal gobierno para perseguir a los zapatistas; echan a andar a funcionarios corruptos como el MP de Motozintla Rodolfo Cruz Martínez, y el de Tapachula, que junto con los actores empiezan a inventar delitos: presuntos robos, lesiones, daños, allanamientos. Del mismo modo, seis vecinos no zapatistas que los auxiliaron el día del ataque, están acusados de similares delitos.

El 20 de junio, Aníbal y Carlos, con sus hermanos Juan y Jacobo, se dirigían a Tapachula. Para esa fecha la banda de delincuentes ya habían ido a inventar delitos con sus cómplices, y así son detenidos los cuatro por policías ministeriales. La JBG indica: Hemos tratado de solucionar el problema, y el mal gobierno no ha querido. Se solicitó la intervención del Centro de Derechos Humanos Fray Bartolomé de las Casas. Éste pidió que los agresores rectificaran su declaración. “Los malos licenciados justifican a sus clientes delincuentes diciendo que ‘no llegaron’”.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos ha estado viendo el caso sin resultados, pura justificación de los malos gobiernos. La JBG asevera: Sólo queremos justicia. No somos mentirosos ni tramposos, no defendemos a los que hacen mal al pueblo, sean o no zapatistas. Juan y Jacobo López Monzón solamente auxiliaron a sus hermanos. Así son los malos gobiernos; no quieren que nadie nos auxilie a los zapatistas, quien lo haga es considerado un delincuente. La JBG demanda la libertad de los cuatro y que les paguen sus días y meses de trabajo, porque sus familiares están sufriendo ya que nadie les sustenta sus vida.

Por otro lado, la junta denuncia que miembros del PVEM pretenden despojar de tierras a las bases de apoyo del pueblo Che Guevara. El 17 de octubre, Manuel Barrios Hernández, de Che Guevara, fue balaceado por Olegario Roblero Rodríguez, por un problema de tierra que ya esta resuelto por la JBG.

En el terreno recuperado viven las bases del EZLN. El que era dueño está muerto, tiene su hijo y su hija Guillermo Pompilio e Ilse Gálvez Pinto. Por razones de zapatistas como somos, les dimos 30 hectáreas a cada uno y nos quedamos con 30 hectáreas y 4 quedaron sin repartirse porque no se pueden trabajar; 94 en total. Resulta que Guillermo e Ilse se ponen de acuerdo con los malos gobiernos y el partido en que están (PVEM) para desalojar a nuestros compañeros. Para ello, los que están actuando son Carmela Oseguera Ramos, Silvano Bartolomé Pérez, Fidadelfo Salas Verdugo, Heladio Pérez Rodríguez, Bersai y Misael Escobar, Olegario Roblero Rodríguez, Ángel Roblero Figueroa, Eusetis y Denser Oseguera, denuncia la JBG.

Responsabiliza de lo que está pasando y pueda pasar a los tres niveles de gobiernos: Oscar René Gonzáles Galindo (edil), Juan Sabines Guerrero, el nuevo mañoso de Manuel Velasco y al Calaverón de calavera de Calderón que ya se va.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: