Estado de los ESTADOS: Bullying provocado

Publicado el junio 6, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Junio 05, 2014.- Lo que se observa en nuestro entorno cada día resulta mucho más desagradable y no solo en los renglones a los que vamos acostumbrándonos, sino en los que nos hablan de un futuro muchísimo más difícil de controlar y en el que la presencia de la violencia se presiente en grados superiores a los actuales. Se ha recibido una serie de opiniones sobre el bullying, acciones en las que los niños y los adolescentes son protagonistas unos y víctimas otros. Emilio Chuayffet hizo unas declaraciones en las que, por primera vez desde que lo conozco y de esto hace décadas, estoy de acuerdo. El bullying no está en las escuelas sino en los hogares. Es en los planteles en donde repercute, en donde se hace visible la práctica, pero no es ahí en donde se origina.

Atolondrados como están los legisladores y los líderes de los partidos políticos no atinan sino a castigar, a la aplicación de penalizaciones, a elaborar decretos que en nada van a erradicar estas agresiones. Amonestaciones públicas a los padres y la pérdida de registro oficial de las escuelas –me supongo que se refieren a las privadas-, es lo que recibirían quienes permitan el bullying o no atiendan los signos de violencia de los menores. Presentarán una iniciativa llamada Ley General para la Prevención y Atención de la Violencia y el Acoso Escolar. Esto como resultado de la información de la CNDH en donde se revela que en los últimos 14 años las quejas por agresiones entre escolares aumentaron un 900 por ciento.

Según Luis García López Guerrero primer visitador de la Comisión Nacional de Derechos Humanos, en el principio del Siglo se recibían 100 quejas por violencia en el entorno escolar. En la actualidad tienen registradas más de mil. En las redes sociales se ha desencadenado en tal magnitud que ha provocado suicidios infantiles. Estudios de la UNAM revelan que entre el 60 y 70 por ciento de los alumnos de nivel básico han sufrido algún tipo de agresión lo cual se traduce en que de los 25 millones de estudiantes en este nivel, 18.7 millones han sido por lo menos testigos, cuando no víctimas. De ahí que se sugiriera que se coloquen buzones en los planteles para que se tengan registros reales de este tipo de acciones y pueda aplicarse la ley que pretenden.

Los de la organización Mexicanos Primero califican de meros “curitas” los planteamientos de la SEP para tratar de solucionar este problema: “es una respuesta claramente insuficiente y poco efectiva, pues se trata de recomendaciones que cualquiera puede hacer, cuando se espera una estrategia más sólida de una Secretaría de Estado, porque se requiere de recursos, programas, equipos técnicos y metas”. Advierten que todo debe comenzar desde la etapa preescolar”. Las diferentes agrupaciones de padres de familia también han manifestado su preocupación por lo que sucede en los planteles, por las agresiones de las que son víctimas los menores y por la actitud que asumen maestros y directivos en este renglón.

Solo que, si le damos un repaso a la niñez de quienes tenemos 50 o más años, nos encontraremos en que esto que llaman “bullying”, y que están pensando que debe castigarse hasta con prisión, antes era crueldad infantil y no provocaba tantos temores y muchos menos suicidios. En la primaria –el kínder era lo que hoy llaman preescolar y solo era de un año-, a quienes usaban lentes se les llamaba “cuatro lámparas”, sin importar si era niño o niña; al gordo, era “el gordo” o “el seboso” o “el barrigas”; quien tenían algún problema en el andar, sin el menor reparo se le gritaba “cojo”; los que portaban lentes con vidrios muchos más gruesos se les apodaba “el ceguetas”; las agresiones no pasaban de pegar chicles en el pelo, esconder los zapatos, hacer perdidizo un libro o cuaderno o dejarlo sin lápiz. Agresiones físicas no existían en el aterrador número del presente, eran empujones, uno que otro golpe y eso por alcanzar primero que otros el grifo del agua, del bebedero puesto para todos los alumnos.

Y no es que este tipo de agresiones, porque finalmente también lo son, fueran mejores que las del presente, sino que hay que ir al fondo, al que debe revelar las causas por las cuales los niños y los jóvenes mantienen estas actitudes. En esos tiempos no había videojuegos, los que tienen en su haber las más aberrantes acciones de violencia, se atacan con armas, se descuartizan, les vuelan las cabezas y gana el que más mata. Se tenían programas en la televisión como el de Pepita Gomíz, o el del Tío Gamboín, o el de Chavelo, los cuentos de Cachirulo. Las lecturas eran las de editorial Novaro, con los personajes de Disney o Memín Pinguin, o Chanoc. En el recreo salían a relucir trompos, matatenas, pelotas, se pintaban aviones en el piso para las competencias, dibujaban los chamacos carreteras en las banquetas y ahí hacían transitar, de uñitas, pequeños carros que ni eran de control remoto ni usaban pilas.

Los noticieros en la televisión y las páginas de los diarios no daban cuenta de hechos de violencia; Alarma, era el nombre del semanal que daba cuenta de crímenes y si bien tenía un tiraje que se distribuía a nivel nacional superior al millón 200 mil ejemplares, no aparecía en la preferencia de las familias, se leía en las áreas de trabajo y así pasaba de mano en mano causando, la mayoría de las ocasiones, terror. Niños y jóvenes jugábamos en las calles, esas áreas eran nuestras para andar en bicicleta, para el patín del diablo, para jugar “coladeritas” –futbol que tenía como portería las coladeras en cada extremo de las banquetas-, el “bolillo”, que consistía en darle punta a los extremos de un palo, depositarlo sobre un hueco y pegar para que saltara e hiciera las veces de pelota de beisbol.

En los lugares concurridos, en los mercados, en los cines, la recomendación paternal señalaba que si uno se perdía o si se acercaba otro adulto a pretender llevarte o regalarte algo a cambio de que lo acompañaras, había que gritarle al policía; o sea que había confianza en los uniformados. Por lo tanto los criminales y delincuentes de esa época no se han caracterizado por descuartizar, por quemar, por hacer pozoles. El entorno infantil ha cambiado y eso no está en las aulas, está en las casas, en los hogares, en las programaciones de televisión, en la aceptación de adquirir para los chamacos lo último en violencia. Del atractivo que para muchas mujeres tenían las telenovelas, se ha pasado a las series de narcos y narcas, en donde se hace una apología completa de sus acciones y se provocan envidias ante el lujo y dispendio que los rodea.

¿Será que con leyes, con decretos, con presentación y aprobación de estrategias se logre que los niños regresen a jugar a las calles, que armen sus propios carritos, que desplieguen papalotes en la playa, que no se desliguen de todos los beneficios de la tecnología pero que sepan distinguir entre aquello que les aporta conocimiento, que entretiene y lo que destruye, causa daño, mata? Me parece que la revisión de todo lo que en violencia está al alcance de sus manos y de sus mentes es la base. Se habla de que no deben existir prohibiciones, pero para quienes apenas están formando su carácter, al parecer sí. En estas deformaciones, los padres jóvenes ya no inculcan el respeto por el maestro, por el sacerdote, por el pastor, por el policía y, también hay razón. Los mentores encabezan marchas y huelgas y no dejan el sabor de la lucha por los derechos, sino de defensa de la ignorancia y el ausentismo laboral; los de la sotana resultaron pedófilos; los pastores ganan como secretarios de estado y los policías están en las nóminas de los malos. Así que lo que queda está en casa.

Lo reprochable en este caso es que a estas alturas los legisladores no aprendan a que no es castigando, penalizando a diestra y siniestra como se avanza, y estamos viendo los resultados ya que con un mundo de leyes y reformas estamos cada vez más inseguros y saqueados. Se presenta una oportunidad única para rescatar a nuestros menores si en cada uno de sus Distritos estos 500 buenosparanada hacen un llamado a la población para que en la plaza pública más cercana se forme una pira con todos los juegos violentos, para sacar de los hogares esa ponzoña. A los menores pueden tenerlos, hasta que el gobierno nos devuelva las calles y la seguridad, con los mismos aparatos pero bailando, jugando boliche, tenis, beisbol, futbol, tocando diversos instrumentos con la base de interpretación de músicos reconocidos y de todos los tiempos. Todavía algo podemos hacer y no solo repartir culpas, porque algunas son solo nuestras. Usted sabrá.

MAL Y DE MALAS

Los dictados para generar orden y tener registros de los movimientos económicos dizque con el fin de evitar el lavado de dinero, van sumando cada vez más y más inconformidades de quienes nada tienen que ver con la delincuencia organizada y si se ven afectados. No son pocos los ciudadanos que ahorran y que no depositan el dinero en los bancos por una y mil razones entre las que priva el que les entreguen porcentajes ofensivos de intereses cuando, en el momento de realizan préstamos se sirven a su gusto, utilizando el anatocismo a todo lo que da, abusando de las comisiones por manejo de cuenta, etcétera. Sin tener nada que ver con actividades delictivas, su efectivo es rechazado hasta en las agencias de autos, no digamos en otros lugares en donde se realizan operaciones que pueden alcanzar cifras que marcan el límite para que no se considere al que las recibe dentro de las “actividades sospechosas”. Un ejemplo de ello está en el Monte de Piedad, en las casas de préstamo como el Rafael Dondé, etcétera.

La llamada “ley antilavado”, generó 953 mil 82 “avisos” e “informes en ceros” relativos a esta actividad. O sea que recibieron 5 mil 384 registros diarios, 224.3 por hora y 3.7 por minuto. Los avisos los mandan los comerciantes que consideran como sospechosa una actividad que es puntal, la de compra-venta. Los informes en ceros son las notificaciones que manda la iniciativa privada cuando no registra ningún ingreso considerado de riesgo. Una y otra y otra vez nos preguntamos si esos son los golpes que se le dan a los narcos, a sus capitales. Parece que no porque existen o crean una y mil formas de evadir cualquier dictado de la ley, para eso tienen a su servicio abogados, contadores, economistas, etcétera.

Dan la impresión de que buscan en donde no hay o cuando pueden generar golpes mediáticos y crear terror en la población. Porque de ninguna otra manera puede explicarse que no sepamos nada sobre la gran fortuna de los verdaderos capos de la droga, de los capitales reunidos por quienes, sin ser los amos totales, si fungen como cabezas de organizaciones que generan grandes sumas de dinero. Mansiones, terrenos, ranchos, vehículos, joyas, obras de arte, cuentas bancarias, tarjetas de crédito, todos esos renglones que los ciudadanos deben pagar con cheque, que tienen límite para su adquisición y que forman parte de los patrimonios de los jefes de la delincuencia, no aparecen, no se tienen registros de su decomiso, tampoco se ha informado a quien o quienes les han vendido las propiedades que en alguna ocasión les fueron incautadas.

Ha trascendido que, en el caso de Panamá, por ejemplo, cuando se llevaron a EU a Antonio Noriega, los depósitos de narcotraficantes en bancos de ese país sumaban cientos, miles de millones de dólares y prácticamente se los desaparecieron y a los ciudadanos de ese país tampoco les informaron cual fue el destino final de esas cantidades y menos aún las vieron transformadas en obras de infraestructura o se fundaron hospicios o se construyeron hospitales o escuelas o los repartieron como volantes. Nada. El dinero del narco se desaparece una vez que las autoridades les echan el guante.

Buscan en los casinos el lavado de dinero entre los jugadores, cuando éste se da en las contabilidades; solo falta que a los que acuden a los moteles les hagan lo mismo cuando la evasión es de los dueños que solo le reportan a Hacienda la ocupación una sola vez por cuarto y nunca están llenos. La realidad es otra, se ocupan hasta 6 veces en 24 horas y en los más conocidos y que llaman “seguros”, las filas para entrar les permiten llevar parte de la tarea ya hecha a quienes ahí acuden.

No conformes ahora le entraron a los datos de geolocalización para el registro en el Sistema de Información Geográfica Fiscal y esto consta de una visita en la que le tomar al que abra la puerta hasta cuatro fotografías, se llenan cuestionarios y dicen que el objetivo es impedir que los contribuyentes traten de burlar al fisco. Así que hasta los domicilios fiscales son checados por el SAT. Si estas estrategias y persecuciones se aplicaran para devolvernos la seguridad, contra aquellas grandes empresas que no pagan los impuestos que nos aplican al resto de los mortales, para evitar que se alteren registros de utilización de energía en grandes y famosas fábricas, tal vez aceptaríamos que se impusiera este dizque orden en el resto de la población, pero por desgracia no es así.

DE LOS PASILLOS

Para quitar el hambre, según Rosario Robles, no hay nada mejor que la música y por eso ha organizado conciertos de rock con costos que superan los 11 millones de pesos. También se imprimen camisetas que presumen sus cruzadas y se tienen invitados de honor. Todo ello para que recordemos, creerá la “chayito”, que no solo de pan vive el hombre… aunque sin él, muere… Jubilados de Mexicana de Aviación se inconforman porque desconocen cuál es el destino de sus pensiones y exigen ser parte del Comité Técnico del MRO, del taller que es el único activo con el que se cuenta para hacer esas liquidaciones…

Habrá que estar muy atentos a la “limpia” que se pretende en las filas del Ejército Mexicano con la iniciativa presentada por el titular del Ejecutivo. En ella “se plantea establecer expresamente como causal de baja del Ejército y Fuerza Aérea Mexicanos la rescisión de contrato de enganche o del de su renovación, haciendo énfasis en el derecho de audiencia a que pueden acceder los que se colocan en este supuesto”. Con eso se recuerda que los soldados y cabos no son considerados personal permanente, ya que la relación administrativa que mantienen con la SEDENA está sujeta a las condiciones pactadas en el contrato de enganche. En el área de informática se presenta una modificación para que el área no sea dirigida por un General de arma o servicios sino por ingenieros en computación e informática egresados de la Escuela Militar de Ingenieros y se les dará el grado de Subteniente General de Brigada; solo a los técnicos especialistas en la materia se les dará el de Teniente Coronel…

No sabemos si es este el mejor momento para hacer válido ese contrato de enganche. Los mafiosos van a contar con elementos que tienen conocimiento en el manejo de las armas, que saben lo que hay en las sierras, en las selvas, en lugares recónditos en tierra pero no más accesibles o conocidos en las zonas costeras. Y, todos, sin excepción, con una formación disciplinaria que le dará a sus grupos un plus que no buscaron. O ¿de qué encontrará trabajo un soldado, un cabo, un marino? … Lo dicho desde hace más de un mes: le pagaron por sus acciones de Repsol a PEMEX la nada despreciable suma de 900 millones de dólares…

Dicen que la decisión de vender la tomaron por la baja rentabilidad de las acciones frente a otras petroleras, lo cual según los reportes de la española no es verdad ya que sus reportes de utilidades están en uno de sus mejores momentos. Y es que en el baile de las cifras no hay descanso. Venden el 7.86 por ciento y se quedan con otro 1.4 por ciento y reportan que reciben 900 millones de dólares para rectificar, posteriormente, que obtuvieron alrededor de 2 mil millones. O sea que si es esa la suma total es porque recibieron la parte que corresponde a la expropiación de la petrolera argentina, en la cual, inexplicablemente volverán a invertir. Lo que es también interesante se centra en la aplicación de ese dinero… Aunque hay otras interrogantes:¿Será nada más casualidad ,que la venta de acciones de Pemex en Repsol coincida con este ajuste en la legislación argentina, donde invitan a petroleros extranjeros a invertir ¿? Será casualidad la visita reciente del director de Pemex a Argentina con el director de su homóloga YPF? ¿Será casualidad que diga hoy Pemex tras anunciar la venta de acciones que probablemente continuaran invirtiendo en el extranjero ¿? Muchas casualidades, no creen ¿?

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: