Análisis Político: TAMBORES DE GUERRA por Miguel Treviño Rábago (@migueltrabago)

Publicado el mayo 22, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

Treviño nueva

ALogo de Observador Politico

TAMBORES DE GUERRA

Columna semanal por el Profr. y Lic. MIGUEL TREVIÑO RÁBAGO

Cd. Reynosa, Tamaulipas; 22 de mayo de 2014.

TAMAULIPAS que es un Estado ubicado en la frontera con Estados Unidos y concretamente frente a Texas, está ahora bajo control militar totalmente. Los hechos violentos que se han presentado en las últimas semanas y que dejaron decenas de muertos en varios municipios como Reynosa, Matamoros, Miguel Alemán, Cd. Victoria, Tampico y Madero forzaron a las autoridades federales a tomar medidas extremas cuya efectividad está por verse y comprobarse. En lo personal, tenemos nuestras dudas de que vayan a ser efectivas y contundentes.

ARROJAR gasolina a la hoguera nunca ha sido una idea inteligente. Militarizar Tamaulipas y partir el Estado en cuatro zonas bajo control de mandos militares es prepararse para continuar una guerra que ya lleva 7 años y que ha dejado miles de muertos.

En los círculos políticos y militares de Estados Unidos debe haber mucha preocupación sobre ésta “estrategia” de traer a Tamaulipas 5 mil soldados, marinos, policías federales, agentes del Cisen y gente que trabaja para la PGR. Y más nerviosos se ponen los vecinos del norte cuando ven que se traen los famosos helicópteros Black Hawk (halcones negros) que ellos han utilizado para combatir en Irak y Afganistán y que regalaron a México.

ESTOS son preparativos para una guerra frontal contra la llamada delincuencia organizada, pero también implican enormes riesgos para la población inocente que sólo busca vivir y trabajar en paz con sus familias. ¿Qué debemos esperar los tamaulipecos de éste gran operativo militar desplegado por todo el Estado? Es fácil concluir que las confrontaciones armadas las tenemos ya a las puertas de nuestros hogares, barrios, colonias, ciudades. Si no entonces ¿para qué trasladar tanta gente armada, equipos, naves aéreas, fuerzas especiales a la frontera? ¿Podemos creer que sólo es para amedrentar a los “malos” de Tamaulipas ?…Es obvio que no. Es lógico que los tambores de guerra ya los estamos escuchando.

TRISTE panorama es el que vemos de un Gobernador que no supo o no pudo sanear las policías del Estado y ahora está rebasado totalmente en todos los aspectos. Antes, los Presidentes de la República priístas tenían el poder de pedirle la renuncia a un gobernador que cometía graves errores o era manifiesta su incapacidad para gobernar su entidad. Los enfermaban y los renunciaban. Así de simple. Con los Presidentes panistas nunca sucedió eso. La fórmula era llamarlos al gabinete. Pero esto que sucede en Tamaulipas, es arbitrario. No se “renuncia” o se “enferma” al Gobernador, pero se le releva del mando con 4 coordinadores militares a los que no quisieron llamarles “comisionados” al estilo de Michoacán.

SI cada Estado de la República como dice la Constitución es Libre y Soberano, cómo es que el gobierno central sin respeto al Congreso de Tamaulipas que conforman los representantes de la ciudadanía, pasa por encima de ese Poder Legislativo y sin consultarlo decide qué hacer y qué no hacer en nuestra tierra. Y lo que llama más la atención es el SILENCIO de Diputados locales, federales y Senadores del PRI y del PAN. ¿Dónde quedó el respeto a la soberanía de Tamaulipas? ¿Acaso fueron consultados para poner en marcha el ” Plan Tamaulipas” que va a desatar más violencia y más muertes? Si el Gobernador acepta la invasión del centro, los representantes populares no tienen por qué hacer lo mismo.

¿QUIÉN manda entonces en Tamaulipas? Si el Gobernador, los diputados y los Senadores se quedaron mudos, sordos y ciegos y fueron arrollados por las decisiones federales, es obvio que los militares están ahora a cargo de todo. Porque pensar que los alcaldes tienen autoridad en sus municipios, es un chiste para caerse de la risa. Nosotros hemos insistido en que muchos de ellos deben ser investigados por la PGR y Gobernación para determinar si tienen o no, nexos con grupos que operan fuera de la ley. Lo cierto es que los presupuestos se esfuman entre las pandillas de los alcaldes en sus ayuntamientos y las obras públicas brillan por su ausencia. Miles de millones de pesos se esfuman sin que veamos obras públicas dignas de llamarse así. Eso sí, muchos “obritas” de adorno y casi de caricatura.

LEGISLATURAS estatales entran y salen trienio tras trienio, y siempre pasa lo mismo: Las cuentas públicas de ciertos alcaldes son aprobadas con singular alegría y otras son “congeladas” por años para utilizarlas como espada de Damocles, es decir, políticamente por si te portas mal te finco responsabilidades según el humor del gobernador en turno. Otro ejemplo es el de los ex-gobernadores de Tamaulipas. A unos se les premia, a otros se les persigue y otros se “hacen chiquitos” para irse a gozar de miles de millones de pesos saqueados de la hacienda pública. Ninguna autoridad federal, ningún Congreso local o federal, ningún Secretario de Hacienda, nadie les exige cuentas claras y transparentes. Es la IMPUNIDAD absoluta y cínica.

LO que sucede hoy en Tamaulipas en donde los tres “Poderes” del Estado han quedado nulificados, no sucede por ejemplo en Nuevo León, ni en Coahuila. Allí los gobernadores exigen respeto a la soberanía de sus Estados y lo que es más importante, se han puesto a trabajar para que el Gobierno Federal no les arrebate el mando político y policíaco. Usted visita Monterrey y su zona conurbada y ve grandes inversiones en obras públicas, presumen policías certificados, están atentos a las denuncias de los medios, no permiten que se les vaya una rolita y buscan tanto priístas como panistas en puestos públicos, ganarse las simpatías populares trabajando -hasta donde pueden- en favor de la ciudadanía.

TAMAULIPAS huele a sangre y miedo. Los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial están “congelados”. Miles de militares ahora controlan el Estado y desde el Gobernador, Alcaldes y regidores, Diputados, Senadores hacen todo lo posible por distanciarse del pueblo para evitar las preguntas incómodas. Las nóminas están llenas de “comunicadores” que no comunican nada, las famosas “fuerzas vivas” sólo buscan conservar sus privilegios, los sindicatos están domesticados de una forma humillante, y la ciudadanía -en grupos pequeños- apenas si se atreven a exigir que pare la violencia, pero al mismo tiempo “agradecen” a los gobernantes su preocupación (???)….Por fin ?….

HAY tanta desesperación en la ciudadanía tamaulipeca, que no ha faltado quién proponga que se pida el apoyo militar de los Estados Unidos para frenar la violencia, y tal vez éstas expresiones han sido las que motiven a la Federación allá en las alturas del Olimpo tricolor, a intervenir militarmente nuestro Estado. Lo que si sabemos, es que en Washington hay mucha preocupación por lo que están pasando en su frontera sur y que estarán muy atentos en los próximos días, semanas y meses a lo que hagan las fuerzas armadas de México en Tamaulipas y esto indudablemente que nos afectará a los que seguimos viviendo en éstas tierras tan hermosas pero hoy bañadas en sangre por todos los rumbos de nuestro Estado.

CUALQUIER comentario relacionado con ésta columna, le agradecemos enviarlo a nuestros correos electrónicos. Invitándole a que escuche nuestro programa de radio por internet “El Observador Político” todos los jueves a las 11 de la mañana y los viernes a las 19:00 horas en www.lanuevarepublica.org

trabago49@hotmail.com elobservadorpolitico@hotmail.com

@migueltrabago

Cd. Reynosa, Tamaulipas; Mayo 22 de 2014.

Nota: Se autoriza la reproducción y el reenvío de ésta columna de Análisis Político, siempre y cuando se publique el nombre completo del autor y sus correos electrónicos. Las opiniones que aquí se vierten, son responsabilidad única y exclusiva del autor. Si usted ya no desea recibir éstos materiales, envíenos un correo solicitando que su dirección sea eliminada de nuestras listas. Cd. Reynosa, Tamaulipas. México.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: