Estado de los ESTADOS: Impunidad al desnudo

Publicado el marzo 25, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Escrito por Lilia Arellano

Marzo 25, 2014.- Cuestionaron lo aventurado de plasmar en estas líneas que el rumbo que tomaba el caso Oceanografía y todo lo que ya se estaba destapando en torno a la corrupción en Pemex, llegaría a la quiebra de esta empresa, a su liquidación, a la intervención, a cualquier otra medida que de ninguna manera llegase al extremo de poner frente a la mesa del Ministerio Público a todos los personajes involucrados en ese infame saqueo que se ha hecho durante décadas a la paraestatal. Es difícil imaginar que en un país como el nuestro en el que los delitos en contra de los ciudadanos y el patrimonio nacional se cometen en cadena, con complicidades que abarcan prácticamente a toda la pirámide del poder, se llegase a poner un freno con su respectiva penalidad.

Lo es también creer que un Francisco Gil Díaz, quien ha estado al lado lo mismo de priístas que de panistas y que hoy despacha en una de las empresas que también se vieron beneficiadas de su paso por Hacienda, sería llamado a cuentas; o que lo mismo pasaría con un Martín Díaz, su sobrino que no ha sido incómodo al momento de entregar cuentas sobre inversiones y ganancias; o que tal un Ramírez Corzo, o meter en un escándalo a un Jesús Reyes Heroles, o actuar contra el vende ropa y banquero Suárez Coppel o los hijos de doña Martha Sahagún, pero también ella y su marido y Felipe Calderón y…

Porque también irían por lo menos a declarar dueños de medios de comunicación que también encontraron en el coyotaje con Pemex una forma de incrementar una fortuna que no lograron ni crecer, ni sostener, con la cadena de diarios que está quebrada. Las investigaciones ligarían a diputados y senadores que han actuado con línea a través de la recepción de dádivas. El guía económico del actual sexenio, Pedro Aspe, también tendría que explicar su relación con el sobrino de Gil Díaz en una empresa tequilera cuya presentación es un botella de platino con 4 mil 200 incrustaciones de diamantes y que los llevó al libro Guiness, por el precio de 3 y medio millones de dólares en el que pretendían vender la tradicional bebida mexicana.

Al ir saliendo nombres y nombres se fueron cerrando las posibilidades de conocer la verdad y de ser testigos de que en México empezaba a imperar el Estado de Derecho, se generaba un principio que liquidaría la impunidad y la injusticia y daría entrada a la correcta utilización de todos los recursos públicos. Por ahora el gobierno federal está evaluando la posibilidad de solicitar el concurso mercantil para la empresa Oceanografía y, con ello, borrar todo vestigio de delito. De ahí que su principal accionista se presentara “sorpresivamente” en las oficinas de la PGR haciendo gala de su responsabilidad de acudir a un llamado inexistente, ya que no se había girado ninguna orden de aprehensión, solo de presentación.

Esto hace suponer que ya hay un acuerdo, que es tanto lo que sabe Amado Yañez Osuna, que el tiempo transcurrido sirvió para que de uno y otro lado comenzaran a enseñarse las cartas y no para reunir pruebas y actuar en consecuencia. Hasta donde van a tapar semejante cochinero se sabrá en cuanto den a conocer quien pondrá la demanda de concurso mercantil ya que puede ser el SAE de Hacienda o directamente la PGR, solo es cuestión de esperar los inventarios. Dicen que el propósito es reestructurar a la empresa a través de un convenio con todos sus acreedores con el objeto de garantizar su existencia. Si esta opción fracasa entonces vendría la declaratoria de quiebra y la liquidación de activos que contemplarían en primer término a los trabajadores, después a los proveedores seguidos por las deudas fiscales y finalmente a los bancos. Solo que además de este cierre “triunfal” ¿cuáles trabajadores si Oceanografía operaba vía outsourcing?

Voluntariamente, por su propio pie, llegó Amado Yañez Osuna y la PGR ha solicitado su arraigo, o sea que no le tiene el expediente totalmente armado pese a la serie de investigaciones y de pruebas que existen y que han sido exhibidas suficientemente durante los ´últimos días, por lo que se estima que lo que falta es la voluntad política para ir al fondo de este asunto y aplicar el Derecho, la Ley, de actuar en contra de quienes han llevado a cabo una cadena de ilícitos y que llegan lo mismo a empresas con nombres famosos que a curules o a los patios centrales y alcobas de Los Pinos. El procurador Jesús Murillo Karam insiste en que es un “asunto entre particulares, es decir, bancos y la empresa que los engañó en las solicitudes de tantos préstamos aprobados”.

Sin embargo y como consecuencia, explosiones e incendios se han multiplicado en las instalaciones de Pemex lo mismo en Veracruz que en Tamaulipas o en Tabasco. El turno el fin de semana le tocó, de nuevo a Campeche en una de las plataformas de Cantarell y el saldo hasta ahora es de seis heridos y se teme el fallecimiento de dos de ellos y un muerto. Detrás de esta explosión está la corrupción de nuevo ahora representada por la empresa Industrial de Servicios & Oursourcing, S.A. de C.V., y es Gustavo Fajardo quien aparece como responsable, pero también de nuevo salen a la luz los apellidos Mouriño Terrazo y las falsificaciones de documentos y la inexistencia de zonas de trabajo. Por ende el apellido Calderón no está ausente.

Aunado a lo anterior está el robo de combustible, la ordeña que se realiza a los ductos de Pemex y que durante años ha escapado de la Ley junto con sus operadores. No se sabe de detenidos de peso, de los que realmente ordenan estos robos, de los que están sentados en lujosos escritorios en elegantes oficinas y que nos dicen ocupan varios pisos de la gran torre petrolera. Supuestamente Pemex ha gastado en promedio cerca de mil millones anuales para la vigilancia y a estos costos habrá que sumarle otros muchos miles que son producto de las extracciones y no hay un solo culpable tras las rejas, si acaso hemos visto a los despedidos por ir al fondo en las investigaciones y llegar hasta los límites que ya no deben traspasarse salvo que se quiera provocar un caos nacional al salir a la luz tantos y tantos nombres conocidos y “respetados” en sus respectivos círculos de encubrimiento delictivo.

Así como se da el argumento mil veces utilizado en los crímenes en contra de periodistas y que refiere acciones de “la delincuencia organizada”, así en Pemex se tiene como excusa para sus problemas financieros el costo del personal, la nómina de empleados, las prestaciones que se entregan y hasta la corrupción sindical. Sin embargo el costo de las burocracia en este renglón es de 80 mil 537 millones, cantidad risible si se le compara con lo que se ha entregado a través de contratos a diversas empresas fantasma, a las sumas que se inflan en cada documento, a lo que se han llevado en el robo de combustible, a la extracción de recursos económicos a través de movimientos detectados en fideicomisos de los cuales no se tiene información completa y que han sido denunciados por la Auditoria Superior de la Federación.

Los de la Gran Alianza Nacional Petrolera presentaron una denuncia en contra de Carlos Romero de Champs en la Presidencia, en Gobernación y en la Función Pública, en donde señalan que ya hicieron lo propio ante la PGR acusando al líder sindical de enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y delincuencia organizada en agravio de Pemex y de la ciudadanía mexicana. Agregan que se ha apropiado de la millonaria caja de ahorros de los trabajadores, negociado la venta de plazas y desviado fondos federales destinados al gremio, así como de desaparecer el cuantioso patrimonio existente al momento en el que tomó el liderazgo y la desaparición del dinero de las pensiones. Acompañan a Romero en las denuncias: Ricardo Aldama Prieto ex tesorero y actual presidente del consejo general de vigilancia y Manuel Limón Hernández, actual responsable de la tesorería del STPRM.

Lo que viene ocurriendo con Oceanografía es el “Pemexgate” del PAN y ahí estará más que ubicado el respaldo a las leyes secundarias de las que ya no podrán los blanquiazules presumir. Su silencio será el que hable por más de mil declaraciones a las cuales se les une la declaración del procurador Murillo Karam, quien ya no es que no entienda sino que no encuentra implicaciones políticas por ningún lado, ni siquiera cuando las referencias apuntan a decenas de quienes han ocupado cargos públicos dentro y fuera de la paraestatal y en las más altas esferas gubernamentales.

Así las cosas y para variar llegará el día en el que lamentaremos que no hubo resultado en una investigación de esta envergadura, que de nuevo salieron blanqueados un buen número de delincuentes y por supuesto que será pretexto a futuro que se rematara todo por la corrupción imperante y porque es riesgoso, altamente riesgoso invertir en un país como el nuestro. Y es que hay que tener presente que, como se dijo desde el principio, todo lo que concierne a este tipo de asuntos “son problemas entre particulares”.

DE LOS PASILLOS

Lo que falta es que en verdad nos acostumbremos a que se señalen culpables en los crímenes y delitos mayores que después resultan inocentes pero que, al paso del tiempo, no son sustituidos por los auténticos responsables y se dejan transcurrir décadas sin que se exija, como se debe, el término de cada caso. Uno de los mejores ejemplos es el del propio Luis Donaldo Colosio o podría citarse también el de José Francisco Ruiz Massieu. Del ex candidato presidencial hubo implicados: Domiro García Reyes, el general que se desempeñaba como su jefe de seguridad; Tranquilino Sánchez Venegas, Vicente Mayoral, Rodolfo Mayoral Esquer, Othón Cortés Vásquez y José Rodolfo Rivapalacio. Todos ellos quedaron libres y entonces ¿fue realmente la acción de un loco solitario? La opinión pública insiste en que no, pero en el caso del guerrerense emparentado con los Salinas de Gortari, si no fue Raúl ¿quién fue?

Los asesinatos no se detienen, los secuestros tampoco y las amenazas, menos. Ahí están los féretros de los alcaldes asesinados tanto en Michoacán como en Oaxaca; la privación de la libertad de la hermana del ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier, de nombre Isabel y por quien no se ha dicho todavía si se pide rescate o va a abrirse otro expediente en contra del químico que hable de sus relaciones con otro tipo de delincuentes que no tienen el cuello blanco como los que portan quienes han sido sus cómplices y a los que les entregó sumas de dinero extraordinarias “para la campaña”. En Victoria, Tamaulipas, arrojaron una granada en la casa del padre del alcalde priista Alejandro Ettiene Llano, misma que se ubica en una zona residencial en la cual también habita el gobernador Egidio Torre Cantú. Se trata del Fraccionamiento Campestre, en donde los vecinos ya no quieren más funcionarios habitando en el lugar porque la primera residencia atacada pertenecía a Rafael Lomelí Martínez, quien hace dos años se desempeñaba como secretario de Seguridad Pública del Estado.

El manejo de las deudas en las Entidades crea cada día más polémica debido a su opacidad. En el caso de Chihuahua se culpa al actual gobernador Cesar Duarte de multiplicarla y llegar hasta los 42 mil millones de pesos cuando en septiembre de 2010 que asumió el poder ésta apenas si alcanzaba los 13 mil 600 millones. Hasta ahora los escándalos en los que se había visto involucrado el mandatario norteño se centraban en investigaciones que no llegaban a la conclusión y por ende tampoco al encarcelamiento de asesinos y defraudadores, aunque también se habló de la dureza de la cárcel en la que se confina a los secuestradores, cuya existencia es tan difícil que se asegura que el escarmiento ha reducido este delito, lo cual y según las cifras nacionales no tiene ni sustento y mucho menos veracidad. Lo malo no es que se deba sino que el destino de esos recursos es patrimonial y no de los chihuahuenses sino de la familia Duarte y cómplices.

Encarecer el limón ya tiene varias lecturas. Primero por la baja producción en la entidad en donde su siembra y recolección es mayoritaria: Michoacán, por todos los conflictos ahí se registran. Después ya se trató de un abuso de especuladores. Hoy se advierte la presencia de las embotelladoras y su lucha por recuperar todo el mercado que han perdido por la aplicación del impuesto que llevó a los ciudadanos de nuevo al consumo de agua de limón endulzada. Ahora resulta que el fruto se está pudriendo porque no hay quien lo pueda adquirir a 60 y 80 pesos el kilo. Lo mejor será, en efecto, no comprarlo y así lograr que antes de que se les eche a perder disminuyan su precio. Por lo pronto ya se encuentran “amarillos” en 30 pesos. Esa es la vía y no el regreso a las gaseosas que terminaron con las embotelladoras nacionales. De ahí que ayer cuestionáramos cuales de los Caballeros estaban detrás de este agrio abuso.

Conozco a Carmen Salinas hace ya varias décadas y no deja de sorprenderme su audacia, la viveza con la que puede lo mismo hacer gala de conocer a fondo a un desconocido que ponerle trampas a un famoso. El turno fue de Fox, quien si se decidió a recibirla debe haber estado dispuesto a que le hicieran un recordatorio de sus pifias como Presidente. Ni tarda ni perezosa la extraordinaria imitadora le recordó el “cenas y te vas” pronunciado a Fidel Castro; pero también le preguntó si con tanta defensa de la mota “¿ya se aventó usted un churro?” Con su visita al centro Fox ya nos enteramos de que don Vicente se salió de Los Pinos y se llevó el escritorio, el teléfono rojo, la silla, y hasta mandó hacer una réplica del ventanal desde donde observaba el Castillo de Chapultepec. Parecería de simpleza, pero fue un gran cínico el guanajuatense al responder sobre si sabía jugar ajedrez: “no, si no supe mover al país”.

Dice Carstens que no hemos superado la crisis, y eso que ya van 20 años…Tiemblan los notarios michoacanos porque Castillo ya los amenazó con cárcel donde les comprueben que están coludidos con el narco ¿amenazas con la aplicación de la Ley?…Al estilo de la “muñeca fea” anda Lía Limón deambulando sin que los de Derechos Humanos de la ONU ni de ninguna otra organización le hagan el menor caso, “por demagoga y mentirosa”, dicen…Lanzan alerta en contra del Seguro Nacional de Salud, es el camino, aseguran, para que el IMSS pierda parte de su cobertura médica y se tenga que pagar seguros adicionales públicos o privados. Van a usarlo para encubrir la quiebra técnica del instituto que asciende a 18 mil millones anuales. Hay que tener muy presente que en el 2012 Eduardo Barrera, quien sustituyó en el liderazgo del sindicato a Valdemar Gutiérrez Fragoso, firmó con Daniel Karam, entonces director del IMSS, un convenio eliminando derechos y obligaciones de los trabajadores contenidos en su Contrato Colectivo de Trabajo.

Tiene razón Manlio Fabio Beltrones en enojarse porque andan divulgando que se mete en “moches” y quien sabe cuantas acciones delictivas más. Aunque más que demandar simplemente debería mostrar de donde ha salido toda su fortuna y asunto concluido. Seguro que también ha sido un exitoso empresario, de esos que no abundan en nuestro país porque quiebran, cierran, los acorralan…Cecilia Romero, como la “chimultrufia”, como dice una cosa, dice la otra. Ahora resulta que no es lo mismo el “moche” que las campañas????… Ahora ya van en mil 978 millones de pesos que se le acreditan a Elba Esther Gordillo como “lavado de dinero” por Hacienda…Se darán a conocer los pormenores de las auditorías de la Línea 12 del Metro. Todo lo que sea para atacar a Ebrard por sacar la cabeza y pretender el liderazgo perredista será bienvenido y difundido

 

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: