Estado de los ESTADOS: ¿Oro o fango negro?

Publicado el marzo 19, 2014, Bajo Audio, Autor LluviadeCafe.

lilia

Marzo 18, 2014.- Empieza a correrse ese telón que impide ver que hay detrás de cada uno de los asuntos que han impactado a la sociedad en los últimos tiempos. La estrategia ha sido muy vista, pero al parecer cada vez que la ponen en práctica prende y no es sino hasta que de nuevo se requiere del escándalo que resurgen los mismos, temas, iguales protagonistas y se dan a cuenta gotas algunas informaciones que parecería que los ponen en el presente, pero lo cierto es que el limbo fue su sala de espera en tanto se generan los acuerdos que se requieren para, de nuevo, darnos un abierto y franco regreso a la impunidad. Resulta que estando varios países involucrados no debería detenerse el proceso en contra de Joaquín Guzmán Loera, la exigencia de las autoridades mexicanas tendría que estar muy actual. Ni que decir de lo que gira en torno a Amado Yañez Osuna y Oceanografía.

Solo estos dos personajes brindarían material suficiente para en realidad desbaratar decenas de bandas, de mafias que están incrustadas, incluso, en las áreas gubernamentales y no solo en las mexicanas sino en las de los 54 países, en donde, por ejemplo, “el chapo” mantenía un exitoso comercio. En el caso del accionista mayoritario de Oceanografía, también sus acciones cruzaron los mares. No solo se trata del futuro que le espera a los “Gallos Blancos” de Querétaro o a los Delfines del Carmen, sino también al club madrileño Agrupación Deportiva Alcorcón, en el cual Yañez invirtió comprando el 60 por ciento.

Este equipo pertenece a una comunidad de Madrid que cuenta con aproximadamente 200 mil habitantes y tiene como auténticos héroes a los jugadores. En esta intentona de comprar la Agrupación, Yañez hizo referencia a que lo presentó con Julián Villena, su presidente, un amigo en común, y que tal encuentro se dio en uno de sus viajes de negocios sin revelar el nombre del interesado en que el buscado empresario se hiciera de este club. Como se recordará la familia Mouriño, avecindados en Campeche y ligados tanto a los combustibles como a la generación de energía y a la vinculación de empresas españolas en este sector con el gobierno mexicano, también hacían gala de favorecer equipos de fut-bol.

Toda la cloaca que se va despertando con Oceanografía tenía ya antecedentes muy marcados desde mediados del año pasado y ni que decir que en todos ellos surgieron, sin excepción, los nombres de los hijos de Martha Sahagún, de los hermanos Bribiesca, por más que en el presente Vicente Fox apueste doble contra sencillo a que su familia no tiene vela en el entierro, que nada los liga con esta empresa ni con sus dueños y que están tranquilos porque tampoco entró de ese dinero a su Centro Fox. Ahora que, revisando los contratos entregados es mucho mayor la responsabilidad de Felipe Calderón que la del hombre que le abrió la puerta a Yañez Osuna.

Para sustentar tal afirmación está la entrega de cinco contratos que le hizo Pemex a Oceanografía entre 2010 y 2012 por un monto de 3 mil 250 millones 455 mil 303 pesos y esto es por una ampliación de convenios que ya marcaban otra multimillonaria cifra. Al respecto y desde julio del 2013 es que se iniciaron las indagatorias en contra del campechano Mario Alberto Ávila Lizárraga, quien fuera subdirector de Mantenimiento y Logística en la Coordinación der Servicios Marinos de Pemex Exploración y Producción, el campechano que se distinguió entre la sociedad de esa Entidad por un acelerado crecimiento económico que lo llevó a poseer residencias y casas de descanso así como lujosos vehículos, todo ello de la mano del difunto Juan Camilio Mouriño; es el mismo que tiene un hermano en las Islas Marías, sentenciado a 60 años y otro más que es General Diplomado del Estado Mayor Presidencial y que se desempeña como Director Administrativo de la Sedena. Así es como funciona esta cadena.

Vicente Fox está cierto, porque se lo han informado quienes todavía permanecen dentro de la paraestatal y no dudan en mantener su lealtad hacia el guanajuatense, que no hay documentos oficiales que liguen a los Bribiesca con Yañez Osuna y de ahí que pueda hacer el tipo de declaraciones exculpatorias de su familia política. Sin embargo, esta asentado en la publicación Contralínea de Miguel Badillo, la declaración de Manuel Bribiesca en la que revela que su hermano Jorge y su tío Guillermo Sahagún Jiménez, llamaron a Pemex para que le diera un contrato a Oceanografía. “Eso sí, con apego a la legalidad, mediante concurso. Esta empresa esta dedicada a trabajos petroleros, mi hermano y mi tío conocen bien a los dueños, así que no tiene nada de malo que soliciten en Pemex que se tome en cuenta a Oceanografía para este contrato por 154 millones de dólares”, sostuvo.

Para medir el grado de influencia que tuvieron los Bribiesca en esta empresa, se señala que en abril del 2000 ya estaba a punto de ser embargada por Hacienda y al igual que sucedió con el propio Vicente Fox, que de ser un candidato a gobernador totalmente quebrado en sus negocios familiares se convirtió en multimillonario al llegar a la Presidencia de México, Amado Yañez en solo un año aumento su capital de 1.5 millones de pesos a 126 millones y medio. Los contratos empezaron a lloverle en el 2012. Así sumo 30 de estos documentos por cifras millonarias en pesos y en dólares. Otro de los ejemplos que se dan para ilustrar este tipo de favores se presenta en el contrato 428230840 cuyo monto original era de poco más de 250 millones y al cual se le hicieron convenios adicionales que lo llevaron a la cifra de mil 326 millones o sea 430 por ciento más que el primero documentado.

Es en este renglón en donde no nada más pueden fijarse en el campechano Ávila Lizárraga, pues tienen ubicados a los funcionarios que otorgaron las ampliaciones de los convenios y muy ubicadas sus fortunas personales, mismas que crecieron enormemente no solo en cuentas bancarias sino en la compra de inmuebles, de autos, de joyas, etcétera. Los nombres que resaltan durante el gobierno de Felipe Calderón y sus tratos con Oceanografía son: José Guadalupe de la Garza Saldívar, ex abogado de Pemex y ex secretario particular del michoacano; Juanita Miranda Moyar, subgerente del sector Cantarell norte y sur y entonces coordinadora de Programación de mantenimiento y Martha Alicia Castañeda Arruieta, todos ellos acusados desde el 2006 por un grupo de trabajadores petroleros ante la desaparecida Secretaría de la Función Pn en las ﷽de equipos y estructuras diversas; adecuaciones estraucturale sy servicios de apoyo a la operaciolfo de Ma Secretarte ública. Y, ¿con esa desaparición habrá de considerarse que ya no hay expediente? ¿Y el multi mencionado Mario Díaz?

No existe, ligada a Oceanografía una sola operación lícita, transparente, todas, sin excepción están enmarcadas por una gran corrupción. Los servicios que dice ha prestado son el flete de barcos, mismo que realizaba en navíos rentados y cobrando cifras que triplicaban el costo de transporte de materiales y equipo ligera en el golfo de México; también hacía montaje de equipos y estructuras diversas; adecuaciones estructurales y servicios de apoyo a la operación en las instalaciones de PEP en la zona económica exclusiva del Golfo de México; servicios de transporte de materiales, equipos diversos, trasiego de materiales líquidos y a granel, amarre de buques tanque; inspección mantenimiento y protección anticorrosiva con apoyo de bastos talles a instalaciones de exportación de petróleo en las terminales marítimas de Tabasco y Campeche; en los últimos contratos ya hasta levantaban registro de ductos, pozos y otras instalaciones también cobrando cifras multimillonarias.

 

POLITICAY CORRUPCION

 

Inútil es que los panistas campechanos hablen de revancha política hacia Mario Ávila Lizárraga, quien perdiera ante el actual gobernador Fernando Eugenio Ortega Bernés. Ligado al Grupo Empresario del Sureste, empresa en la que su esposa es apoderada y a la que se le concedió un contrato por 422 millones 479 mil 928 pesos cuando el entonces candidato blanquiazul estaba todavía en Pemex, el hoy prófugo ha dejado de recibir muchas de las protecciones con las que contaba al poner en jaque la candidatura de la actual presidenta municipal de la capital de la Entidad, hermana de la viuda de Juan Camilo, ambas provenientes de la familia Escalante, constructores y empresarios ligados a los favoritismos de su fallecido yerno.

No se ha olvidado que Ávila presumió durante toda su campaña de contar con el respaldo de la familia Mouriño, que ellos asistieron a varios de sus mítines, que el Grupo Energético del Sureste, de su propiedad y administrado por Carlos, quien pretendió que los gastos de publicidad del panista los pagara la Lotería Nacional ya que su hermano, por entonces titular en Gobernación, daría la orden. Entra entonces a la escena el actual senador Luis Lavalle Maury quien se desempeñó como coordinador de esa campaña y quien ahora pretende ser el candidato blanquiazul a la gubernatura, lo cual puede no llevarse a cabo si demuestran que, al ser nombrado en Pemex Ávila Lizárraga, el joven legislador cobraba en esas nóminas.

 

Pemex, lo sabemos, ha sido el gran botín y lejos de buscar la forma de sanearlo, de lograr que siga con sus operaciones que son a todas luces exitosas y generadoras de grandes fortunas que deberían estar destinadas al desarrollo del país y al bienestar de sus habitantes, se ha buscado su desaparición. Los directores de esta paraestatal no salen limpios al momento de observar sus respectivos desempeños y la forma en la que buscaron adueñarse de grandes rebanadas del mismo pastel petrolero. Luis Ramírez Corzo, por ejemplo le dio contratos al por mayor a Jesús Reyes Heroles a través de la empresa GEA.con el propio Vos documentos por cifras millonarias en pesos y en d de pesos a 126 millones y medio.

A su vez, la oveja negra de esa familia que se destacó por la gestión de su padre al frente de la política interna del país y de su posición con relación al área patrimonial nacional, le dio contratos a Ramírez Corzo, una vez que estuvo al frente de la paraestatal a través de las empresas Todco y Jacobs, en la cual también figuraba quien lo sustituiría más adelante: Juan José Suárez Coppel. Todos ellos son ahora los grandes profetas, los que respaldan la reforma energética, los urgidos porque el negocio que les ha representado el contar con empresas ligadas al ramo y su respectivas labores de coyotaje les permitan seguir incrementando sus fortunas personales. Y las cifras no son para nada despreciables, en el caso de este grupito se sabe de 459 contratos que suman 30 mil millones de pesos.

Las redes de esta “gran familia” se extienden hasta Televisa y al ya muy cuestionado Francisco Gil Díaz a través de la Integradora de Servicios Petroleras Oro Negro y de su filial Tudco, mismas que han planteado la renta de 8 plataformas más. O sea que para ellos el negocio es inextinguible. Suárez Coppel le dio a Jacobs Nederland BV, nada más dos mil 500 millones de dólares. Falta decifrar al consorcio DMGP, Servicios de integridad, conformado por Grupo Diazvaz y Mexssub además de la estadounidense GreyStar y la inglesa Penspen Group, que cuentan con contratos que terminan en el 2019 y a las que les han entregado más de mil 300 millones de dólares.

Si como puede observarse y se ha tomado la determinación, el caso de Oceanografía debe ser tratado con todas las reservas, eso será para el renglón oficial, porque para el periodístico los avances se presentan a cada día en este que es un caso que destapa toda la cloaca, toda la corrupción existente en Pemex y que, a manera de distractor, se centra en tiempos determinados en el sindicato del ramo y la fortuna personal de sus dirigentes que, sin que esto signifique que se les exculpa o se justifica que han sido también parte de un vergonzoso saqueo, arrojan cifras que dan risa frente a la inmensa fortuna que han logrado hacer directores, secretarios de energía y los propios titulares del Ejecutivo, sus familias, compadres y amigos. Y, aún hay más.

 

DE LOS PASILLOS

Se le han querido dar justificaciones al por mayor a la salida de Manuel Mondragón y Kalb de su posición como Comisionado Nacional de Seguridad. Se afirma que es verdad que se trata de “cuestiones personales” ligadas a su estado de salud que debió retirarse, aunque se establece también que mucho tiene que ver que consideró que ya había cumplido con su compromiso y era el momento de cambiar de aires. Puede ser que esto último sea lo real ya que antes de que se le caiga todo ese teatro montado con lo de la policía única, el mando único, la gendarmería, la limpia a fondo y una serie de estrategias que presentó y que le fueron aprobadas pero que se han topado con la imposibilidad de verse convertidas en realidad, es mejor irse sin cargar más allá del número de muertos que lleva registrado el año y meses de gobierno de Peña Nieto.

Ha quedado más que claro que no fue el artífice del regreso de la seguridad al Distrito Federal, sino que mucho contribuyó el hecho de que se generaran muchos empleos a través de la obra pública. A Mondragón se le vio estar en contra de muchas de las disposiciones de Osorio Chong en la materia, incluyendo las autodefensas y otras ideas propuestas y aceptadas por el gobierno federal emanadas de la tórrida mente del colombiano Naranjo. Al momento de pretender limpiar los cuerpos policiacos los enfrentamientos se multiplicaron y abarcaron hasta quejas de gobernadores como portavoces de lo que sus encargados de seguridad les planteaban. En fin, Mondragón se fue y nadie lo va a extrañar, ya se verá en que termina lo de la gendarmería.

Ya en Michoacán no queda títere con cabeza. Resulta que hasta al doctor Mireles lo relacionan con el tráfico de estupefacientes y particularmente con el de mariguana. No hay un renglón que se salve en esa zona en la que Alfredo Castillo vino a alborotar una gallera sin que se vea que realmente vayan a ponerle fin a las mafias y a la transportación y exportación de drogas y minerales… En Quintana Roo se mantienen los esfuerzos para garantizar seguridad a los habitantes y al turismo. Las acciones se ven multiplicadas no solo por la cercanía del tianguis turístico que, según reportan, ya está sobrevendido, sino por que la afluencia que se espera en los próximos tiempos alcanza el 99 por ciento de ocupación en todo el territorio, lo cual despierta en la Zona Sur grandes expectativas de fuentes de empleo ante los anuncios sobre nuevas inversiones.

El tema del Dragon Mart sigue dando mucho de que hablar y no en los mejores términos. Siguen oponiéndose los ambientalistas a este proyecto y las causas que exponen no solo tienen base sino que los azotes de la naturaleza en los últimos tiempos, generados en su mayoría por la depredación en vastas zonas, terminan por otorgarles toda la razón, misma que se une al terreno económico y legal en donde son muchos los renglones afectados. Por lo pronto ya se sabe que la Profepa está más que obligada a rendir un amplio informe sobre esta pretendida construcción pese a sus iniciales negativas de intervenir. Alejandro del Mazo Maza no quiere aparecer como cómplice en un asunto que tiene aristas de todo tipo…

Es tan íntegra la familia de Vicente Fox que el patriarca se permite hablar muy coloquialmente: “a mi nadie me puede decir cuál es el delito –de los Bribiesca-, y por tanto hay que esperar información”. Mientras tanto se encanta en decir: “lo más molesto –de su mandato- fue tener al piojo del Peje en Reforma. Fue como tener una hormiga en el trasero”, y no la actuación de sus hijastros y de su ex amante y ahora esposa.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: