Estado de los ESTADOS: Cristiana corrupción

Publicado el mayo 22, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Mayo 22,2014.- Hace tiempo que en el Vaticano no reciben las mejores noticias provenientes de México. Bien podría iniciarse por algo que les interesa y mucho: el monto de los envíos económicos que ya no coinciden con el número de feligreses que, los de la alta jerarquía católica sostienen que existe.

Como se sabe, al Papa Francisco lo visitaron un grupo de Obispos pertenecientes a la Conferencia del Episcopado Mexicano y lo que escuchó propició el pronunciamiento de un largo mensaje en el que lo mismo se lamenta por la violencia que existe que por el desempleo, por la desgracia que ha caído sobre las víctimas del narcotráfico, las condiciones laborales que calificó de infrahumanas también formaron parte de su discurso sin por ello eludir lo que sucede con los migrantes y con quienes no tienen acceso a los servicios de salud.

Antes de llegar al máximo trono romano supo, también por otros grupos, de lo que estaba sucediendo con el comportamiento de un buen número de sacerdotes y, no todos, egresados de la escuela de Marcial Massiel, sino que este tipo de acciones ya estaba presentándose en otras órdenes religiosas. Un simple repaso a estos reportes hace que pueda entenderse que el Papa Francisco se muestre consternado y, por que no, extrañado. Porque también desde su posición cardenalicia ha visto a por lo menos tres de nuestros gobernantes y su presencia, modales, compostura, la forma en la que se desplazan y a sabiendas de la representación que han ostentado y que habla de más de 100 millones de mexicanos, no parece reveladora de un fondo tan pantanoso y oscuro como el que le relatan los Obispos.

Cualquiera que sea la opinión, que podemos dar por hecho que no será positiva, se ve ahora reforzada con otro tema: la corrupción y dentro de una de las instituciones que más había cuidado el clero, en la que formó una imagen de rectitud y caridad: Cáritas. En la Comisión Episcopal de Pastoral Social Cáritas, se administran y canalizan los donativos a los mexicanos más pobres y hace un par de años se les practicó una auditoria y detectaron que en los recibos de deducibilidad de Cáritas Mexicana, había muchos cancelados que los cobraron y que no contabilizaron. Solo en este movimiento detectaron un desvío de 14 millones de pesos.

Se señaló al presbítero Sarlat Flores por jinetear recursos que depositaron empresas y particulares y que se enviarían a los haitianos, por despilfarrar este dinero destinado a los más desprotegidos –como lo hacen en muchas otras partes del mundo-, por ingresar como gastos la compra de su ropa, los boletos de avión en primera clase para viajes que nada tenían que ver con esta labor, comprobantes de fiestas familiares, de compra de vinos y por si fuera poco boletos de espectáculos y corridas de toros. En esos tiempos el reporte se le entregó a Gustavo Rodríguez, también Obispo, pero nada quiso, o supo hacer, y el paquete se lo dejó a su sucesor, al Obispo auxiliar de Guadalajara, Leopoldo González quien ni siquiera permite abordar este tema.

El tema de nuevo pone a las autoridades mexicanas en una exhibición vergonzosa ya que en las leyes por las que se rigen los clérigos aparece perfectamente estipulado que es a los Obispos a los que les corresponde la vigilancia sobre lo bienes eclesiásticos de los organismos caritativos sujetos a su autoridad. Según lo dispuesto por el antecesor del Papa Francisco en su “Intima Ecclesiae Natura”: “es un deber del Obispo diocesano asegurarse de que los ingresos provenientes de las colectas que se realicen se destinen a las finales para las cuales se han recogido. Ahora bien, la pregunta gira en torno a si se atreverán los obispos a informárselo a SS o van a ocultar estos malos manejos.

Oscar Arias es el nombre del sacerdote que tuvo el valor de hacer la denuncia, pero son varios los integrantes del organismos los que saben del desorden existente. Sarlat Flores es muy conocido en Mérida, Yucatán, ya que ahí fue párroco hasta febrero de este año. El padre Arias se encargó de darle la información al Obispo Rodríguez y la respuesta de este fue callar. “Yo me ciño al Evangelio: el trigo tiene que seguir creciendo, junto al trigo siempre habrá cizañas”, refiere el sacerdote inculpado en su defensa y añade que se trata de ensuciar el nombre de Cáritas.

Como sucede ya en muchos casos, hay conflictos de intereses. Resulta que la primera auditoría ordenada la firma el despacho Labarthe y Asociados, para quienes todos está en regla. Solo que en esa oficina trabajaba quien ahora es el contador de Cáritas, Alejandro Reyes Figueroa. O sea que a sus mismos se les ordena una supervisión que, por supuesto, no debe señalar fallas. La segunda le fue solicitada a los contadores Angélica Itzamar y Alejandro Avilés, del Instituto Latinoamericano de la Comunicación Educativa y, fue tal el desorden encontrado en los registros de los recibos de deducibilidad que recomendaron: “para efectos de transparencia y eficacia en el resultado de las auditorías, se sugiere se proceda al cambio del despacho de auditores, según las prácticas generalmente aceptadas”.

De tal manera que el registro que tiene el Pontífice, no deja títere con cabeza: violencia, desempleo, explotación laboral, ciudadanos sin protección social, migración sin freno, violaciones a los derechos humanos, pederastia y con la novedad de contar con una corrupción enquistada en una organización de caridad. Si a ello le agregamos que los integrantes de la Conferencia del Episcopado Mexicano no se han detenido en hacer críticas y muy fuertes al gobierno de Enrique Peña Nieto que se fundamentan en lo erróneo de sus reformas, lo cual puede palparse ante el daño generado cuando aun no se ponen en marcha a plenitud, ya se verá que la distribución de su documento “Por México, ¡actuemos! ha tenido un gran éxito.

Ojalá y más pronto que tarde se haga un recuento de los sectores y el número de pobladores que se expresan negativamente de la conducción de las autoridades actuales y con esa base se proceda a buscar soluciones que ya no puede esperar, o…

DE LOS PASILLOS

Como es de esperarse cuando se hacen señalamientos, aparecen defensores y desmentidos de todos los tamaños. Ahora fue el turno para Emilio Gamboa, yucateco, senador ligado a muchos grupos de poder económico en la Península, para salir a hacer un recuento de todas las bondades y virtudes que posee el titular de Energía, Pedro Joaquín Coldwell quien, de nueva cuenta, toma el tema de los gasolinazos como escudo de protección, para callar bocas, al referir que en el 2015 se ajustará el precio de este combustible y del diesel y que si se autorizan incrementos estos serán más moderados y proporcionales a la inflación. Hacienda será la dependencia que fije los precios, como también la que tiene bajo su responsabilidad el manejo discrecional de cada uno de los contratos que se firmen con la iniciativa privada en el ramo petrolero. Don Luis Videgaray, debe estar cierto que su pupilo no se quedará sin estar presente en el gabinete de Peña Nieto, ya que los señalamientos que le fueron lanzados le permitirán permanecer en el cargo hasta cargar los peregrinos…

Dicen que en charlas en corto y una vez que se hace del conocimiento del primer mandatario que hay renglones que no marchan satisfactoriamente, los diálogos terminan con alabanzas hacia su fabuloso gabinete. O sea que no habrá cambios. Aunque en su entidad natal, el gobernador Eruviel Ávila ya se decidió por ir limpiando la casa de personajes inútiles, de funcionarios que tienen una mayor dedicación a otros menesteres que al cumplimiento de las tareas asignadas y, ello, en razón de sentirse protegidos, de pertenecer al primer grupo, al cercano del mero, mero, del inquilino de Los Pinos. Ya quedaron fuera el secretario general de Gobierno, Efrén Rojas Dávila y el procurador Miguel Ángel Contreras Nieto. Ante el panorama de inseguridad que ya se resiente en la gobernabilidad, despedir sin miramientos a esta pareja junto con la directora del DIF a nadie le causó disgusto, sino todo lo contrario.

Salvador Nava, magistrado del TEPJF, o sea del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, se mostró muy molesto por la forma en la que fue tratado el tema de su “retiro” tanto por los medios como entre los legisladores. De ahí que en una actuación quijotesca aseguró: “aunque se apruebe no cobraremos un peso” y desearon que a quienes les sucedan si les den este haber por dos años. Ahora habrá que estar mucho más pendientes porque…

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: