Angélica Rivera – Por Europa, en avión oficial, con parientes y amigos

Publicado el mayo 7, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

Alejandro Gutiérrez
Presidencia

De 2009 a la fecha Angélica Rivera ha ido tres veces al Vaticano. Las dos primeras lo hizo con su esposo, Enrique Peña Nieto, pero la última fue sin él, aunque con su representación oficial para la ceremonia de canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II. En este viaje –que aprovechó para visitar a viejos conocidos de la farándula– la acompañó un séquito de 15 personas, entre familiares y amigos, y se transportó en un avión de la Armada. Antes pasó unos días en Madrid, donde aquella representación oficial no le alcanzó para asistir a la entrega del Premio Cervantes a Elena Poniatowska, pero sí para pasear y acudir con sus hijas a algunos espectáculos frívolos.

MADRID.- El 23 de abril, el avión ejecutivo Gulfstream G-550 matrícula ANX-207, perteneciente al gobierno de México, aterrizó en el aeropuerto de Barajas en esta capital. En él viajaba Angélica Rivera Hurtado, esposa del presidente Enrique Peña Nieto, quien inició aquí un periplo que la llevó al Vaticano, donde asistió a la ceremonia de canonización de los Papas Juan XXIII y Juan Pablo II, cuatro días después.

El hecho pasó prácticamente inadvertido pues ese día los reflectores estaban puestos en la Universidad de Alcalá de Henares, donde la escritora mexicana Elena Poniatowska recibía el Premio Cervantes 2013 de manos del rey Juan Carlos (Proceso 1956).

El 23 de abril Poniatowska, ataviada con su huipil tejido por indígenas juchitecas y su potente discurso pronunciado en la ceremonia, y el monarca español, quien retomó una activa agenda pública después de vivir horas bajas por las polémicas en que se vieron envueltos él y su familia en meses recientes, acapararon la atención.

Angélica Rivera y su séquito parecieron no saber que iba a tener lugar esta ceremonia, de gran importancia en el ámbito cultural.

Y aunque la residencia oficial de Los Pinos no emitió una comunicación oficial sobre el viaje de Rivera para estar presente en la sede apostólica, la noticia fue divulgada por la prensa mexicana, citando fuentes gubernamentales y diplomáticas, según las cuales Rivera iba al “frente de la delegación oficial de México” y “en representación de su esposo”.

Una fuente del gobierno federal confirmó a Proceso desde México que ella llevaba esa “representación oficial” al Vaticano, incluso habló de su llegada a España cuatro días antes de la investidura de los dos Papas, pero omitió los detalles de ese itinerario. Consultado al respecto en esta capital, Ramiro Pineda, vocero de la embajada de México, dijo que “oficialmente” no tenía información sobre la visita de la consorte de Peña Nieto.

No obstante, fuentes aeroportuarias confirmaron que la aeronave tuvo los permisos –habitualmente gestionados por la embajada– para el sobrevuelo en el espacio aéreo español, el uso del aeropuerto –la aeronave incluso pernoctó en el área de aviación privada– y el uso de la sala para autoridades.

Viaje familiar

Angélica Rivera ha viajado al Vaticano en tres ocasiones. La primera fue en diciembre de 2009, cuando acompañó a Peña Nieto, entonces gobernador del Estado de México, a la inauguración de una exposición de artesanías mexiquenses.

En esa ocasión Peña Nieto aprovechó para confiarle al Papa Benedicto XVI durante la salutación: “Pronto me casaré”. La noticia se difundió de inmediato en los espacios noticiosos de Televisa como parte de su estrategia de marketing político para posicionar al entonces aspirante presidencial (Proceso 1778).

El segundo viaje de Rivera y Peña Nieto fue en marzo de 2013, cuando la pareja asistió a la ceremonia de entronización del Papa Francisco. Y el tercero, la exactriz del consorcio televisivo viajó sola, aunque llevaba la representación presidencial.

Según la bitácora del vuelo oficial –obtenida por Proceso en la embajada mexicana en Italia–, Rivera viajó con un séquito de 15 personas. A ninguna de ellas le interesó asistir a la ceremonia de premiación de Poniatowska.

La lista de pasajeros incluyó a Sofía, Fernanda y Regina Castro Rivera, que la exactriz procreó con el productor de televisión José Alberto Castro; Maritza Rivera Hurtado, su esposo, Alberto Espinoza, y otra persona llamada Alberto Espinoza Rivera, quien al parecer es hijo de esa pareja.

De acuerdo con registros periodísticos, Maritza es hermana de Angélica y estuvo a su lado cuando La Gaviota aún actuaba. Incluso hay fotografías en las cuales ambas aparecen en público. En marzo de 2009 fue Maritza la que confirmó al sitio de internet de la revista Quién (quien.com) que su hermana estaba en trámites para “invalidar” su enlace religioso con José Alberto Castro.

El periodista Jenaro Villamil relató en las páginas de este semanario el primer encuentro entre el entonces gobernador mexiquense y la actriz que, escribió, se realizó a través de Manuel Cavazos Melo, experto en cabildeo y relaciones públicas: “Cavazos tenía una relación cercana con Maritza Rivera, hermana de la actriz, y a través de ella le sugirió a La Gaviota aceptar una cita con Peña Nieto como parte de una estrategia de promoción” (Proceso 1778).

Entre el séquito de La Gaviota iban otros de sus hermanos: Adriana, quien viajó con su pareja, Juan Arnabar, y sus hijos Jimena, Natalia y Sebastián Arnabar Rivera; Manuel y su esposa, Lourdes de Rivera, y Sebastián Rivera.

Otros acompañantes eran: Sofía Rivera Castro. Y aunque no se pudo identificar si tiene parentesco con Angélica Rivera, su nombre es similar al de su hija, la también actriz Sofía, citada antes aunque con los apellidos invertidos.

El documento consultado por el corresponsal no tiene los nombres de los miembros del Estado Mayor Presidencial que habitualmente resguardan la seguridad de la esposa de Peña Nieto.

En el perfil de Facebook de la exactriz y en una cuenta de Twitter de sus seguidores se difundieron las fotografías en las que se observa a La Gaviota durante la ceremonia religiosa en la Plaza de San Pedro.

“Reality” vaticano

Una de las fotografías que más se difundió en los medios es aquella en la cual la exactriz, con vestido y mantilla negros, saluda al Papa Francisco. A su lado, sus hijas mayores: Sofía y Fernanda.

La instantánea se subió a las redes sociales con un comentario: “En el Vaticano, con gran emoción, y acompañada de mis hijas, pude saludar a Su Santidad, el Papa Francisco. En esta oportunidad, extendí un caluroso saludo a nombre del presidente y le pedí la bendición para todos los mexicanos. Él nos pidió visitar (el Vaticano) y saludar de su parte y de la Virgen de Guadalupe (al Papa Francisco)”.

En otra, tomada en el transcurso de la ceremonia de canonización, se ve a Angélica Rivera en la zona de las delegaciones. Estuvo sentada en medio de Cándida Montilla, esposa del presidente de la República Dominicana, Danilo Medina Sánchez, y del polémico y longevo presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, y su esposa, Grace Marufu.

“Los ojos del mundo hoy están puestos en Roma. Es un verdadero honor para mí haber asistido en representación de mi esposo, el presidente Enrique Peña Nieto, a la ceremonia de canonización de dos papas en la Iglesia Católica”, escribió.

En otra toma, posterior a la ceremonia, Angélica Rivera aparece saludando a los reyes de España, Juan Carlos y Sofía, quienes también asistieron al Vaticano. En la imagen en la que dialoga con el rey y en la que saluda a la reina aparece acompañada de sus hijas y del embajador de México ante el Estado vaticano, Mariano Palacios Alcocer, y su esposa. En otra fotografía aparece la pareja con ella y cuatro personas no identificadas.

También se tomó una imagen con cuatro religiosos de sotana negra que circuló en las redes sociales el mismo 27 de abril con el comentario: “México estuvo siempre en el corazón de San Juan Pablo II”. Entre las imágenes que compartió hay algunas panorámicas de la Plaza de San Pedro atestada de fieles y una del Papa Francisco en el trono de San Pedro.

Asimismo compartió imágenes de Palacios Alcocer –a quien agradeció sus “atenciones”– y su esposa, así como de un singular personaje: Antonio Berumen, un promotor de cantantes y grupos musicales ligado a Televisa.

Los seguidores de La Gaviota también pudieron ver otra fotografía en la que aparece con sus hijas y Berumen con unos jardines del Vaticano como fondo. “Agradecida con la vida por vivir este momento acompañada de mis hijas, Sofi y Fernanda”, escribió.

No es extraña la imagen de Berumen al lado de La Gaviota, sobre todo porque fue uno de los promotores de la visita de Peña Nieto y de Rivera al Vaticano en diciembre de 2009, cuando el entonces gobernador mexiquense anunció al Papa su enlace matrimonial.

El periodista Andrés Beltramo, corresponsal acreditado en el Vaticano, escribió en su blog Sacro y profano, que este promotor artístico mexicano con importantes conexiones en la Santa Sede fue uno de los artífices de ese viaje, que Televisa explotó profusamente en su pantalla.

El 22 de octubre de 2009 –“Peña Nieto y Televisa: publicidad a costa del Papa”–, el vaticanista escribió que Peña Nieto se dio cuenta de que podía lograr una “buena dosis de publicidad gratuita si, junto con su aliado incondicional Televisa, usa en su favor a una de las instituciones más queridas por el pueblo mexicano: el Papa, en esta ocasión Benedicto XVI”.

Añadió que con una “mínima inversión”, que era la exposición y donación de artesanía mexiquense en los salones de la Santa Sede, podía lograr “grandes espacios en la prensa nacional de su país, además de lograr una foto histórica con el obispo de Roma.

“Tanto gustó la idea al partner de Peña Nieto, Televisa –la más grande cadena mediática de Latinoamérica– que puso a uno de sus personajes mejor conectados con la sede apostólica, el manager Antonio Berumen, a trabajar en el asunto.”

Berumen es caballero de la Orden de Malta. En 2007 participó en la iniciativa de Luis Felipe Bravo Mena, acreditado entonces como embajador ante el Estado vaticano, para instaurar la “Navidad mexicana” en ese espacio. En esa ocasión se montó un nacimiento y una exposición de artesanías de Jalisco, con una fuerte promoción del entonces gobernador Emilio González Márquez.

En otro de sus textos, escrito en agosto de 2011 –“Juan Pablo II regresa a México”– Beltramo expuso que después del éxito de esa primera edición de las navidades mexicanas en el Vaticano, “Berumen vio el negocio y lo hizo bien”, porque convenció a otros gobernadores de participar –entre ellos a Peña Nieto–, pero ya al margen de la embajada.

“Ya no se trata de un proyecto totalmente de la embajada la cual, empero, concreta una serie de trámites para que sea una realidad”, comentó el periodista.

No sólo Berumen se apropió de la celebración; también lo hizo Televisa. En posteriores ediciones de esas navidades mexicanas han participado los estados de Puebla (2011), Michoacán (2012) y Veracruz (2013), cuyos gobernadores acuden a saludar al Papa. Y en México, Televisa organiza programas especiales con números artísticos de sus cantantes y conductores estrella.

Pero no es la única imagen que existe en las redes sociales de miembros de la familia de Angélica Rivera en el viejo continente. Su hija Sofía, quien actúa en telenovelas de Televisa y en obras de teatro, aparece en una fotografía tomada con la cantante y actriz mexicana Gloria Aura, quien participa en la obra musical Marta tiene un marcapasos, en el teatro Compac Gran Vía, en la capital madrileña.

En la fotografía fechada el 25 de abril, las dos actrices aparecen sonrientes en la entrada del teatro, frente al espectacular de la obra musical. “Con mi talentosa y hermosa amiga @gloriaaura!! Que increíble verte!! Felicidades!! Te quiero!!” y la acompañan con una liga a la imagen en la red social Instagram.

Los desplantes del gobierno de Peña Nieto para disponer del entramado gubernamental para su familia son ya conocidos en España: En junio de 2013 el Ministerio del Interior del gobierno de Mariano Rajoy desechó una petición para disponer de un vehículo oficial –de España– para Sofía Castro Rivera, porque no se trataba de una autoridad ni existía riesgo para su seguridad.

La embajada de México –entonces encabezada por Francisco Ramírez Acuña– recibió la orden de México de gestionar ante el gobierno español el vehículo y la seguridad para la joven actriz, quien vino a Madrid a tomar un curso en el prestigioso Estudio Corazza para el Actor.

Avión oficial

Según la información a la que tuvo acceso Proceso, el avión utilizado para el traslado de Angélica Rivera y su séquito a España e Italia fue el Gulfstream G-550 matrícula ANX-207.

Si bien la aeronave pertenece a la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar), una información adicional sobre el vuelo alude a la Fuerza Aérea Mexicana (FAM).

Blogs especializados en aeronáutica en México –como el que publica el doctor Samuel Banda– confirman que este jet ejecutivo es propiedad de la Armada de México para las labores de “transporte del alto mando”.

También señala que al poco tiempo de ser integrado a la flota de la Semar, “fue requisado por el Estado Mayor Presidencial”, que lo usa para el traslado del presidente. Esta aeronave para 18 pasajeros goza de mayor capacidad y autonomía de vuelo.

El mismo blog refiere que la aeronave ya fue utilizada para transportar a los secretarios de Defensa y de Marina, el general Salvador Cienfuegos y el almirante Vidal Francisco Soberón, respectivamente, en su viaje a la ciudad de Múnich, Alemania, donde participaron en la Conferencia Internacional de Seguridad.

Los permisos para el sobrevuelo de la aeronave debieron incluir, al menos, también Estados Unidos y Portugal, explica al corresponsal un piloto mexicano con experiencia en vuelos a Europa.

Fuente: Proceso 1957
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: