web analytics

México, segundo país de América Latina con más billonarios: Cepal

Publicado el diciembre 30, 2012, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

Pero ya están pensando en gravar a los pobres con el alza en el IVA, QPM. RNR.
Va la nota:

* A nivel mundial es una de las naciones que menos recauda por gravar patrimonios, señala.

* Hay un multimillonario por cada 10 millones de habitantes, revela investigación sobre élites.

Manifestación de indignados frente a las oficinas del Servicio de Administración Tributaria / Foto María Luisa Severiano

Susana González G. / La Jornada / 30 Dic. 2012

México es el segundo país de América Latina con mayor número de billonarios pero a nivel mundial es uno de los que menos recursos obtiene por los impuestos que cobra sobre la propiedad o el patrimonio, advierte la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) en una investigación sobre élites económicas, desigualdad y tributación.

Sólo superado por Brasil con 30 billonarios, México tiene 11, a razón de uno por cada 10 millones de habitantes, y encabezan la élite económica; es decir, una minoría que concentra un alto porcentaje del ingreso nacional y que controla una significativa proporción de los recursos productivos.

Según la Cepal, a nivel mundial hay una tendencia de incrementar levemente los impuestos a la propiedad, pero en América Latina se mantienen en una tasa muy baja y en México se encuentan estancados desde hace 20 años.

La importancia del impuesto al patrimonio en la recaudación es baja, en general (en la región), aunque hay significativas diferencias entre los países… Ha venido disminuyendo en algunas economías, aunque también hay casos (Brasil, Colombia, Ecuador y Guatemala) en los que ha aumentado sostenidamente, mientras que en México representa 0.18 por ciento del producto interno bruto (PIB) desde comienzos de los años 90, precisa el documento.

Los recursos que México obtiene por los impuestos a la propiedad o al patrimonio representan la tercera parte de 0.42 por ciento del PIB que obtienen en promedio los países de América Latina y casi la cuarta parte de 0.68 por ciento calculado para los países en transición, revela la Cepal.

A nivel mundial, la media de este tipo de impuestos equivale a 1.04 por ciento del PIB y para los países de la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), al que pertenece México, llega a 2.12 por ciento, es decir 12 veces más.

Hasta 2007, último año del que se tienen cifras comparables para los 11 países que analiza la Cepal, Bolivia era el que más recursos obtenía de los impuestos a la propiedad o al patrimonio, equivalentes a 0.62 por ciento de su PIB. Le seguía Chile, con 0.59 por ciento; Colombia, con 0.54 por ciento, y Argentina y Brasil, con 0.44 por ciento.

En el otro extremo se ubican Ecuador, con sólo 0.14 por ciento del PIB, pero subió desde 0.1 por ciento registrado en 1990. Guatemala, con 0.16 por ciento contra 0.09 por ciento que tenía dos décadas atrás. México se coloca en el tercer lugar de los que menos ingresos obtienen por estos impuestos, ya que desde los 90 equivalen a 0.18 por ciento del PIB.

Si bien la Cepal acota que el incremento de impuestos a los más ricos no resolverá por sí solo el problema de la desigualdad social, sostiene que en América Latina y otras regiones hay un amplio margen para ampliarlos sobre quienes tienen las rentas más altas. Recuerda que, de acuerdo con una propuesta de la ONU, se podrían obtener entre 40 y 50 billones de dólares por año si se establece un impuesto de uno por ciento sobre sus activos netos a los mil 200 millonarios del mundo.

No es claro que la obtención de los ingresos más altos sólo refleje una legítima retribución por el esfuerzo y el talento desplegado en los mercados competititivos. Los contactos políticos, el origen social, el trato favorable en materia tributaria y las regulaciones que benefician a los ricos también contribuyen a la acumulación de grandes fortunas sin una vinculación productiva evidente, señala el estudio, a cargo de Andrés Solimano y Juan Pablo Jiménez, consultor y oficial de la Cepal en Montevideo, respectivamente.

La concentración del ingreso y el patrimonio en una pequeña minoría acentúa la desigualdad social, sostiene el documento y agrega que ejemplo de la falta de legitimación social de la concentración del ingreso es el llamado de billonarios, como Warren Buffet y otros de Europa, de incrementar sus contribuciones, pero en contraste, ningún billonario latinoamericano comparte públicamente esta propuesta.

Advierte también de lo controversial que resulta el tema de incrementar los impuestos a los más ricos ya que el argumento que siempre se utiliza para defenderlos es presentarlos como el motor de crecimiento de las economías de mercado, con la generación de empleos, inversión, ahorro e innovación. Así que cualquier intento por elevar los impuestos en un país puede dar origen a la fuga de capitales y ahorros y dado el poder de las élites económicas no se debe subestimar su capacidad de ejercer presión para evitarlo, puntualiza.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK:

Leave a Comment