Muerte en Palacio (cuento político) por Miguel Treviño Rábago @migueltrabago

Publicado el junio 19, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor @gabriel_Mzuma.

Treviño nueva

ALogo de Observador Politico

Muerte en Palacio – Cuento político

Columna semanal por el Prof. y Lic. MIGUEL TREVIÑO RÁBAGO

Cd. Reynosa, Tamaulipas; 19 de junio de 2014.

LA MUERTE es inevitable. Ese es el destino final de todos. Del más allá no sé que decirles porque lo único que he escuchado son puros cuentos fantásticos. El hombre de éste cuento político, sabe que está herido de muerte porque supone que lo ha atacado una de tres de las más crueles enfermedades. Sin embargo tiene la esperanza de salvarse. Consulta en secreto doctores y brujos. Busca respuestas espiritistas y se acerca hasta el máximo jerarca de su iglesia en busca de un remedio o fórmula secreta. No la hay. Los meses -para él- están ya contados.

► DESESPERADO se pregunta a solas ¿por qué a mí?. Pensativo no alcanza a comprender por qué ahora que lo tiene todo, se le viene el mundo encima. Parado frente al espejo se le salen las lágrimas a verse demacrado, pálido, lleno de miedo y dolor. Su riqueza, su poder, su figura se fugan entre sus manos como arena. ¿Será esto acaso esto una brujería de las que acostumbran practicar sus enemigos políticos ? Ahora recuerda haber leído los trabajos a los que recurría una de sus enemigas más poderosos que había ordenado encarcelar. ¿ Sería ella la que ahora lo contra-ataca ?….

TIENE TRES diagnósticos y dos son fatales: Cáncer o Sida. El tercero lo podría controlar: Diabetes. El dinero le sobra, pero contra los dos primero no puede triunfar. Llora en la soledad de su recámara. Viajó al Vaticano a confesarse y a pedir el remedio secreto que lo salve. El representante de Dios le dijo en privado: No hay remedios secretos. Todos somos mortales y moriremos de algo. Si crees en los milagros -le dijo el jerarca- entrégate a la oración y tal vez se haga un milagro. ¿ Y quién es el más milagroso ? preguntó desesperado, y la respuesta fue contundente: Sólo hay un Dios y vive en tu corazón. Afuera no hay nada, sólo imágenes inertes y mitos.

ENCERRADO y deprimido prometió muchas cosas si sobrevivía. Se arrepintió de sus correrías y pecados. Pero eso no remedia nada. Las células malignas se transmiten la información. La sangre contaminada asesina las defensas. El sistema inmunológico se debilita y se vuele propenso a ser atacado por cualquier virus. El hombre habla solo y se pregunta ¿Quién me hizo esto ? Y repasa nombres, caras, actos y contactos, amoríos, engaños, perversiones y amaneceres tormentosos sin saber siquiera quién estaba a su lado. Los excesos lo habían acompañado a lo largo de toda su vida. ¿ Serían las jeringas compartidas o la negativa a usar protección en sus encuentros efímeros con mujeres desconocidas?…

NADIE DEBERÍA saber acerca de su enfermedad. El Poder que ahora ostentaba lo mantenía de pié artificialmente. Los médicos que lo atendían le inyectaban de todo: Botox, agua, vitaminas, tranquilizantes, anabólicos, energetizantes, etc. Su maquillaje era meticuloso, su ropa seleccionada para darle volumen a su cuerpo que ya presentaba una delgadez impresionante, sus ojos sin brillo, sus pómulos saltados, su sonrisa forzada, sus esfuerzos por hablar alto para simular energía y fortaleza. Al terminar los eventos a los que asistía era sacado inmediatamente directo a vehículos donde lo aguardaban médicos que revisaban inmediatamente sus signos vitales. Allí se desplomaba.

LO IMPORTANTE ahora era sobrevivir para nombrar un sucesor. Maniobrar para que el Congreso a su muerte, nombrara a una persona de su misma camarilla. Si se salvaba o no, ya sería cuestión de un milagro como se lo dijeron en Italia. Ahora se trataba de controlar las dos terceras partes del Congreso para que eligieran al interino por voto secreto y mayoritario. Tenía que asegurarse que los “jefes” de los grupos parlamentarios inclinaran la balanza hacia el hombre de sus confianzas. La lucha era contra el tiempo, más que contra la enfermedad. Esa ya avanzaba sin freno pudriendo su organismo sin misericordia. Y se preguntaba ¿ karma o maldición a cargo de los brujos secretos del poder ?…..

UNA NOCHE se organizó todo para vistar un reclusorio de alta seguridad. El operativo era impresionante, pero pocos sabían quién era el visitante misterioso. Inclusive él llevaría el rostro cubierto para no ser reconocido. Sólo dos hombres armados lo acompañaron hasta la celda de su peor enemiga política. La mujer con sonrisa cínica le dió la bienvenida: Es un honor recibirlo en el infierno -dijo- con la sonrisa cínica que la caracterizaba en la política. El visitante ni siquiera le extendió la mano. Se paró frente a ella y le dijo: Vengo a exigirte que ordenes a tus brujos me retiren los trabajos que haz ordenado que me hagan. Porque si no – levantó la voz- antes de morirme yo, ordeno que te suiciden aquí mismo.

LA MUJER se volvió a sentir poderosa como en sus buenos tiempos de gloria y poder. La solución la tienes tú le dijo con tono burlón. Tu sabes que todo se paga en ésta vida. Yo estoy aquí pagando mis culpas -unas ciertas y otras falsas- que me inventaste por consejo de tu padrino y tutor. Ahora -dijo- ese mismo es el que ha preparado todo para regresar al poder. Lo van a reelegir cuando tú te mueras. Ese es el que ordenó tu contagio. Te equivocas si crees que yo te tengo trabajado, voltea a ver quién saldrá beneficiado con tu desaparición. Sus hombres en el Congreso ya están listos para nombrarlo y que regrese al poder. Ellos te están matando por órdenes de la mente más diabólica que existe en éste país. Te descuidaste mi querido amigo y te han condenado a muerte como tu me condenaste a mí.

EL HOMBRE se quedó pensando con la mirada perdida. Tenía lógica lo que decía esa mujer hoy acabada y sin poder. No se le había ocurrido una traición de esa naturaleza. Sí, razonaba ahora, lo habían utilizado para abrirle el camino al que se decía su “padrino” y protector. Sentía que la rabia lo inundaba por dentro. Lo habían usado para lograr el regreso de los mafiosos más poderosos que ha tenido el país. Todo encajaba ahora perfectamente. Hasta la mujer que tenía había sido seleccionada por los aliados del señor todopoderoso. Era un gran complot para retomar las riendas del poder en el país. El problema es que pasaba por “eliminarlo” a él sin importar el modo o la forma. Y estaban a punto de lograrlo.

A LA MAÑANA siguiente ordenó que lo llevaran al Palacio Nacional. La movilización fue enorme y sobresaltó a los complotistas. Algo pasaba que estaba fuera de los planes ya trazados. Los medios de difusión fueron convocados urgentemente y el hombre con más poder en todo el país, decretó ante el asombro de toda la nación, la disolución de su gabinete y el nombramiento de nuevos Secretarios de Estado; puso en alerta nacional a las fuerzas armadas y declaró la disolución de las Cámaras de Diputados y Senadores convocando al pueblo a elegir nuevos representantes populares para impedir el regreso de un nefasto ex-presidente y borrarlo para siempre de la política nacional. Su sucesor sería cualquier otro, menos el “padrino” satánico y maquiavélico que había planeado su trágica muerte.

LA RABIA que sentía por esa alta traición, le daría las fuerzas que necesitaba para hacer al menos por una vez, algo por el bien de México. (Si no es de su agrado el final, usted puede imaginar y proponer algo diferente antes de la muerte del protagonista).

ESTE ES un cuento político. Cualquier parecido con la realidad, es mera coincidencia. Agradezco sus comentarios si los envía a mis correos electrónicos. Invitándolo a que me escuche en mi programa por internet los jueves a a las 11 de la mañana en www.lanuevarepublica.org El programa lleva por nombre “El Observador Político”. Tiene repetición los viernes a las 19:00 horas.

RECORDATORIO al Lic. Miguel Angel Osorio Chong, Secretario de Gobernación: Seguimos esperando que se investigue a los alcaldes de Tamaulipas cuyas campañas políticas recibieron apoyo económico de origen turbio, particularmente los de la zona fronteriza que va de Nuevo Laredo hasta Matamoros, sin olvidar el Ayuntamiento de Reynosa. Esa promesa se incluyó en el “Plan para pacificar Tamaulipas” y esperamos que se cumpla cabalmente porque las grandes obras públicas brillan por su ausencia y miles de millones de pesos se están esfumando. Insistiremos en ésta investigación una y otra vez en las tribunas disponibles.

trabago49@hotmail.com elobservadorpolitico@hotmailcom

Cd. Reynosa, Tamaulipas; Junio 19 de 2014.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: