Con detención de Reyna, gobierno perfila embestida contra autodefensas

Publicado el abril 6, 2014, Bajo Columna de opinión, Nacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

(06 de abril, 2014).- Ante la detención del ahora exsecretario de gobierno en Michoacán, Jesús Reyna, por vínculos con el cártel de los Caballeros Templarios, tanto la Secretaria de Gobernación federal (Segob), como el ‘virrey’ comisionado para la seguridad en dicha entidad, Alfredo Castillo, han perfilado el “posible desarme” de las autodefensas, que si bien, no han dado fecha, adelantaron, podría ser en las próximas semanas; en tanto, Miguel Ángel Osorio Chong advirtió que quien no se sujete a esta disposición, “sufrirá las consecuencias”.

El titular de la Segob se congratuló de los “logros” obtenidos en los últimos meses, por la operación de “limpieza” en contra del cártel de los Caballeros Templarios y prometió: “iremos hasta las últimas consecuencias” en contra de funcionarios coludidos con la delincuencia organizada.

“El que por sus propios actos y decisiones comete ilegalidades, tiene que también someterse al imperio de la ley. Y el PRI, el gobierno, el presidente, no van a cuidar absolutamente a nadie que hayan cometido actos al margen de su responsabilidad”, dijo.

Esta declaración surgió un día después de que el ‘virrey’ Castillo, advirtiera que los “logros” obtenidos por el Gobierno Federal, ante la muerte de Nazario Moreno El Chayo, Enrique Plancarte y buena parte de la estructura de mando de los Templarios –del que sólo quedaría prófugo Servando Gómez La Tuta–, se habría cumplido el papel de las autodefensas y sólo restaría desarmarlas.

“Ya se tuvieron reuniones con las tres fracciones parlamentarias principales en el estado, a nivel local con diputados, presidentes municipales; el lunes tenemos la definitoria con Acción Nacional y, en ese sentido, nosotros esperamos que lo más pronto posible podamos dar a conocer el inicio”, adelantó.

La excusa

Desde el pasado 10 de marzo, cuando trascendió la noticia del abatimiento de Nazario Moreno, El Chayo o El Más Loco, Estanislao Beltrán Papa Pitufo, uno de los líderes emblemáticos de los grupos de autodefensa, sostuvo que con dicha muerte, los Templarios habían perdido uno de los grandes soportes que sostenían la estructura directiva de dicha organización criminal.

“Están debilitados…”, aseveró, “el crimen organizado se ha debilitado en un 70 u 80 por ciento, ya es poco. Aquí lo que hay que hacer es ir por objetivos específicos, y no dar un paso atrás. Nosotros tenemos que terminar con esto.”

Otro de los voceros de las autodefensas, José Manuel Mireles, indicó en enero pasado que, como condición para dejar las armas, tenían que ser detenidos siete líderes Templarios; de los cuales, hasta el momento, dos están muertos, dos más detenidos y tres se encuentran prófugos de la justicia:

El Chayo (muerto), Dionisio Loya Plancarte El Tío (detenido), Servando Gómez La Tuta (prófugo), Enrique Plancarte El Kike (muerto), Jesús Vázquez Macías El Toro (detenido), Fernando Cruz Mendoza El Tena (prófugo) y un sujeto apodado El Chicano (prófugo).

Otra de las demandas, era el cumplimiento de la seguridad en buena parte del territorio michoacano; al respecto, en conferencia de prensa, el ‘virrey’ Castillo aseguró, a finales de marzo, que la Policía Federal ya tenía presencia en 27 municipios, antes apoderados por la delincuencia organizada.

Al respecto, el jueves pasado, Osorio Chong, advirtió y dio casi por concluido su trabajo en el estado purépecha: “Yo les diría que dejen a la autoridad cumplir su trabajo. Hubo acuerdos y nosotros tenemos que seguir cuidando la estabilidad y la seguridad en Michoacán. Los grupos que quieran ayudar lo podrán hacer y quienes no lo desean deberán regresar a sus actividades cotidianas”.

La detención de Reyna sería el último eslabón de denuncias hechas ante la opinión pública, respecto a la participación de altos funcionarios en la alineación Templaria.

La traición

El 21 de marzo pasado, luego de la detención del líder de las autodefensas en La Ruana Michoacán, Hipólito Mora, el emblemático líder, José Mireles, acusó al gobierno de querer desarticular el movimiento armado y, simultáneamente, encarcelar a sus voceros y dirigentes por lo que rompieron todo proceso de diálogo.

“La opresión la vivíamos nosotros de dos partes, una, por acción de parte de los templarios y otra por omisión de parte del Gobierno. A pesar de ello, al revelarnos en contra de la opresión, cuestión a la que insisto tenemos derecho de oponernos, nos coordinamos con la autoridad y entonces nos sentamos en sus mesas, nos llamaros aliados, avanzábamos juntos, se sacaron fotos con nosotros que dieron la vuelta al mundo en un afán perverso de tratar de convencer a la opinión pública que Michoacán ya estaba controlado.”

En una entrevista concedida a MICHOACÁN TRESPUNTOCERO, éste volvió a insistir en dicha tesis y, además añadió, que se opondrían a la instalación de policías de la llamada Gendarmería Nacional –adscrita al Sistema Nacional de Seguridad Pública– y al presunto exterminio de los Templarios:

“Quieren desintegrar a las autodefensas, eso es obvio, porque el gobierno jamás va a reconocer que nosotros sí pudimos hacer un trabajo que ellos nunca quisieron hacer. No es que no hayan podido, es que nunca quisieron hacerlo; los que enterrábamos a los muertos éramos nosotros”, añadió.

Cabe resaltar que, en las últimas semanas, la embestida en contra de la dirección, se dirige también en relacionar a los jefes de los civiles armados, en crímenes de funcionarios, como en el caso de fallecido edil de Tanhuato.

Fuente: revoluciontrespuntoceero.mx
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: