Temen autoridades de salud en Texas posible crisis de salud pública por ola migratoria

Publicado el Junio 24, 2014, Bajo Internacional, Noticias, Autor @gabriel_Mzuma.

migrantes_centroamerica

Autoridades de salud de Texas expresaron hoy su preocupación de que la actual y creciente ola migratoria que se registra en el sur de Texas genere una crisis de salud pública.


Con información de Notimex

Dallas – Funcionarios del Departamento de Servicios de Salud de Texas (DSHS) señalaron que las condiciones en los centros de detención de inmigrantes en el sur de la entidad, representan un alto riesgo de brotes de enfermedades infecciosas.

Los funcionarios del DSHS visitaron la semana pasada centros de detención de inmigrantes en Brownsville y McAllen e identificaron varias focos de preocupación relacionados con la salud, incluyendo la falta de medicinas, vacunas y exámenes médicos exhaustivos para los niños migrantes.

“Nuestro personal cree que las condiciones en las que están los niños representan un alto potencial de brotes de enfermedades infecciosas entre ellos y el personal que los atiende”, dijo la vocera del Departamento de Servicios de Salud de Texas, Carrie Williams.

“Las condiciones no son saludables y no es aceptable para los niños de Texas, y las normas nacionales de salud pública”, indicó.

Desde el inicio del actual año fiscal, en octubre pasado, la Patrulla Fronteriza ha detenido a unos 160 mil inmigrantes indocumentados en el sureste de Texas, incluyendo a más de 33 mil 500 menores de edad que viajaban solos.

Tras ser detenidos, los inmigrantes son trasladados a centros de detención federales, donde son retenidos de forma temporal, para ser liberados luego bajo el compromiso de comparecer ante un juez de inmigración en fecha posterior.

El Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos ha señalado que los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza realizan exámenes médicos en búsqueda de síntomas de enfermedades, incluyendo erupción cutánea, fiebre, tos, vómito y diarrea, después de que los inmigrantes son detenidos y quedan bajo su custodia.

Una vez que los inmigrantes son trasladados a los centros de detención, ellos son revisados “para detectar signos en consonancia con las enfermedades transmisibles de preocupación para la salud pública”, de acuerdo con la dependencia federal.

Sin embargo, para las autoridades de Salud de Texas, los exámenes médicos a los que son sometidos los inmigrantes, no son suficientes, ya que sólo están siendo conducidos de forma verbal y visual.

Los funcionarios del Departamento de Servicios de Salud de Texas, también detectaron en los centros de detención problemas de higiene, al señalar que los niños migrantes comen, duermen y usan el baño en las mismas celdas atestadas donde están detenidos, y no tienen agua corriente ni jabón.

La dependencia recomendó que se apliquen “las normas de vivienda de masas” para evitar la propagación de enfermedades como la sarna, piojos y conjuntivitis.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: