El proceso a niños de Centroamérica alienta esperanzas de quedarse en EU

Publicado el julio 7, 2014, Bajo Internacional, Nacional, Noticias, Política, Autor @gabriel_Mzuma.

migrantes_centroamerica

Se les ubica con familiares en tanto se califica su caso; los mexicanos, deportados en horas

Mientras que los niños mexicanos detenidos tras cruzar la frontera con Estados Unidos son repatriados en cuestión de horas y entregados a las autoridades migratorias mexicanas en la franja fronteriza, los pequeños de Centroamérica y del resto del mundo son transferidos a las instalaciones de la Oficina de Reasentamiento para Refugiados (ORR) por un periodo que llega a ser de entre 2 y 5 años, en tanto un juez define su estatus migratorio y posible repatriación.

Con información de La Jornada

► Ciudad de México – Lo anterior ‘‘es aprovechado por los grupos delincuenciales o polleros para vender la idea de que, una vez cruzada la frontera, están en posibilidades de obtener la residencia, cosa que es falsa’’, asegura el Instituto para las Mujeres en la Migración (Imumi).

Conforme a la legislación vigente, se busca la reunificación de los niños y niñas no acompañados (NNA) en los casos en los que tienen a su padre o madre en Estados Unidos, o bien se canalizan a alternativas menos restrictivas que los albergues (familiares que los patrocinen u hogares temporales), mientras esperan su audiencia ante una corte de inmigración. Para aquéllos que no pueden ser ‘‘patrocinados o reunificados’’ con sus familiares existe la probabilidad de presentar una apelación si se encuentran dentro de procedimientos de deportación.

Si tienen éxito, pueden llegar a solicitar su residencia. En los casos en que son deportados, su salida es realizada en coordinación con las autoridades de los países de origen, quienes deben estar presentes para la recepción de los NNA en los aeropuertos.

En el caso de niños y niñas mexicanos no acompañados, la contabilidad debe hacerse a partir de events, ya que generalmente ‘‘se suman a lo que se conoce como menores de circuito, es decir, aquellos que cruzan más de una vez’’, lo que explica la discrepancia entre las cifras que se han manejado últimamente, destaca el Instituto Nacional de Migración.

Desde 2009, el Instituto Nacional de Migración calculaba que uno de cada 12 migrantes en tránsito por México era menor de 18 años. De hecho, en 2010 las autoridades mexicanas detuvieron y repatriaron a más de 4 mil 800 menores, de los cuales 60 por ciento, es decir, 2 mil 869, viajaban sin acompañantes adultos, cifra que, aseguran, se ha mantenido desde entonces con pocas variaciones.

De acuerdo con los registros de devoluciones y repatriaciones del INM, la proporción de niños y niñas no acompañados en 2010 se encontraba en los mismos niveles que en 2007, después de registrar un incremento considerable en 2009.

¿Por qué viajan solos?

‘‘Es necesario profundizar el estudio de las causas que propician la migración de los menores a fin de diseñar mecanismos de apoyo que resuelvan la problemática de fondo. En especial, se deben poner en práctica medidas que protejan a estos grupos de población ante el crecimiento alarmante de los abusos cometidos en su tránsito.

‘‘Otro de los retos principales es que las instituciones que albergan a los menores mientras se define su repatriación cuenten con personal capacitado para brindarles la atención adecuada, incluido personal médico, de trabajo social y de atención sicológica’’, aseveró el Imumi.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: