Y tú, ¿por qué fumas? Historia de la publicidad de la industria tabacalera

Publicado el Agosto 20, 2014, Bajo Noticias, Autor Gloriamlo.

Quizá es momento de preguntarnos si un cigarro realmente nos convierte en alguien interesante, atractivo, popular, relajado y fresco.

Desde principio del siglo XX, se usaron imágenes de mujeres atractivas, hombres viriles, personajes públicos de gran influencia poblacional y mensajes de afiliación social, para demostrar que las personas que fumaban eran deseables, irresistibles, libres de preocupación, famosos e interesantes.

fumar

20 de agosto, 2014.-El tabaco tiene sus orígenes desde la época prehispánica, donde, de acuerdo con los relatos de Fray Bartolomé de las Casas, era consumido por distintos grupos indígenas en sus ritos religiosos. Eventualmente fue llevado al continente europeo, difundiéndose a través de los marinos que estuvieron en el Nuevo Mundo. De ahí, y gracias a la revolución industrial, su popularidad fue ineludible.

La industria del tabaco se dedicó a vender productos derivados de esta planta con el fin de expandir su mercado. Desde principio del siglo XX, se usaron imágenes de mujeres atractivas, hombres viriles, personajes públicos de gran influencia poblacional y mensajes de afiliación social, para demostrar que las personas que fumaban eran deseables, irresistibles, libres de preocupación, famosos e interesantes.

La publicidad de aquel entonces, donde los retratos de rostros que sonreían convincentemente, encontraban un sinfín de razones para promocionar el producto: la guerra, la desigualdad de género, la popularidad, la adquisición de premios, entre otros.

La exposición de “Selling Smoke: Tobacco Advertising and Anti-Smoking Campaigns”, colección de anuncios, artículos y fotografías de la publicidad tabacalera de aquel entonces, pretende que el espectador tome consciencia de las razones por las cuales consumimos cigarros. Les compartimos algunas imágenes de esta exhibición:

Quizá es momento de preguntarnos si un cigarro realmente nos convierte en alguien interesante, atractivo, popular, relajado y fresco; o si lo somos sin la necesidad de tener entre nuestros labios pedazos de tabaco envueltos en un papel.

Información: Ecoosfera

regeneracion.mx
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: