#Entérate @JovenesDeMORENA Comunicado Oficial en el Día Internacional de la Juventud por la Secretaria Nacional de Jóvenes de #Morena

Publicado el agosto 19, 2013, Bajo Internacional, Política, Autor @Sociologuito.


Día Internacional de la Juventud, 12 de agosto de 2013 a la(s) 21:08

A las y los jóvenes de México. Al pueblo en general:
De: Secretaría Nacional de Jóvenes Morena

El 17 de diciembre de 1999, la Asamblea General de Naciones Unidas aprobó que el 12 de agosto fuera el Día Internacional de la Juventud, para recordarles a los gobiernos del mundo la obligación que tienen de garantizarnos a las y los jóvenes una vida y un futuro dignos.

Sin embargo, hoy lamentamos decirles que el gobierno mexicano no está cumpliendo con esta obligación. En las últimas tres décadas, nuestras condiciones de vida lejos de mejorar están cada vez peor. En pocos años hemos perdido gran parte de los derechos conquistados en siglos de lucha contra colonizadores, dictadores y gobiernos entreguistas.

Lo que nos ofrecen, en cambio, es educación para unos cuantos y en muchos casos de mala calidad. No nos engañemos, si la educación pública está en crisis es porque así lo han querido los gobiernos que hemos tenido en las últimas décadas.

El año pasado aprobaron una reforma laboral que facilita nuestro despido, dificulta la obtención de derechos para los trabajadores y favorece exclusivamente al reducido grupo de las organizaciones patronales.
En la supuesta guerra que se está librando contra el crimen organizado, somos los jóvenes quienes estamos muriendo, quienes estamos poniendo la sangre en todos los frentes y en todos los bandos. Eso es lo que quieren y esperan de la juventud: que seamos carne de cañón, mano de obra barata, sus trabajadores acríticos, ignorantes y condescendientes. NO LES DAREMOS ESE GUSTO.

Ahora pretenden privatizar el petróleo que permitió que las generaciones anteriores tuvieran acceso a educación y salud pública, a seguridad social y cultura; todo lo que ahora están desmantelando y que a pesar de sus deficiencias, tenemos que defenderlo porque será muy difícil recuperarlo después.
Nos resulta indignante que no tengan empleo los egresados del Instituto Politécnico Nacional, que fue creado por el General Lázaro Cárdenas en 1936 para formar, entre otras cosas, investigadores y especialistas capaces de enfrentar los grandes retos técnicos que implicaba la expropiación petrolera.

En aquel entonces, los grupos conservadores empresariales, nacionales y extranjeros, también decían, como dicen ahora, que el país no tenía la tecnología ni la preparación necesaria para extraer y procesar el crudo. Pero los ingenieros mexicanos demostraron que eso era mentira y la industria petrolera creció rápidamente para convertirse en la palanca del crecimiento y desarrollo nacionales durante muchos años.

Sin embargo, la política petrolera cambió. Durante el sexenio de Carlos Salinas, se abrió la puerta a la iniciativa privada en materia de petroquímica. La producción nacional de plásticos, textiles, fertilizantes, medicamentos y otros productos derivados del petróleo, dejaron de estar protegidos por el Estado y por la Constitución. El resultado es que hoy las oportunidades de desarrollo técnico y la generación de empleo en la petroquímica están prácticamente cerradas e importamos la mayoría de los productos derivados del petróleo.

Ahora, cínicamente, nos dicen que PEMEX no cuenta con la tecnología necesaria para extraer el crudo y que por eso necesitamos el apoyo de las empresas trasnacionales. Lo que no dicen es que esa tecnología está a la venta y PEMEX puede comprarla como hacen todas las empresas. Lo que no dicen es que si PEMEX no tiene esta tecnología es por las décadas de abandono a la investigación y desarrollo tecnológicos.

¿Qué tal si en lugar de vender el petróleo a extranjeros, lo procesáramos aquí en México para no tener que comprarlo luego a un precio mucho más alto? ¿Qué tal si desarrollamos nuestra industria petroquímica y utilizamos nuevamente al sector energético como palanca del crecimiento y desarrollo nacional?

De nuevo quieren engañarnos y decirnos que con la privatización del petróleo nos irá mejor. Afirman que debemos compartir las ganancias petroleras con privados para modernizar a Pemex aunque eso signifique que tendrán que cobrarle más impuestos a los que menos tienen.

¿Cómo es que nos irá mejor si disminuirá el poder adquisitivo de las familias? ¿De qué nos sirve una industria energética rentable y exitosa si sus beneficios no serán para todas y todos los mexicanos?

Las y los jóvenes tenemos la responsabilidad histórica de luchar por nuestro futuro y el de quienes vienen detrás. Sobre nuestros hombros descansa la posibilidad de convertir éste en un mejor país. Convocamos a las y los mexicanos libres y conscientes a que salgamos a las calles y defendamos lo que nos pertenece. Los invitamos a que unidos en un mismo frente, simpaticemos o no con Morena, luchemos por mejorar las condiciones de vida de todas y todos y por garantizar un futuro mejor.

La propuesta de la derecha ya está lanzada, ya sabemos que sus planes son contrarios a las necesidades del pueblo. Por nuestra parte debe estar la sincera convicción de hacer historia a cada paso, con la crítica informada, con la charla cotidiana, con la brigada en el mercado, con la discusión en el salón de clases. Sólo así, con acciones concretas no fallaremos a nuestra responsabilidad histórica. De otra manera, nuevamente un pequeño grupo de corruptos nos robará lo que nos pertenece. En cada uno de nosotros se encuentra la esperanza para millones de mexicanos, en nuestros anhelos nace ya un futuro prometedor.

Hacemos un llamado a las y los jóvenes de otros partidos políticos a reflexionar sobre las posturas que están tomando sus dirigencias y a deslindarse de ellas. Las cúpulas de sus partidos pactan en lo oscuro porque saben que la mayoría de los mexicanos no están a favor de la privatización del petróleo.

Sus dirigentes tienen ya la vida resuelta, ellos solo piensan en los beneficios económicos que les traerá la venta del patrimonio nacional. Seguir apoyándolos es validar y ser cómplices de políticas que generarán más pobreza y mayor desigualdad; quedarse callados, sería una traición a nuestra generación y a las que vienen detrás.

A los partidos que se autonombran de izquierda, les hacemos un llamado a que dejen de pactar a espaldas de la ciudadanía. No oponerse tajantemente a la Reforma Energética propuesta por el Ejecutivo Federal, constituye una traición a la patria y a las causas que siempre ha enarbolado la izquierda.

A Enrique Peña Nieto le decimos que las y los jóvenes de este país seguimos considerándolo un presidente ilegítimo, producto de una imposición.

Sabemos perfectamente que su gobierno no es más que una producción televisiva a las órdenes de los dueños de México, pero le advertimos que si insiste en llevar a cabo su política privatizadora, nuestra siguiente exigencia será su destitución.

Hoy le decimos que volveremos a salir a las calles, que recuperaremos los derechos que nos han arrebatado, que devolveremos a las y los jóvenes la fuerza para salir adelante y conseguir una vida digna y libre; pero sobre todo, queremos que le quede claro que seguiremos trabajando por construir una democracia auténtica que respete la voluntad popular.

Es el momento de decir basta, de tomar decisiones e impedir el saqueo. Debemos organizarnos y tomar acciones pacíficas pero contundentes para impedir que vendan nuestro país. Es nuestro futuro el que está en juego y NUESTRO FUTURO NO SE VENDE.

¡Nos vemos el domingo 8 de septiembre en el Zócalo a las 10 de la mañana!

12 de agosto de 2013

Secretaría Nacional de Jóvenes Morena

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: