Estado de los ESTADOS: EPN de nuevo reprobado

Publicado el abril 2, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Abril 02. 2014.- Se puede ver, en efecto, el vaso medio lleno o… medio vacío. Todo depende del lado en donde uno se encuentre ubicado si de política se trata y se hace tal referencia. Para ejemplificar lo anterior nada mejor que las encuestas, ahí si está muy presente que no solo es el lado en donde se está ubicado sino quien extiende los cheques, quien paga y cual es el tratamiento de los resultados. Un conocido diario capitalino lanzó su encuestómetro y dio por aprobada la gestión de Enrique Peña Nieto con un 46 por ciento en opinión de líderes y el 48 por ciento en opinión ciudadana.

En el primer caso, durante el primer trimestre del año pasado tenía el mexiquense el 40 por ciento y en el segundo el 44 por ciento, así que se elevó entre 6 y 4 puntos, aunque si nos atenemos a las calificaciones del 1 al 10, lo cierto es que está reprobado, por unos y por otros.

El golpe más duro se ubica en el renglón económico, mejor dicho, en el tributario, en el cual el 81 por ciento considera que ha salido perjudicado. Pero hay otros resultados emanados de interrogantes planteadas a directores generales, presidente de empresas, gerentes, miembros de Consejos de Administración, vicepresidentes, subdirectores y otros. En ellos se critica que no solo ha resultado un esfuerzo fallido el de “mover a México”, sino que van incrementándose los calificativos adversos hacia el mandato del mexiquense. Tan es así que 4 de cada 10 entrevistados considera que el nulo crecimiento conocerá de un periodo continuado, seguirá vigente.

Claro que aún queda la esperanza y esta se aplaza hasta el 2015, año en el que dicen los de Hacienda que vamos a crecer a un ritmo del 4l.7 por ciento anual y que esto será gracias a la implementación de las reformas estructurales. O sea que justo a la mitad del sexenio es cuando puede ser, a lo mejor, tal vez, como decía el difunto “capulina”. Mientras ese momento llega y como las páginas del SAT están de dar pánico, terror y lástima lo cual trae como consecuencia baja recaudación, ya los pupilos de Videgaray se dieron a la tarea de colocar otros 2 mil millones de euros en bonos a 7 y 15 años de plazo para pagar, o sea que le toca al que sigue. Por aquello de las malas nuevas, de una vez y con todo y reforma energética por delante nos aseguran que habrá ajustes en el Presupuesto de Egresos del 2015 y todo por los ingresos que por más que le meten no acaban por aceptar que solo el papel aguanta todo.

En tanto que el 2013 es calificado como “bueno” por un 9 por ciento, en el último año de Felipe Calderón esta expresión abarco al 49 por ciento y tuvo el ex presidente un 12 por ciento que lo consideraron excelente. Una de las reformas estructurales, la laboral , es considerada por este grupo en un 88 por ciento como inútil pues no ha arrojado ningún beneficio ni al empleo ni a la competitividad. Otras encuestadoras mantienen ese promedio de reprobación a la gestión de Peña Nieto y resulta que al establecer comparativos con el mandato calderonista revive el refrán: “estábamos mejor cuando estábamos peor”.

Es el 74 por ciento de entrevistados provenientes de una muestra popular la que considera que la situación económica del país es mala y con relación a la inseguridad un 75 por ciento señala que es peor que el sexenio anterior y solo hay un 3 por ciento que dice que está mejor. Según estos grupos de especialistas fue mayor el impacto positivo hacia Peña Nieto cuando arrestaron a doña Elba Esther Gordillo que cuando detuvieron a Joaquín Guzmán Loera, la diferencia es de casi 10 puntos. Aunque y tal como se esperaba y se predijo, la captura de “el chapo” vino a oxigenar un gobierno que no se siente ni seguro ni en movimiento.

Aparece censurada en prácticamente todos los estudios la administración federal actual y si bien don Enrique ha logrado que le aprueben sus reformas, el conceso y el Pacto lo hizo entre los partidos políticos cuyos líderes se encuentran siempre dispuestos a recibir premios por sus apoyos y éstos se brindan en distintas especies que, por supuesto, no pagan un céntimo de impuestos, pero no lo hizo con los ciudadanos, con los sectores, con los líderes de organizaciones y cámaras. De ellos, se olvidó o mejor dicho, ni los tomó en cuenta porque no son quienes levantan el dedo para generar la certidumbre que necesita en el terreno legal. El rechazo lo vemos escenificado en marchas, en movimientos que para fortuna del mexiquense no han logrado la unión que puede significar una verdadera presión y para impedir que esto suceda los cabilderos tienen las chequeras abiertas y dispuestas.

Han transcurrido ya 15 meses desde que asumió el poder y tampoco puede decirse que ya existen visos de que sus reformas arrojen siquiera esperanzas, ya no resultados porque, como se han ido presentando los escenarios ellos mismos se han encargado de anunciarnos que éstos se verán hasta pasado este mandato federal. Así, este periodo ha sido malo, negativo para el crecimiento económico, para la generación de empleos y para la seguridad, tres renglones que conforman no solo las demandas de las mayorías, de millones y millones, sino que al estar ausentes ponen en riesgo todos y cada uno de los proyectos que se han anunciado.

Nada de lo prometido y firmado ante Notario durante la campaña presidencial ha sido cumplido y sería ridículo señalar que los espectaculares que hablan de la repavimentación de las calles, del encarpetamiento, de faenas que son responsabilidad de los presidentes municipales, son parte de lo ofrecido a cambio del voto, del respaldo para llegar hasta donde no se ha sido capaz de encerrar a ningún delincuente de cuello blanco, a los funcionarios corruptos que están identificados en diversas dependencias, a rescatar los fondos que se fueron a patrimonios familiares.

El famoso “mexican moment” no aparece por ningún lado. Es invisible, no se le presiente siquiera. Han hecho de la reforma una miscelánea y de ésta un parche que solo ha traído un 1.1 por ciento de crecimiento del PIB, el menor desde la década anterior. Tampoco la seguridad ha retornado a los hogares, a las calles, a los lugares públicos y los delincuentes ya se dieron el lujo de robarles relojes, alhajas y dinero a funcionarios, empresarios y legisladores quienes lo dieron todo porque no se llevaran a sus mujeres y que ellas aparecieran en las estadísticas a la alza en secuestros y en extorsiones.

Así las cosas los aplausos eran, en el pasado reciente, por la estabilidad macroeconómica y, ahora, no se tiene en el bolsillo ni a quienes la generan. Es poco el entusiasmo que existe después de que se han venido descubriendo tantos trastupijes en Pemex y que se tiene la clara percepción de que continuará reinando la impunidad por encima de valores y de la misma Ley. La reforma energética no generó el entusiasmo que se esperaba y sí van en aumento las animadversiones generadas por las dudas que, destapar la cloaca petrolera ha generado.

Inversiones, empleo, baja en los precios de los energéticos, competencia económica, educación de calidad, siguen siendo parte de los ofrecimientos y textos en los discursos, la realidad es totalmente contraria y se refleja en el alza de impuestos, las presiones inflacionarias, la incertidumbre en los mercados, el desempleo, el cierre de pequeñas y medianas industrias y empresas. En materia de telecomunicaciones está sucediendo lo mismo que con los movimientos en torno al petróleo, al gas y a la energía eléctrica. Los supuestos golpes y deslindes con las televisoras no solo no se dieron sino que se han incrementado las canonjías hacia el duopolio.

En medio de todo este caos también surge una reforma electoral que, como si fuera pavorreal, hay que levantarle las hojas y saldrá excremento para todos lados, salpicará todo el territorio con imposiciones y muchas otras lindezas. A todo esto hay que agregarle que en cada Entidad las medidas adquieren una proporción distinta y por ende los índices de reprobación aumentan y, ante ello, el gobierno de Peña Nieto carece hasta de una efectiva política de comunicación. Los anuncios sobre acciones están bien producidos pero no surten ningún efecto positivo en una ciudadanía que no recupera la credibilidad y que mucho menos se ve beneficiada con los programas que se promueven o sobre las afirmaciones de éxito que hacen.

Para estas situaciones hay que tener muy presente que seis años de buen gobierno se van rápido, pero de un mal mandato son eternos, tanto como el daño que provocan y de eso, los mexicanos sabemos mucho, aunque tenemos que aceptar que no hemos aprendido.

DE LOS CONSENTIDOS

Uno de los que tiene un amparo promovido en contra de los impuestos que autorizaron los legisladores dentro de la reforma fiscal presentada por Peña Nieto, o mejor dicho por Aspe y su segundo Luis Videgaray, es Walmart, empresa que cuenta en nuestro país con 2 mil 927 centros comerciales y el nada despreciable número de 293 sucursales bancarias. Se quejan de estos incrementos cuando les ha permitido el gobierno federal todo tipo de abusos e incluso se sabe que ni siquiera parecen dispuestos a pagar los respectivos prediales de sus propiedades y los adeudos en consumo de agua son multimillonarios.

Ya desde el 2009 en el Distrito Federal arrastraban una deuda de más de 25 millones de pesos y en lo que se refiere a los impuestos federales la suma alcanzaba los 7 mil millones de pesos. Está pendiente la cifra que han acumulado hasta el presente y el silencio en torno a los sobornos de los que fueron acusados y al punto clave de ellos, la autorización para instalar una tienda en pleno centro ceremonial en Teotihuacán, hace prever que las promesas que les hicieron de apoyarlos desde el Estado de México se vienen cumpliendo en todos los renglones y en el de protección y créditos fiscales, no tienen límite.

Con ventas que alcanzan los 97 mil millones, los de Walmart cargan como costos de venta 76 mil millones, quedando solo 21 mil millones de los cuales reportan como “gastos generales” la cifra de 15 mil millones. Así, solo quedan 6 mil millones y sobre esta ridícula cifra es que pagan impuestos y ni quien los verifique, más aún si en el renglón gastos generales introducen la nómina ya que sabido es que los salarios que ofrecen por jornadas hasta de 12 horas son mínimos entre los mínimos. Esta empresa sigue comiéndose el mercado adquiriendo otras firmas y de ahí que se llegue a tener toda una gigantesca inmobiliaria que, por cierto, dicen que funciona “en quiebra”.

Hemos llegado a un punto en el que no se sabe a ciencia cierta si destapar todas las cloacas, las corruptelas gubernamentales, mostrarnos como un país en donde todo puede comprarse hasta lograr una transformación que quede debidamente asentada en la Constitución, en donde puede cometerse todo tipo de delitos y tener garantizada la impunidad, donde también pueden generarse ganancias ilimitadas y es legal la explotación, es la más efectiva de las publicidades ya que garantiza que los inversionistas podrán tener un gran éxito, importar y exportar las mercancías que les generen utilidades al por mayor sin tener que enfrentarse a las engorrosas leyes, a los hombres de bien, a los que exigen cuentas claras, que reclaman condiciones dignas para los trabajadores en su etapa productiva y seguridad para la vejez, en donde la educación es un estorbo. Tal vez así es como promueven y como nos hemos convertido a los ojos de los grandes empresarios como el “mexican dream”.

DE LOS PASILLOS

Vicente Fox, muy a su manera y para lograr ampliar la impunidad habló del diálogo, del volver a empezar y del perdón. Felipe Calderón le hizo caso y uno de los primeros perdones otorgados fue a Mexicana de Lubricantes, a MexLub, a la socia de Pemex, a la que desfalco a la petrolera con 40 mil millones de pesos. Todo el movimiento lo hizo el célebre Juan José Suárez Coppel a través de su asesor Agustín Portal quien autorizó el “borrón y cuenta nueva” con Salvador Martínez Garza de quien ya ni siquiera se escucha hablar. Además la paraestatal pago casi 80 millones de pesos que adeudaban las filiares Sultana de Lubricantes y Lubrimar. Al momento de hacer las cuentas resulta que la que ocasionó la quiebra de MexLub, Impulsora Jalisciense, generó un quebranto de más de 12 millones de pesos y la evasión fiscal se calcula en más de 40 mil millones. ¿Será que tienen perdón?

El tiempo todo lo cura, hasta las pifias. Eso es lo que está sucediendo con la iniciativa presentada por Manlio Fabio Beltrones y que perseguía que los extranjeros pudieran escriturar a su nombre terrenos o inmuebles en las zonas fronterizas y en general en el territorio nacional. Dejaron pasar el tiempo y ahora ya es extemporánea por lo que todo queda como antes y con todo y jalón porque lo primero es lo primero y en este caso son las secundarias de lo que al Ejecutivo Federal le importa, no a sus empleados…

En tanto que se advierte que el turismo se está convirtiendo realmente en un sector prioritario para lograr mantener índices de empleo y que es el único que registra crecimiento, los prestadores de servicios, principalmente los restauranteros se quejan de que el sistema hacendario junto con el incumplimiento a la Ley de Competencia Económico puede llevarlos a cerrar el 30 por ciento de estos establecimientos…

El negocio de hoy es, sin duda, la delincuencia, de uno y otro bando. Resulta que son muchos los millones de pesos que se ofrecen como recompensa para quienes, suponemos, den informes que lleven a las autoridades al arresto de los delincuentes más peligrosos. Por “la tuta”, ofrecen 30 millones de pesos; por Servando Gómez, 10 millones; por Ignacio Rentería, también 10 millones; Alfonsa Chávez ya solo vale 5 millones y de a tres millones están: Nicandro Barrera, Genaro Orozco, Jesús Tapia, Eligio Hernández, Jaime Bustos Cabrera, César Carrillo, Jovany Michel Rico, Heriberto Hernández Sánchez, Pablo Magaña y Omar Tafolla. Lástima que de todas las ofrecidas no se sepa nada del que las cobra porque de seguro que las que se prometieron en EU por la captura, por ejemplo de “el chapo” no le dieron ni a la PGR, ni a la Marina y menos al Ejército porque es parte de sus tareas o ¿las pidieron?

Mientras que el ex gobernador de Tamaulipas Tomás Yarrington anda a salto de mata, es buscado por la INTERPOL, Antonio Peña Argûelles, fue condenado a 30 meses de prisión y tres años más en libertad condicionada porque solo se declaró culpable de conspiración para lavar dinero. Los vecinos del Norte le decomisaron más de 4 millones de dólares en tres cuentas bancarias y se presume que el que cuenta con una inmensa fortuna producto de sus nexos con los narcos es el ex mandatario tamaulipeco…En la Cámara de diputados se ve de todo, desde prótesis como la de Miguel Barbosa a quien le amputaron en diciembre un pie hasta salas de estética con todos los servicios, menos masaje porque no garantizan ningún final feliz…

El censo levantado en la SEP arrojó, entre otros resultados, la existencia de 39 mil empleados fantasma y, en esto, el número es lo de menos porque falta conocer quien cobrara los salarios de esos miles, ¿en tarjetas de nómina? ¿firmaban recibos? ¿pagaban cuotas sindicales o eran “de confianza”? ¿quién se auto depositó semejante fortuna quincena tras quincena? ¿Don Emilio se conducirá alguna vez con la verdad?… Casi 500 millones de pesos se le fueron a Marcelo Ebrard sin comprobar en la línea 12 de Metro. La Secretaría de la Función Pública exige su devolución, lo cual no debe representar ningún problema para “el carnal” ya que su mujer y su familia política poseen una gran fortuna y si no les alcanza, Zelaya les puede prestar.

Las manifestaciones no solo se presentaron en Morelos sino también en el DF aunque por razones totalmente diferentes. En la tierra que dice que gobierna Graco Ramírez ya no encuentran como sacarlo del palacio de gobierno y en la principal plancha del país lo que ya no se aguanta son los incrementos a gas y combustibles. Esto mientras sigue la escalada de precios a todo lo que da y hasta donde el cuerpo aguante… El gobierno federal anda de apaga fuegos en el interior del país, ninguneando gobernadores. Ya se la hicieron también a Eruviel Ávila y no tardarán en convertirlo en otro “gutierritos” tal y como lo hicieron con Fausto Vallejo, más aún si le sacan los trapitos al sol con todo y su inquilino en la casa de gobierno. Mandan federales a zonas que viven, dicen, la incapacidad de sus gobernantes para brindarles seguridad olvidando que tampoco ellos han cumplido con un mandato que es constitucional y que tiene en jaque a 120 millones de mexicanos…

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: