Empeorará la creciente desigualdad en las próximas décadas, advierte la OCDE

Publicado el Julio 3, 2014, Bajo Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

Foto - La Jornada

Foto – La Jornada

Los gobiernos deben invertir más en educación y aplicar impuestos progresivos, afirma

La creciente desigualdad de los últimos años sólo empeorará en las próximas décadas, porque los trabajadores altamente calificados sacan mayor provecho de los avances tecnológicos, mientras la desaceleración económica se agravará, informó la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Con información de La Jornada

► Los gobiernos necesitan invertir más en educación y establecer sistemas impositivos más progresivos, indicó la OCDE en el último de una serie de reportes sobre tendencias económicas a largo plazo. El debate sobre la desigualdad se ha incrementado desde el éxito del libro El Capital en el siglo XXI, del economista francés Thomas Piketty.

Su trabajo muestra que la brecha de la riqueza entre los ricos y el resto de la población está volviendo a niveles vistos por última vez antes de la Primera Guerra Mundial. Los salarios de los que más dinero ganan en la región de la OCDE crecieron en promedio anual 0.6 por ciento más rápido que los ingresos de quienes están en el peldaño más bajo de la escala a lo largo de las dos décadas que llevaron a la crisis financiera, indicó el organismo integrado por 34 países.

Si no se hace nada, la desigualdad continuará creciendo a esa tasa durante los próximos 50 años, aunque se espera que las ganancias reales sigan aumentando en todo el espectro de ingresos. A esa tasa, la desigualdad en la ganancia neta promedio en la OCDE alcanzaría para 2060 a la de Estados Unidos, cuya brecha de ingresos es una de las mayores del grupo.

Después de Israel, Estados Unidos seguiría siendo el país con la mayor desigualdad de ingresos, según proyecciones de la OCDE. Casi todas las brechas crecientes se registrarían en el grupo de ingresos altos y medios. Eso es coherente con la evidencia reciente, expuso el organismo, que sugiere que la tecnología está remplazando puestos de trabajo que requieren sólo habilidades de nivel medio.

“Esperamos que los mejores calificados se beneficien del progreso tecnológico”, citó Jean-Luc Schneider, vicedirector del departamento de economía del organismo. Ante esta situación, la OCDE recomendó un mejor direccionamiento de los impuestos y sistemas de beneficios para los más pobres. Al mismo tiempo, la carga impositiva debería cambiar hacia la propiedad y las materias primas, agregó. Pero básicamente el remedio es una mayor y mejor educación para ayudar a la población a mejorar su nivel de habilidades, concluyó.

Las economías de los países en desarrollo continúan creciendo a un ritmo más rápido que las de las naciones ricas, pero la caída de su avance en los últimos años les impedirá alcanzar la renta per cápita de éstos en 2050, informó.

En un reporte hecho público hoy aquí, los autores del estudio confirmaron que la parte de los países no miembros de esta organización superaron desde 2010 a la del conjunto de los 38 miembros del organismo, que agrupa a los países más desarrollados.

En el informe Perspectivas de desarrollo global, la OCDE destacó que el protagonismo de los países en desarrollo en la economía mundial en detrimento de los países más avanzados se debió sobre todo a China e India, que ya representan casi un cuarto del PIB mundial.

En el nuevo estudio sobre la manera en que el mundo podría verse en 2060, además de la desaceleración para las próximas décadas, el organismo estima que las poblaciones de la tercera edad en muchos países miembros, así como la desaceleración gradual de las altas tasas de crecimiento en las grandes economías emergentes, traerán aumentos globales al PIB.

La innovación y la inversión en habilidades serán los elementos que dirijan el crecimiento, considera en el documento Retos de las políticas para los siguientes 50 años. Advierte que, a menos que se reduzcan las emisiones de dióxido de carbono, el cambio climático podría frenar el PIB global en 1.5 por ciento para 2060 y en 5 por ciento en el sureste asiático.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: