#1Dm: Recuerdos del ayer

Publicado el diciembre 10, 2012, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

Iván Restrepo / Opinión en La Jornada / 10-XII-12

Escuchar y leer a varios comentaristas políticos y directores de noticieros me recordó la represión contra los maestros y ferrocarrileros a fines de los años 50, y contra los estudiantes en 1968 y 1971.

El grito de prensa vendida de miles de manifestantes frente a Excélsior y a los halcones patrocinados por el gobierno de la ciudad. El delito de ataques a la paz pública, me recuerda el de disolución social que llevó a la cárcel a líderes obreros y campesinos, políticos de la oposición, estudiantes y profesores.

Escuchar al procurador de Justicia del Distrito Federal (hoy responsable de la seguridad pública) diciendo que las consignaciones por los lamentables hechos del primero de diciembre estaban sustentadas en pruebas irrebatibles, me recordó al sistema judicial que consignó y condenó a los enemigos de México en la época más autoritaria del PRI-gobierno.

Mientras todos los detenidos injustamente deben quedar en libertad, el gobierno federal y el de la capital necesitan explicar a satisfacción las fallas y los abusos de los cuerpos policiacos el citado día. Y detener a los verdaderos culpables de los daños causados en el Centro Histórico.

Luego de seis años, el licenciado Calderón viajó en avión, en clase turista, rumbo a la Universidad de Harvard. En contraste con su viaje sin lujos, destinó 6 mil 860 millones de pesos en autoelogiarse como gobernante. Le estaríamos agradecidos si esos miles de millones hubieran tenido mejor destino. Por ejemplo, para reforestar, creando de paso en el sector rural parte de los empleos que prometió en su campaña electoral.

El nuevo titular de la Secretaría del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Semarnat) revela que se talan 500 mil hectáreas de bosques y selvas cada año. También hubieran servido para dotar a los hospitales de lo más urgente. O para que en las escuelas haya agua potable y así reducir el consumo de refrescos que causa obesidad entre los jóvenes. México ya sobrepasó a Estados Unidos en demanda de refrescos, igual que en obesidad y sobrepeso, que afectan a 70 por ciento de los adultos y a 30 por ciento de los niños.

Para combatir esos dos males la Cámara de Diputados estudia fijar un impuesto de 20 por ciento a dicho consumo. Y destinar parte de lo que se recaude a dotar de agua potable a las escuelas, pues su mayoría carece de ella. En la ciudad de México apenas 523 centros escolares de los casi 5 mil que existen disponen de agua de calidad. Mucho peor es el panorama en el resto del país. Las trasnacionales refresqueras y sus socios locales movilizan todas sus influencias para evitar dicho impuesto.

No acaban los nuevos funcionarios de acomodarse en sus oficinas y un informe internacional reitera que con el panismo México ascendió en corrupción, mal que Calderón y su partido dijeron que iban a combatir sin tregua.

El nuevo procurador general de la República asegura que recibe esa institución deshecha. Ello explica en parte por qué ninguno de los autores materiales e intelectuales de los más de 30 defensores de los recursos naturales asesinados en el sexenio anterior está preso. Gozan de impunidad también los jueces y policías de Puebla que le fabricaron delitos a los indígenas José Ramón Aniceto y Pascual Agustín. Estuvieron en la cárcel tres de los ocho años a los que fueron condenados injustamente. El motivo real: luchar por que su comunidad en la sierra norte de Puebla tenga agua potable, un recurso del que se apoderó el cacique de la localidad.

Y para cerrar, llega un misógino a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa): Francisco Moreno Merino. Cuando aspiraba a senador por Morelos dijo que no hay mujer bonita que no haya sido meretriz. Su partido, el PRI, le quitó la candidatura. Se disciplinó y como es gente de confianza de Peña Nieto ya cobra en una institución que necesita renovarse, contar con los recursos necesarios para el desempeño de sus labores y no depender, como hasta hoy, de la Semarnat. Una de sus primeras tareas debe ser sancionar a las maquiladoras que utilizan sustancias tóxicas que van a dar a las corrientes de agua. El caso de las prendas Levi’s no es el único.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: