Abuso: empresas reciclan empleados para que éstos no generen antigüedad

Publicado el noviembre 5, 2013, Bajo Noticias, Autor RNRTV.

A fin de evadir responsabilidades fiscales y legales, evitar que los trabajadores tengan antigüedad y ahorrarse el pago de prestaciones e incluso de eventuales liquidaciones, cientos de empresas del país, sean formales o subcontratados (outsourcing), principalmente de los sectores de servicios y comercio, cada mes dan de baja del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) a más de 944 mil trabajadores que vuelven a dar de alta el mismo día. Esta operación de reciclaje significa una permanente baja y alta de registros al IMSS, que conlleva que cada mes los trabajadores firmen, a la vez, su despido y su nuevo contrato. Se trata de un círculo interminable de recontrataciones mediante el cual decenas de empresas del país evaden obligaciones laborales con sus trabajadores. El secretario del Trabajo del comité ejecutivo de la Confederación de Trabajadores de México (CTM) y representante obrero ante el consejo técnico del IMSS, José Luis Carazo, reveló en entrevista que se tiene el registro de que son más de 944 mil bajas y altas de los mismos trabajadores mensualmente. Advirtió que este reciclaje de registros al IMSS lo practican por igual empresas subcontratadoras que las que no lo son, y lo hacen por cuestiones fiscales y para evadir responsabilidades legales. Pero tiene muchos aspectos graves, porque además de que no reconoce la antigüedad de los trabajadores, sujeta a éstos a una permanente inseguridad laboral. Además del enorme papeleo, burocracia y gastos que esto representa para el instituto, en el fondo desvirtúa y sesga el auténtico número de nuevos registros de Seguro Social y se crea la falsa idea de que se están generando empleos, cuando no es así.En el comité técnico del IMSS se tiene la información de que ya es mayor el número de bajas y altas que se refieren a trabajadores ya contratados y vueltos a contratar, que de nuevos empleos. En el consejo técnico del Seguro Social se ha planteado esta situación del reciclaje de registros de trabajadores y la preocupación por el volumen que ha alcanzado: casi el millón de bajas y altas mensuales. Carazo planteó que habría que obligar a las empresas a cumplir la Ley Federal del Trabajo y, por tanto, otorgar liquidación al trabajador despedido, así como parte proporcional de aguinaldo, vacaciones, e incluso los tres meses, 20 días por año laborado que marca la ley, lo cual no siempre se hace. Esto es porque las empresas están cayendo en una simulación grave al dar de baja cada mes o cada tres meses a sus trabajadores, con la finalidad de romper la relación laboral. En muchos casos el problema es más grave aún. Según Irma Flores Ruiz, directora de la firma de subcontratación, Red Ring, en México muchas de estas empresas terciarias estaban fuera de la ley y ni siquiera registraban a los empleados al IMSS, o al menos no a la totalidad, sino a unos cuantos trabajadores, señaló, Tampoco los registraban ante el Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores o en el SAR. Sin embargo, estas prácticas se han ido modificando, porque ahora las empresas que contraten a las empresas de outsourcing son solidarias responsables si éstas cometen ilegalidades. El pago de cuotas al Seguro Social está plagado de irregularidades, incluido el subregistro de trabajadores y el registro con salarios más bajos que los que se pagan a los empleados. FUENTE: La Jornada

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: