Transnacionales ganan con la crisis del campo, reprochan campesinos a Peña

Publicado el mayo 28, 2013, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.


Campesinos mexicanos. Abusos cotidianos. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO, D.F. (apro).- La situación económica y social del país se ha agravado en los últimos cuatro sexenios de gobiernos “neoliberales”, pues uno de cada dos mexicanos es pobre y uno de cada cuatro sobrevive con hambre, denunció Max Correa, dirigente de la Central Campesina Cardenista (CCC).

Patricia Dávila / PROCESO / 27 de mayo de 2013

Por ello demandó al presidente Enrique Peña Nieto impulsar el Pacto para el Campo, con el fin de remontar la pérdida de autosuficiencia alimentaria que enfrenta el país.

En el marco del Noveno Congreso Nacional Ordinario de la CCC, que se realizó en el Auditorio Nacional, Correa Hernández sostuvo que los campesinos reclaman un nuevo pacto con el Estado mexicano para superar la pobreza y recuperar la soberanía alimentaria.

También dijo que las transnacionales son las ganadoras de esta crisis en el campo, y entre ellas Nestlé, Gamesa, Modelo, Sabritas, Maseca, Monsanto, Cargill y Bachoco.

“Estos monopolios agroalimentarios se han constituido en uno más de los poderes fácticos que negocian directamente con los poderes públicos y que le han quitado al Estado mexicano la rectoría de la política alimentaria, situación que los consumidores padecen, los productores sufren y los gobiernos protegen”, acusó el líder campesino.

Por ello, hizo un llamado al Consejo Rector del Pacto por México y al gobierno federal para iniciar ya las negociaciones del Pacto Rural para la Reforma del Campo.

Las negociaciones deben sustentarse, puntualizó, en los siguientes compromisos básicos: apoyo a la agricultura campesina y familiar con inversión en organización, capital social y humano; inversión en bienes públicos, infraestructura pública y conectividad, así como preservación de recursos naturales y defensa de los derechos de la madre tierra para enfrentar el cambio climático.

Además, se debe considerar una agenda legislativa que permita compactar y simplificar el marco jurídico del sector rural, aparte de hacer operativas y funcionales a las instituciones y a los presupuestos del sector.

Aunque aseguró que los campesinos están lejos de ser el problema del sector, Max Correa advirtió que “estamos listos para movilizarnos. Convoco a la unidad de las organizaciones campesinas que hay en el país para que en los próximos meses se luche hasta lograr el Pacto Rural para la Reforma del Campo”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: