Tercera Llamada: Lo dije yo primero

Publicado el junio 21, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

SALDAnA

 

Así se regodeaba el setentero roedor “Topo Gigio” cuando ganaba la frase de “a la camita” a su compañero presentador. Para esta generación la frase toma mucha mayor trascendencia. Ahí están por ejemplo los minuto a minuto en tuiter que en ocasiones adelantan, por segundos, los goles y jugadas del mundial aún antes de que el espectador lo aprecie en la señal “en vivo”.

No pretendo, culto público, regodearme o bailar ridículamente como el ratoncillo de la voz chillona con la información que le revelaré, pero en una sociedad en la que el flujo de información es tan veloz, no tengo más que advertir y denunciar algunos asuntos de los que usted se enterará en breve y que quizás asocie a la presente columna, por tanto solo anuncio con humildad y sin tonadita que: lo dije yo primero.

1.- En un muy costoso “Repechaje” en los próximos días Toranzo querrá limpiar un poco su administración y quizás anuncie que la BMW se instalará finalmente en San Luis Potosí.

 

Hasta hace unos meses, tras una serie de fallas pueriles de parte de la Secretaría de Desarrollo Económico, (http://laorquesta.mx/guia-practica-para-perder-la-bmw-columna-de-jorge-saldana/) la oportunidad de la instalación de la empresa Bávara se había esfumado, y con Querétaro y Guanajuato auto descartados, la opción más sólida, y quizás aún lo sea, se ubicaría en el Estado de Hidalgo, que ofrece los terrenos de la refinería “Bicentenario” en Tula, la misma que el expresidente Felipe Calderón nunca concluyó y que tiene una gran ventaja: Los terrenos ya son propiedad de aquel Estado.

Para los potosinos en cambio, solamente el terreno de más de 300 hectáreas que requiere la BMW nos costaría la ofensiva cantidad de 51 millones de dólares, algo así como 663 Millones de pesos (223 millones más de lo que costó al gobierno de Marcelo de los Santos traer a la General Motors) dinero que de “derrama económica” no tiene nada pues sería, literalmente, hacer aún más rico al dueño de la empresa Parque Logístico, que por si fuera poco no cuenta con los 3 millones de metros cuadrados, por lo que tendría que echar mano a terrenos destinados reserva ecológica y a terrenos de uso de suelo habitacional, en fin.

Los gastos no terminan ahí, y como bien lo soltó en privado un alto funcionario de Gobierno, “Esos alemanes quieren que les demos hasta a nuestras hermanas”. La lista de requisitos de los Arios también incluye, además del terreno regalado, excentarlos del pago de diversos impuestos, derechos y contribuciones estimadas en 180 millones de pesos, el pago de becas de capacitación para mil 400 empleados durante casi un año y que equivalen a 63 millones de pesos y que también aportaría el estado a través de la Secretaría del Trabajo y el ICAT.

Ya encarrerados, los alemanes solicitan la construcción de la planta industrial que consta de un muy sofisticado y costoso sistema de plataformas a base de acero y concreto de más de 18 metros de altura (ya se conoce por cierto a la “única” constructora capaz de hacerlo y que casualmente pertenece a un reconocido empresario con estrechas relaciones con el PRI).

Las especificaciones de las plataformas son para que estas sostengan un equipo robotizado de alta tecnología para el armado de automóviles medianos, clase 1 y 3 exclusivamente, lo que de acuerdo a las plantas que tiene en el planeta la BMW, corresponde a una armadora de tercera clase.

Finalmente, los teutones solicitan la perforación de 3 pozos de agua que “garanticen” un flujo enorme del vital líquido y que, de usarse, dejaría en pocos años a la ciudad prácticamente sin agua. Como cereza del pastel, el Gobierno debe garantizar el suministro y colocación de infraestructura eléctrica para toda la planta.

¿Y de dónde saldría el dinero? se preguntará el Culto Público al igual que yo. Pues bien, el Gobierno federal tendría que aportar mil millones de pesos (asunto que se ve complicado dado que la elección de Hidalgo, el amado Estado del todopoderoso Secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, implicaría un ahorro de más de 600 millones para las arcas federales) ¿Y el Estado Potosino?  pues fácil, el Gobernador Toranzo comprometería los ingresos de los impuestos sobre la nómina durante los próximos 12 años, dejando sin un peso e ignorando por completo las necesidades de las más de 400 empresas ya instaladas en la Zona Industrial para beneficiar a solo a una constructora de “minis” (… de lujo eso si).

En el cabildeo para “entregar hasta las hermanas” con tal de que se instale la BMW en SLP, discretamente se ofreció a las cámaras empresariales un fondo de 70 millones de pesos para que no pongan “el grito en el cielo”. Este fondo se manejaría (también discretamente) a través del Fideicomiso de Desarrollo Económico que administra el Secretario Fernando Macías.

Los espejitos que ofrece generosamente la empresa alemana son la generación de mil 500 empleos, no obstante, lo que no se ha informado es que paulatinamente estas plazas se irán perdiendo gracias a la automatización de los procesos, y que el perfil de los aspirantes a estos sitios es exclusivo para ingenieros en mecatrónica que hablen inglés, alemán y español. (Pensarán los germanos que seguro los encontrarán a puños colocando solo un anuncio clasificado).

Haciendo cuentas, de colocarse la BMW en territorio potosino, cada empleo generado costará 1 millón 233 mil pesos. Yo pregunto ¿No sería mejor dar esa cantidad, a fondo perdido, para mil 500 emprendedores locales? mmmmm, no no creo, vale más regalar millones a un solo empresario, obra para los amigos, acabarnos el agua, abandonar a la Zona Industrial, “mocharse” con las cámaras, “perdonar” el pago de impuestos a los extranjeros, y perder reserva ecológica, total… el poder informar que “Logramos atraer una inversión inédita con la instalación de la empresa BMW…” se oye “rete bonito”.

Sin querer abusar de su valioso tiempo, culto público, me remitiré solamente a señalar algunos otros temas que en los próximos días darán mucho de que hablar.

2.- Ya desprestigiada la iglesia, ahora habrá que despojarla. “Alguien” está jugando por nota en este asunto y -créame- si nadie dice nada van a ganar. El terreno de más de 7 millones de metros cuadrados que posee la jerarquía religiosa potosina en la iglesia del Desierto, y que fue jurídicamente defendida por el entonces representante legal de Arquidiósesis de San Luis Potosí , A.R. Eduardo Córdova, cambiará de dueño. Ya vienen las primeras y muy “espontáneas” manifestaciones de supuestos ejidatarios que hasta ahora se acordaron que fueron violados (en sus derechos) por la iglesia mala, la iglesia de pederastas, la iglesia de la que todos mal hablan. Injuria que algo queda, dice el viejo y conocido refrán…¿Sabe usted cuánto vale cada metro en esta disputa?

3.- Que a alguien ya se le quitó el “miedo” de publicar una supuesta fotografía que existe de Fernando Toranzo Ramos (hijo del Gobernador) disfrazado de policía y acompañado de José Luis Urban Ocampo haciendo operativos y amedrentando gente. De publicarse la imagen (yo no la tengo ni la he visto por si se lo preguntan) en esta o la siguiente semana, sería motivo pleno para que Urban Ocampo presente su renuncia y ponga el último puño de tierra a la administración torancista. Ya parece suficiente que los potosinos toleremos los contratos de los desayunos en el DIF, las estufas ecológicas, la obra pública, los servicios de informática y hasta los recursos federales de los que fue beneficiado el otro hijo del Gobernador como para aguantar una más de la primer familia del Estado. Son imágenes con las que la gente recuerda a un gobierno. Un séptimo año terso parece estar muy lejos.

4.- Ojo. No terminarán a tiempo la obra de la Avenida Muñoz, y aunque eso parece no ser noticia, la novedad es que desde el palacio de gobierno se está operando el fracaso para así hacer quedar mal al Alcalde Mario García y dejarlo fuera del camino en la búsqueda de la candidatura al Gobierno del Estado. Cándido Ochoa y su “super asesor”, Juan Antonio Hernández Varela, “el traga uñas”, se creen tan listos que incluso están operando en contra del Gobernador. Ojalá el mandatario se de cuenta a tiempo.

BEMOLES.

EL BORRACHÍN DE LA CONTRALORÍA

¿Se acuerdan del funcionario borrachín de la Contraloría? ¿El que golpeó salvajemente a uno de sus subordinados en un pleito de cantina? Pues resulta que el agresor, Juan Carlos de la Rosa Rojas,  no ha recibido castigo, ni llamada de atención, ni delito que perseguir en la Procuraduría, o ya siquiera un acta administrativa. Intocable pues. Con razón anda tan alzado el pobrecillo, quien presume su impunidad y hasta se indigna con quienes dieron a conocer la vergonzosa información resultado de su incontrolable forma de beber. Que delicadito salió. Lo único que hace con su pose de perdonavidas es que muchos comunicadores recuerden el asunto y pronto sean un frente abierto más para su jefe. #ALLA ÉL

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: