Telefónica inicia otro capítulo de la Guerra de Telecom; Salinas Pliego lo frena y Televisa gana

Publicado el julio 31, 2014, Bajo Finanzas, Nacional, Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

Por Jenaro Villamil | Homozapping

Regeneración, 31 de julio 2014.-Después del anuncio de América Móvil para deshacerse de activos equivalentes al 20 y 30 por ciento de su emporio en México, la empresa española Telefónica –viejo adversario del magante Carlos Slim en el mercado hispanoamericano- anunció que negocia la compra del 50 por ciento de la compañía Iusacell, propiedad de Grupo Televisa y Grupo Salinas al 50 por ciento.

televisa-tv azteca

El anuncio de Telefónica se filtró primero al portal español www.elconfidencial.com y después fue confirmado por la propia empresa a través de un anuncio de “hecho relevante” ante la Comisión Nacional de Mercado y Valores de la península ibérica.

La compañía dirigida por César Alierta calculó que la operación puede oscilar entre 2 mil 500 y 3 mil millones de euros. Admitió que aún no se ha alcanzado “ningún acuerdo”, pero no quedó claro por qué adelantó este anuncio.

El primero en poner un freno a este anuncio fue Ricardo Salinas Pliego, propietario de TV Azteca y quien adquirió en 2003 a Iusacell. En su cuenta de Twitter, el empresario afirmó:

“Telefónica dice y desea comprar la participación de Grupo Salinas en Iusacell. No está a la venta”.

En un segundo mensaje, el implacable empresario afirmó:

“Estoy optimista con el futuro de Iusacell. Seguiremos invirtiendo para crecer”.

Los beneficiados más inmediatos del anuncio de Telefónica fueron los accionistas de Grupo Televisa. En una sola jornada, las acciones de la empresa de Emilio Azcárraga Jean tuvieron un ligero repunte en la Bolsa Mexicana de Valores (1.85) y en Wall Street (2.9 por ciento).

Si se concreta la fusión, Telefónica-Iusacell tendrían poco más de 26 millones de usuarios de telefonía móvil, que los colocaría en la segunda posición frente a América Móvil, que concentra el 70 por ciento de la telefonía móvil en el país con más de 105 millones de usuarios.

Sin embargo, la desincorporación de los activos de América Móvil hace prever que las compañías que adquieran entre el 20 y 30 por ciento de esta empresa se convertirán en la segunda empresa más importante. Es decir, Telefónica-Iusacell se quedarían en tercera posición.

La jugada financiera de Slim colocó a Telefónica en un predicamento: tenía que acelerar la fusión con Iusacell –planteada desde 2013-, porque es claro que el magnate mexicano no le facilitará a la compañía española el acceso a su infraestructura.

En este nuevo capítulo de la guerra de las telecomunicaciones, el “matrimonio de conveniencia” entre Televisa y TV Azteca –sellado en junio de 2012 cuando se les autorizó su fusión en Iusacell- puede terminar o evolucionar hacia un nuevo “cartel” al que se sumaría Telefónica.

Desde 2010, Telefónica y Televisa se volvieron socios en el consorcio que ganó la licitación de los dos pares de fibra óptica de la Comisión Federal de Electricidad.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: