web analytics

TV Azteca se apodera de Chiapas

Publicado el noviembre 28, 2012, Bajo Columna de opinión, Estados, Autor Gloriamlo.


Jenaro Villamil / 2012-11-24

TELEVISIÓN

TV Azteca supo explotar muy bien su relación con el saliente gobierno chiapaneco. Comenzó con la propaganda disfrazada de información que se cobra como anuncio comercial: la “publicidad integrada”, una forma que halló la televisora para darle vuelta a la ley que prohíbe la promoción de los funcionarios públicos con cargo al erario. Pero no se detuvo ahí.

El dueño de la empresa del Ajusco aprovechó esa relación perversa para ir plantando banderas en el estado sureño: ahora ya posee al equipo local de futbol, promovió la creación de las “ciudades rurales sustentables”, colocó a algunos de sus exempleados en la administración pública estatal y hasta tiene un par de pisos reservados en la emblemática Torre Chiapas.

En el noticiario estelar de Canal 13, Hechos, aparece el gobernador saliente de Chiapas, Juan Sabines Guerrero, y anuncia un proyecto de inversión para producir biodiésel en esa entidad. Es el jueves 1, un mes antes de que el mandatario le deje el poder a su sucesor Manuel Velasco, del Partido Verde.

El segmento dura más de un minuto. En él aparece la imagen de Sabines y una voz en off da la información como si se tratara de un anuncio promocional del gobierno. Pero no es parte formal del segmento de publicidad sino del noticiario estelar de TV Azteca. Y sin embargo tiene costo: 1 millón de pesos, según los documentos obtenidos por Proceso que documentan la existencia de una estructura paralela para “vender noticias”.

A lo largo de su sexenio Sabines se convirtió en el “cliente” consentido de las empresas de Ricardo Salinas Pliego.

Tanto la televisora como el gobernador han presumido ampliamente su buena relación: Fundación Azteca creó el proyecto de las Ciudades Rurales Sustentables, dos pisos de la Torre Chiapas son ocupados por las compañías de Ricardo Salinas Pliego (Elektra, Iusacell, Canal 40, Banco Azteca, Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca), el equipo Jaguares de futbol fue adquirido por el principal accionista de la televisora y hasta su exdirector de Proyecto 40, Luis Armando Melgar, y su hija Ninfa Salinas fueron candidatos a legisladores federales por ese estado.

Nada es casual en esa relación de privilegio. Sabines se convirtió en el mandatario estatal que más dinero público destinó a la llamada “publicidad integrada” (publicidad disfrazada de información) en la pantalla de los tres canales de TV Azteca: 7, 13 y Proyecto 40.

Sólo entre 2008 y 2010 la inversión de Chiapas en este rubro creció 182%; pasó de 74.2 millones a 209.5 millones de pesos, según un reporte interno de clientes publicitarios de la televisora, al cual este semanario tuvo acceso.

Después de Chiapas el estado que más invirtió en este tipo de publicidad fue Veracruz, que entre 2008 y 2010 pasó de 32 a 80 millones de pesos (150% de crecimiento); Nuevo León pagó 85 millones de pesos en 2010. Pemex invirtió el mismo año 25 millones de pesos. El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) pasó de 28.8 a 48.2 millones de pesos, un crecimiento de 67%.

En agosto de 2011 un reporte interno de TV Azteca –que Proceso pudo consultar– también destacaba la enorme inversión del gobierno de Chiapas en publicidad televisiva: 97 millones como cifra “externa” y 174.3 millones como cifra “interna”, seguida por el Consejo de Promoción Turística, entidad federal que invirtió 79.2 millones como cifra “externa” y 79.8 millones como monto “interno”.

En la misma lista aparecen la Lotería Nacional con 22.4 millones de pesos, el Gobierno del Distrito Federal con 8.6 millones de saldo “externo” y 20.8 millones de saldo “interno”, el gobierno de Yucatán con 27.2 millones, el de Puebla con 19.8 millones y el de Guanajuato con 6.9 millones de pesos.

La doble contabilidad

En todos estos casos las cifras se dividen en “saldos externos” y “saldos internos”. Se trata de una doble contabilidad que ordenan a los vendedores del área de la Dirección General de Ventas Gobierno de TV Azteca, para enganchar a potenciales clientes y dejar un “guardadito” que le permita a la televisora tener más dinero de la publicidad gubernamental.

Según dos extrabajadores de esta área, que hablaron con Proceso a condición del anonimato, el “cliente” –generalmente gobernadores o alcaldes– no sabe que existe esa doble contabilidad. Se le presentan, incluso, monitoreos de notas “positivas” y “negativas” para incentivarlo a comprar más espacio noticioso.

La clave de esta operación radica en la existencia de dos compañías que funcionan como brókers o intermediarios que le permiten a la televisora de Salinas Pliego y a sus clientes gubernamentales darle la vuelta a la prohibición constitucional de compra de tiempo-aire para promoción personal de gobernadores y funcionarios públicos.

La primera de estas compañías es Mercadotecnia y Servicios Avanzados (MAZ), registrada el 16 de octubre de 2007. La otra es Jeshom Publicidad y Mercadotecnia, registrada el 2 de junio de 2009. Legalmente están separadas de la estructura del Grupo Salinas, pero operan a las órdenes de Benjamín Mendoza, director general de Ventas Gobierno de TV Azteca y sobrino de Jorge Mendoza, exsenador y actual ­diputado federal priista. Mendoza fue quien encabezó la “toma” de las instalaciones de Canal 40 en el Cerro del Chiquihuite, en diciembre de 2002.

De Benjamín Mendoza depende Jesús Adrián Frías de la Parra, quien sí aparece como uno de los dos accionistas en el registro de Jeshom Publicidad y Mercadotecnia, junto con Homero Cárdenas Garza, según el folio 397819 del Registro Público de la Propiedad.

El vínculo entre MAZ, Jeshom y TV Azteca es claro, aunque no se especifica en ninguno de los contratos firmados entre la televisora y algunas entidades públicas –como Chiapas o Pemex–, cuyas copias obtuvo Proceso.

Por ejemplo, Jeshom Publicidad y Mercadotecnia aparece como uno de los proveedores en el portal público del gobierno de Jalisco (www.jalisco.gob.mx). Su responsable tiene el siguiente correo electrónico cgarcia@mazmexico.com.

En la licitación pública del 31 de enero de 2011 de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para la contratación de servicios publicitarios del primer informe anual de actividades de 2010, uno de los cinco proveedores aparece como “Jeshom Mercado en Línea S.A., Agencia MAZ (TV Azteca)”.

Son los dos únicos registros en los que públicamente se observa un vínculo. Sin embargo, en los documentos internos de estas dos compañías, obtenidos por Proceso, se ve claramente que los gerentes que trabajan para MAZ y Jeshom se dedican a cobrarle a los gobernadores, alcaldes y dependencias federales las notas informativas que se transmiten en los programas Hechos Noche, Hechos AM, Hechos Meridiano, Info 7 Tarde, Buenas Noches con Edith, entre otros.

Por ejemplo, el reporte interno de MAZ del 1 de enero al 15 de noviembre de 2009 contabilizó lo siguiente: El gobierno de Chiapas tenía 88 notas con un costo de 39.1 millones de pesos; el Estado de México, 74 notas con un costo de 37.6 millones de pesos; Veracruz registró nueve notas con un costo de 5.6 millones de pesos; el IMSS, 15 notas con 5.7 millones de pesos; el gobierno de Morelos, cinco notas a 2.8 millones de pesos; Pronósticos Deportivos, seis notas con 1.2 millones de pesos, y el Consejo de Promoción Turística de México, cinco notas a 1.6 millones de pesos.

Más específico es otro reporte del 1 de enero al 30 de junio de 2010, sólo del gobierno de Chiapas. Por la nota del conejobús en Hechos Noche, del 4 de enero, le cobraron 1 millón de pesos; la misma cantidad por cada una de las notas de la visita de Sabines a Washington el 25 y 26 de marzo; y hasta 1 millón de pesos por una nota que dice “Detención de exdiputado”, transmitida en Hechos Noche el 29 de enero de 2010.

Los brókers de Salinas Pliego

La reforma electoral de 2007-2008, aprobada en el Congreso de la Unión, puso furiosos a los dueños de Televisa y TV Azteca por la prohibición expresa de compra de tiempo-aire para la promoción personal de los gobernadores y funcionarios públicos en general, salvo en sus informes de gobierno.

Televisa ya tenía operando a varias empresas pantalla o brókers, como TV Promo y Radar Servicios Especializados, con quienes Enrique Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México, contrató desde octubre de 2005 un millonario convenio anual no sólo para promoverlo en los espacios informativos, sino en entrevistas y hasta en programas de espectáculos o deportivos.

TV Azteca decidió crear sus propios brókers para darle la vuelta a la prohibición electoral y encontrar una mina de oro en los gobernadores, alcaldes y titulares de varias dependencias federales como Pronósticos Deportivos, Lotería Nacional, Consejo de Promoción Turística de México, Pemex, entre otros.

El 16 de octubre de 2007, según el folio 371366 del Registro Público de la Propiedad, se creó la empresa Mercadotecnia y Servicios Avanzados, Sociedad Anónima de Capital Variable, con el siguiente objetivo:

“El diseño, la distribución y producción de cualquier tipo de publicidad. La realización y organización de toda clase de eventos, seminarios, conferencias, estudios de mercado, así como convenciones que realicen con las artes gráficas, publicidad y diseño de novedades de cualquier tipo. La realización y diseño de catálogos, diseño editorial, displays y fotografía, así como la renta de espacios publicitarios y el diseño de campañas publicitarias.”

El registro de la compañía se realizó ante el notario Carlos Antonio Montes de Oca a solicitud de Javier Mendoza García y Roberto Camarillo Rivera, quienes aparecen como los dos únicos socios. Mendoza García, el “administrador único”, está emparentado con Jorge Mendoza Garza, quien fungió como vicepresidente de Asuntos Públicos e Informativos del Grupo Salinas. Actualmente es diputado federal y aspirante al gobierno de Nuevo León.

Jorge Mendoza nombró a su sobrino Bernardo Mendoza director general de Ventas Gobierno de TV Azteca. De él dependen los directivos de MAZ y de ­Jeshom, especialmente Adrián Frías y ­Edith Pacheco, según confirmaron a Proceso tres exgerentes que trabajaron a las órdenes de Mendoza.

Jeshom se creó dos años después, el 2 de junio de 2009, teniendo como accionistas a Jesús Adrián Frías de la Parra y a Homero Cárdenas Garza, según el folio 397819 del Registro Público de la Propiedad.

El objeto social de esta compañía es más amplio que el de MAZ, ya que prácticamente abarca todas las actividades de servicios publicitarios:

“a) El diseño, la producción y la comercialización de cualquier tipo de publicidad; b) el desarrollo de proyectos de rodaje, posproducción de todo tipo de producciones audiovisuales, señalándose en forma enunciativa los relativos a comerciales, videoclips, videos corporativos, videos inductivos, eventos, conferencias, convenciones, programas de televisión y radio e infomerciales; c) organización y producción de todo tipo de eventos como conciertos, cursos, reuniones, convenciones, media training de carácter corporativo, gobierno, comerciales, deportivos, culturales, especiales y, en general, de cualquier tipo; d) producción y comercialización de todo tipo de materiales gráficos simples y de avanzada, animaciones, súper imposiciones estáticas y animadas, plecas, cortinillas, logos, etcétera; e) la realización, creación, estrategia y desarrollo de imagen de marca de posicionamiento, publicitarias, de activación de promociones, fusión de conceptos creativos, compra de medios, página web o portal de internet, así como la compra de cualquier medio y/o canal de publicidad alternativa; f) la creación y realización de estrategias publicitarias, análisis y compra de medios, desarrollo de concepto creativo, desarrollo de identidad de marca/producto y en general de cualquier índole; g) la realización de toda clase de estudios de mercado, así como de convenciones que realicen con las artes gráficas, publicidad y diseño de novedades de cualquier tipo; h) la realización y diseño de catálogos, diseño editorial, displays y fotografía, así como la renta de espacios publicitarios y el diseño de campañas publicitarias de cualquier tipo.”

El caso Sabines

La relación más fructífera es entre TV Azteca y el gobernador saliente de Chiapas, Juan Sabines. El mandatario de una de las entidades más pobres del país invirtió más en “publicidad integrada” y en proyectos con Ricardo Salinas Pliego que el propio Enrique Peña Nieto cuando gobernó el Estado de México, o que Marcelo Ebrard, jefe de Gobierno capitalino.

Una copia del contrato de 62 millones de pesos firmado por ambas partes, para cubrir del 24 de octubre al 31 de diciembre de 2009, establece que el gobierno de Chiapas pagará en dos partes este monto (32 millones de pesos el 30 de noviembre de 2009 y el resto el 15 de diciembre del mismo año).

A cambio “TV Azteca se obliga a prestar al gobierno los servicios televisivos consistentes en la difusión de información y transmisión de anuncios publicitarios a través de la red nacional 7 y 13, para espoteo, pauta nacional, producto integrado, publirreportajes de destinos turísticos y actividades culturales”.

Por TV Azteca firmaron Othón Frías Calderón, apoderado legal de la empresa, y Miguel Ángel Osio Trejo, director de Comunicación Social e Información y Opinión Pública del gobierno de Sabines. Osio fue coordinador de noticias de TV Azteca antes de ser funcionario estatal. Sólo estuvo seis meses en el cargo, pero abrió el camino para estos contratos millonarios.

En 2010 firmaron otro contrato, éste por 168.5 millones de pesos más 16% de IVA, con vigencia del 15 de enero al 31 de diciembre del mismo año. En el contrato, cuya copia también tiene este semanario, ya no se menciona que TV Azteca dará servicios de “producto integrado”.

El convenio es “para espoteo, promoción de obras y acciones de gobierno, destinos turísticos, actividades culturales y eventos de organismos gubernamentales”.

La cifra de 168.5 millones de pesos del contrato de 2010 contrasta con la de 209.5 millones de pesos que tiene el reporte interno del área de ventas de TV Azteca. En 2011 las cifras de esta misma área son contradictorias: como “saldo externo” mencionan 97 millones de pesos y como “saldo interno”, 174.3 millones de pesos, el más elevado de todos sus clientes públicos.

El gobierno de Sabines nunca dio acceso público a estos contratos. La organización Fundar, dedicada a la investigación y la transparencia en los gastos publicitarios de los gobiernos y entidades públicas federales, considera que en Chiapas no se cumple ninguna obligación de rendición de cuentas en esta materia.

Fundar interpuso una demanda civil ante la Sala Primera del Tribunal de Justicia Electoral y Administrativa de Chiapas para acceder a los contratos y a la información del gasto en publicidad. El argumento oficial para negar este acceso es que “la información está en un proceso deliberativo”, debido a la auditoría interna.

Fundar también solicitó la intervención del Instituto de Acceso a la Información Pública de la Administración Pública Estatal de Chiapas. Este organismo, controlado por el propio Sabines, determinó que era procedente el argumento de reserva del Instituto de Comunicación Social para negar información sobre el gasto publicitario.

En contraste con la opacidad en este gasto, la relación entre TV Azteca y Sabines ha sido presumida públicamente. La empresa de Salinas Pliego participó en el proyecto de Ciudades Rurales Sustentables de la que, según Sabines, el artífice fue Esteban Moctezuma, entonces presidente de Fundación Azteca. En febrero de 2008 Moctezuma fue nombrado por Sabines presidente del Consejo Consultivo de Ciudades Rurales Sustentables.

Chiapas se convirtió en un set para las grabaciones de los programas y telenovelas de TV Azteca. En 2008 durante cinco días se grabó ahí el programa Ventaneando; desde 2007 la final del reality La academia se hace en Chiapas y la telenovela Pasión morena se grabó en la entidad en 2009, en la que el gobierno de Sabines cubrió los gastos de estancia y producción de ésta.

En mayo de 2010 Salinas Pliego concretó la polémica compra de 51% de las acciones del equipo de futbol Jaguares. Apenas dos años antes el gobierno de Sabines inyectó 60 millones de pesos para convertir en acciones la deuda del equipo. El estadio Víctor Manuel Reyna se le entregó en comodato a la oncena chiapaneca, propiedad ya de Grupo Salinas.

El 30 de marzo de 2011 Sabines inauguró junto con Salinas Pliego la Torre Chiapas, donde se invirtieron mil 142 millones de pesos. Dos pisos de esta torre (el 18 y el 19) fueron destinados a las empresas de Grupo Salinas, incluyendo Iusacell y hasta la Orquesta Sinfónica Esperanza Azteca.

Generoso, el gobierno de Sabines también le entregó a Salinas terrenos para instalar torres de producción de energía eólica en el municipio de Arriaga y muchas otras facilidades para que sus principales colaboradores convirtieran a Chiapas en “territorio TV Azteca”.

Fuente: Proceso

Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment