Economía: otro recorte Banco Mundial: 15/23. FIFA asesora al Senado

Publicado el junio 12, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor Ocelotl.

la patria de cabezaLa Patria de cabeza.

La Jornada / México SA / Carlos Fernández-Vega

Alegraos, mexicanos futboleros, que en este 2014 mundialista la economía mexicana ni siquiera lograría crecer en la de por sí raquítica proporción (recortada y actualizada) prometida por el cada día más carismático ministro del año Luis Videgaray, quien cotidianamente abona al costo político que paga el inquilino de Los Pinos por mantenerlo donde lo puso.

Resulta que el Banco Mundial (al que se le puede calificar de cualquier cosa, menos de ser amigo de los gobiernos neoliberales mexicanos) amonestó al ministro del año y le sacó la tarjeta amarilla, toda vez que la economía mexicana se encuentra en una fuerte desaceleración. Así, para 2014 el organismo financiero pronostica que el producto interno bruto (de México) crecerá 2.3 por ciento, menos de la previsión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ya revisada a la baja el mes pasado, de 2.7 por ciento (La Jornada, Roberto González Amador).

El nuevo tijeretazo del Banco Mundial sobre la perspectiva económica mexicana para 2014 es el segundo que el organismo financiero aplica en lo que va del año. En enero calculaba que la tasa de avance sería de 3.4 por ciento; en abril la redujo a 3 por ciento y ahora, en víspera mundialista, la reduce aún más (2.3 por ciento). Así, de cumplirse esta expectativa, la tasa anual promedio en el primer bienio peñanietista sería de 1.7 por ciento. Un gran logro, sin duda, para un gobierno que dice mover a México. No es ocioso recordar que el organismo financiero multilateral no pierde la ocasión para señalar que (para México o América Latina en su conjunto) una tasa de crecimiento cercana a 2.5 por ciento sería claramente insuficiente para mantener el ritmo de progreso social al que la región se acostumbró en los últimos 10 años. Y por si alguien lo ha olvidado, el inventario mexicano de pobres supera 61 millones de personas, y contando.

Parece que el organismo financiero multilateral no escuchó los más recientes discursos del ministro del año, en el sentido de que la economía mexicana crecerá más que el resto de América Latina y Estados Unidos y que lo hará en una proporción no menor a 5 por ciento anual, producto, dijo, de las reformas impulsadas por el gobierno federal, lo que permitirá, a su vez, luchar contra la desigualdad y la pobreza. Si hubiera estado atento el segundo tijeretazo del año no lo hubiera practicado.

Falta de comunicación, sin duda, pero el hecho es que para 2014 y en el contexto latinoamericano el Banco Mundial ubica a la economía mexicana en el escalón número 15 de 23 posibles, entre la beliceña (2.5 por ciento) y la salvadoreña (2.1 por ciento), posición en línea con las estimaciones del Fondo Monetario Internacional y la Cepal. Eso sí, el pronóstico para la estadunidense es de 2.1 por ciento, mientras el correspondiente a China es de 7.6 por ciento, el mayor de todos.

Por cierto, en enero pasado el inquilino de Los Pinos, asesorado por el ministro del año, presumía que 2014 será un buen año para la economía mexicana, pues el país cuenta con un sólido motor para lograr un crecimiento económico elevado, sostenido y de largo plazo. Y lo repitió en abril. Queda el registro para el anecdotario, junto con la información oficial sobre el resultado económico en el primer bienio de cada uno de los cinco mandatarios neoliberales previos: -0.04 por ciento con Miguel de la Madrid; 4.6 por ciento con Carlos Salinas; -0.52 por ciento con Ernesto Zedillo; 0.3 por ciento con Vicente Fox y 2.2 por ciento con Felipe Calderón. Todos ellos, desde luego, concretaron reformas de gran calado que generarían un rápido y sostenido crecimiento económico, con la promesa de llevar a los mexicanos directo al paraíso.

Ahora que si se trata de promesas turísticas en el edén, allí están los senadores de la República dándole duro al fast track en materia de leyes energéticas secundarias. Sólo hay que recordarles que esa fue la ruta impuesta para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, y miren la madriza que le metieron a México. Se trata de la decisión más trascendente para el país en los últimos 76 años, pero los legisladores abordan el asunto de la forma más casual y mezquina. Y les pasarán la pelota a los inquilinos de San Lázaro para que procedan de igual manera.

Y ahora que el Mundial invade el ambiente y evade las mentes, el paralelismo es permitido: con el petróleo mexicano los senadores cocinan un negocio como el que tiene muy bien armado la FIFA en cada mundial futbolero: todo para ella, los patrones (96 por ciento del ingreso total), y las migajas para el resto (4 por ciento).

La nota de La Jornada lo detalla así: la FIFA repartirá 200 millones de dólares en concepto de bonos a sus federaciones nacionales y confederaciones, como parte de los 4 mil 500 millones de dólares que recaudaría en la Copa del Mundo. Cada uno de los 209 países miembros del organismo regente del futbol mundial recibirá 250 mil dólares este mes y 500 mil adicionales a inicios del próximo año, de acuerdo con el director de finanzas de dicho organismo, Markus Kattner.

Así, con la mano en la cintura, el organismo se clava 4 mil 300 millones de billetes verdes, o lo que es lo mismo 96 por ciento del total, reparte el 4 por ciento restante y le deja los gastos gruesos, junto con la protesta social, a los gobiernos nacionales. Negocio redondo.

¿Y qué pasará con el petróleo mexicano? Pues lo mismo: el gran pastel para las trasnacionales y las migajas para el resto, que para eso están los representantes populares.

Las rebanadas del pastel

Napoleón Gómez Urrutia fue distinguido con el premio internacional Arthur Svensson por la Defensa de los Derechos Sindicales, galardón que fue entregado a su esposa, Oralia Casso, en ceremonia realizada en la capital noruega. En mensaje teletransmitido, el dirigente sindical subrayó que los mineros mexicanos hemos resistido con dignidad, coraje, fuerza, compromiso, visión y esperanza porque sabemos que la justicia y la razón están de nuestro lado, y lamentó no asistir a la premiación, pero las agresiones y la persecución política del gobierno mexicano en contra mía y de los mineros ha continuado cada vez más con mayor agresividad. En México tenemos un sistema de corrupción que ha penetrado profundamente en el sistema judicial, de tal manera que los abusos de poder se cometen frecuentemente. En nuestro caso, la influencia de tres empresas mineras irresponsables, entre otras, Grupo México, profundiza la violación de la ley y de los derechos humanos.

Twitter: @cafevega

D.R.: cfvmexico_sa@hotmail.com

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: