Análisis Político: ELECCIONES SIN VOTOS por @migueltrabago

Publicado el julio 12, 2013, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.


Columna semanal del Prof. y Lic. Miguel Treviño Rábago
Cd. Reynosa, Tamps., 12 de julio de 2013.

LAS ELECCIONES en 14 entidades federativas han dejado un sabor muy amargo a todos los actores políticos. El abstencionismo del 60% de los electores, ha sido el gran triunfador y por ello deducimos que los alcaldes y los diputados locales que resultaron “ganadores” el pasado 7 de julio, fueron electos por minorías de ciudadanos y por lo tanto, su representatividad es muy discutible y limitada.

HAY MIL explicaciones acerca del por qué los electores no se presentaron a sufragar en las urnas.

La que más he escuchado es la de todos son iguales, prometen mucho y nunca cumplen nada. Y es que los candidatos de todos los partidos políticos una y otra vez han engañado a la ciudadanía formulando dizque “compromisos” que luego terminan convertidos en humo. Los votantes ya se cansaron de éstas prácticas mañosas y sienten que en cada elección, los “triunfadores” terminan burlándose y escondiéndose de sus electores.

LO CIERTO es que si echamos la mirada hacia atrás, la mala selección de los candidatos a las gubernaturas, alcaldías y diputaciones viene desde las prácticas corruptas y antidemocráticas de todos los partidos políticos. Las mafias que se han enquistado en las dirigencias nacionales, estatales y municipales imponen descaradamente a los candidatos y candidatas despreciando a sus militantes. Por más que se quiera a veces simular que se recoge la opinión de las bases, todos sabemos que el “dedazo” es ya una práctica común en todos los institutos políticos llámense PRI, PAN, PRD, PVEM, PANAL, MC, PT, ETC. Como diría el payasito de la tele, es igual, es igual.

SI LOS partidos son los más antidemocráticos a la hora de seleccionar candidatos, es absurdo que esperen que los electores concurran a “elegirlos” democráticamente. Se parte de una apreciación errónea de los dirigentes de estos organismos, que le dan trato a los ciudadanos de retrasados mentales. ¿ Cómo votar por hombres y mujeres que pertenecen a las pandillas políticas de cada partido ? ¿ Cómo elegir a personas sin trayectoria, sin experiencia, sin arrastre popular y muchas veces hasta sin militancia partidista ? ¿ Cómo votar por gente extraña para que gobierne un municipio o participe en un Congreso Estatal ?…..

SE PUEDE culpar fácilmente al gobierno federal y a los gobiernos estatales de haber intervenido en el reciente proceso electoral, pero esa ha sido la historia de siempre. No hay aquí ninguna novedad. Lo han hecho tanto los del PRI como los del PAN y los del PRD en el Distrito Federal. Lo más gracioso es que se acusan unos a otros de lo mismo, cuando todos se dedican alegremente a las mismas prácticas tramposas, deshonestas, fraudulentas y antidemocráticas. No hay pues a quién irle cuando los resultados no los favorecen.

LOS PARTIDOS políticos están agotados ideológicamente en México. No dan para más. Se pervirtieron y se pudrieron cuando traicionaron sus principios, sus ideales, sus plataformas electorales y pisotearon sus propios estatutos. Y esto es fácilmente comprobable al observar que los actuales dirigentes de los partidos no son ni remotamente la sombra de los fundadores al menos del PRI y del PAN. ¿ Dónde están en el PRI los auténticos revolucionarios que defendían al pueblo humilde y trabajador ? ¿ Dónde están en el PAN los auténticos demócratas que luchan por un patria generosa y ordenada ?…..Agregándole que los grandes hombres de la Izquierda mexicana ya todos se murieron. La izquierda “oficial” de hoy es una caricatura podrida hasta las raíces y cien por ciento mercantilista.

EL PELIGRO para México es que la ciudadanía al repudiar a los actuales partidos políticos y sus nefastos dirigentes, busque otras rutas de expresión más duras y más agresivas como ya está sucediendo en diversas partes del país. El ciudadano que no es escuchado buscará la manera de hacerse presente aunque sea violentamente, porque ya sabe que los partidos lo venden y lo traicionan en todas sus luchas. Por eso es preocupante que el 60% de los electores en 14 estados hayan demostrado su desprecio por los candidatos registrados.

CUANDO LA gente se harta, vienen los estallidos sociales. Cuando la gente ya no sale a votar ni a elegir a sus “representantes” es que ya les perdió la confianza a los actores políticos. Muchos de los hombres y mujeres que hoy “gobiernan” fueron electos con mínimas cantidades de votos. Ni siquiera alcanzaron la clásica mitad más uno. El país, los estados y los municipios están hoy gobernados por minorías políticas que lamentablemente se dedican a enriquecerse con el mayor descaro, seguros que la impunidad está garantizada entre los del mismo clan.

AL MARGEN de cuál haya sido el partido político que mayor números de votos cosechó en las pasadas elecciones, no perdamos de vista que aún poniéndole mucho maquillaje, la mayoría de los ciudadanos no se presentó a votar. Y eso es un fenómeno socio-político preocupante. No hay motivo para lanzar las campanas al vuelo, sino todo lo contrario. Más bien debieran tocar a duelo por los partidos políticos y por el sistema político mexicano. Algo anda mal en el país. Ojalá que fuera el anuncio de la explosión de un volcán democrático para sanear al país como ya sucede en casi toda América del Sur donde hoy gobiernan Presidentes fuertes, con autoridad moral y con apoyos populares impresionantes.

LO MÁS triste es recordar que alguna vez -hace muchos años- México era la voz poderosa de todos los países de Centro y Sudamérica. Hoy lo califican como apéndice del Imperio norteamericano. Mire usted en lo que venimos a terminar con el neoliberalismo.

CUALQUIER COMENTARIO le agradezco hacerlo llegar a mis correos electrónicos:

trabago49@hotmail.com http://mx.groups.yahoo.com/group/elobservadorpolitico/

Cd. Reynosa, Tamaulipas; Julio 12 de 2013.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: