#Cuento | Motín en la Guardería – Autor: José Cruz Pérez Rucobo

Publicado el agosto 4, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor @gabriel_Mzuma.

guarderia

¡A lo que hemos llegado! En una guardería local se suscitó un violento zafarrancho, la conocida líder infantil (no se puede publicar su nombre debido a su minoría de edad ‘dos y medio años’ pero es ampliamente conocida como La Pawa).

Protagonizó una violenta toma de las instalaciones. La Directora y personal de la institución fueron maniatados, amordazados y tomados como rehenes de los bebés amotinados. La negociación de las autoridades locales con La Pawa y sus huestes, se tornó ríspida además de muy difícil debido a que ambos grupos (amotinados y policía) no disponían de un vocabulario superior a las 50 palabras.

En un escueto pliego petitorio, la bebé repetía frenéticamente, ¡buche! ¡Buche! ¡Buche! Desconcertados los negociadores solicitaron el apoyo de neurolingüistas pediatras, para poder comprender a cabalidad sus reclamos y exigencias.

Los científicos pese a sus muchos años de estudio, nada más no dieron pie con bola, al momento de descifrar el enigmático “buche”, algunos con mente esotérica pensaron que se trataba de un mensaje cifrado o en clave de, “seguramente” inteligencias superiores.

La sarta de fantásticas suposiciones terminó, cuando interrogaron a la atribulada progenitora y pudo aclarar que, buche = a dulce., la niña es imperiosa y no era la primera vez que hacía tropelías para lograr sus propósitos y pronto cumplimiento de sus deseos.

El asunto tenía características de motín, debido al sometimiento de rehenes se tornó grave.

La fuerza policial local así como la policía ministerial investigadora, se declararon incompetentes, al carecer de un cuerpo especializado “S.W.A.T” para tamaña contingencia.

Se requirió el apoyo del ejército, no se llamó a la marina porque el destacamento más próximo se halla en Puerto San Luis (chiste local, Chihuahua no tiene acceso al mar, un puerto es una entrada entre los cerros).

Los efectivos castrenses en una temeraria acción, recuperaron el control de la instalación infantil y rescataron a los rehenes en una acción digna de Hollywood. El operativo marcó un hito en acciones de ese tipo, siendo comparado con la liberación de rehenes norteamericanos en Teherán en la década de los 80’s, ordenado por el intrépido Jimmy Carter. Fue de esas acciones llamadas quirúrgicas por la precisión, limpieza y ausencia de daños colaterales, algunos infantes perdieron algunas piezas dentales, sólo que afortunadamente eran de las llamadas “de leche”. Fueron los milites como los dermatólogos, ¡al grano!

Las escuelas primarias públicas y privadas, están en alerta máxima por la posibilidad de que La Pawa decida cursar su educación elemental en sus planteles. Algunos de ellos ofrecen otorgarle su diploma con mención honorífica, a condición de no ser los escogidos, otros, más timoratos le prometen una plaza de maestra y sobornos diversos.

Consecuencias adicionales, el personal secuestrado está bajo tratamiento médico (psiquiátrico) por las secuelas de esa violenta jornada.

La madre, cumple una condena de varios años para cubrir los millonarios destrozos ocasionados, se le acusa de omisión de cuidados. La pena la compurga en conocido penal femenil llamado, Capadocia.

La tía abuela requiere fuertes dosis de Valium, Pasiflorine y Dalai para tratar de superar el episodio.

El único ganador con ese incidente fue el tío abuelo, mismo que después de “no dar golpe en la vida”, se le ocurrió escribir la historia en forma de guión cinematográfico, vendiéndoselo a un ilustre desconocido del ambiente fílmico, creo que se apellida Cuarón o Iñárritu, el público ya exige la segunda y por qué no, la tercera parte.

Deseo que usted amable lector se dé cuenta de un dato escalofriante, los nombres de La Pawa (heroína de esta historia)., Pancho López (aquel que era chiquito pero matón y que a los 5 años papá resultó) y El Ponchis (peligroso niño sicario). Todos ellos su nombre empieza con la letra “P”, ¿Querrá decir algo? ¿Es un mensaje subliminal? ¿Son… los tiempos finales?

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: