La SHCP plantea presupuesto histórico en 2015; ingresos petroleros son menores y la SCT se llevará la gran tajada

Publicado el Septiembre 6, 2014, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

image_130-e1409973305949

Fuente: http://www.sinembargo.mx/06-09-2014/1109437.

Ciudad de México, 6 de septiembre (SinEmbargo).– El proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2015 (PPEF 2015) propone un gasto total histórico de cuatro billones 676 mil 237 millones de pesos, monto que tendrá que ejercer a lo largo del próximo año en los diferentes niveles de gobierno.

Según expuso el titular de la Secretaría Hacienda y Crédito Público (SCHP), Luis Videgaray Caso, el paquete económico 2015 está planteado para lograr una “efectiva y pronta implementación de las reformas que se han emprendido, para que sus beneficios lleguen lo antes posible a las familias mexicanas”.

Y así se observa en el texto turnado a comisiones de Hacienda y Presupuesto de San Lázaro.

Algunos ramos que presentarán los mayores crecimientos son: Comunicaciones y transportes, agricultura, turismo, así como los ramos de desarrollo social, informó el Secretario de Hacienda, Luis Videgaray, al entregar el paquete económico del próximo año a la Cámara de Diputados. En este sentido, el ramo de Comunicaciones y Transportes tendría una asignación de 120 mil 757 millones de pesos, lo cual significa un crecimiento de 4.5 por ciento respecto a este año.

En junio de este año quedó aprobada la legislación secundaria en materia de telecomunicaciones, las cual requiere diversos instrumentos presupuestales para su implementación.

Por ejemplo, el programa de la televisión digital terrestre. “La transición, el llamado coloquialmente apagón digital, que requiere el apoyo, así está previsto en la Reforma de Telecomunicaciones para aquellas familias de menores recursos para que puedan contar con un aparato de televisión que pueda recibir la señal digital, una vez que desaparezca del aire la señal analógica, esto está reflejado también en el Presupuesto de Egresos de la Federación”, detalló el Secretario de Hacienda.

Otros rubros que presentarán incrementos son Agricultura con 87 mil 762 millones de pesos, lo que representa un crecimiento de 1.7 por ciento. Turismo tendrá 7 mil 345 millones de pesos, es decir, 17.5 por ciento más que en 2014. Para implementar el nuevo programa insignia del gobierno federal en materia de desarrollo social, Progresa, el PPEF 2015 plantea para la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) un presupuesto de 117 mil 49 millones de pesos, esto es 1.8 por ciento superior al autorizado para 2014. Educación crece dos por ciento con 305 mil 742 millones de pesos.

Lo cual va en sintonía con los instrumentos que requiere la reforma educativa para ponerse en marcha. “Como en la reforma se prevén los fondos para escuelas de tiempo completo o el llamado fondo de la Reforma Educativa, en el cual este año se atenderán a 20 mil escuelas para equiparles con pisos, techos, bancas, sanitarios que actualmente no tienen y que las hemos identificado a través del Censo Educativo que se realizó recientemente, estos programas están nuevamente incluidos en el Presupuesto de Egresos de la Federación y, por lo tanto, el presupuesto se convierte en un elemento importante para que la reforma educativa realmente ocurra”, aseveró Videgaray.

Por otra parte, el gasto corriente solamente crece el 0.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) y el gasto de operación disminuye. “Esta es una muestra clara de la voluntad del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, para que los recursos que derivan del pago de impuestos de los mexicanos se inviertan en lo que la gente demanda y no en incrementar el gasto de la burocracia”, recalcó el funcionario.

RECURSOS PARA REFORMAS

En el paquete económico se estimó que los ingresos presupuestarios en 2015 crecerán en total 1.4 por ciento, con relación al monto aprobado en 2014. De estos, los ingresos tributarios no petroleros se incrementarán 7 por ciento en términos reales, en tanto que los ingresos petroleros presentarán una reducción 7.1 por ciento, “derivada de la reducción inesperada de la plataforma de producción” de Pemex.

El ejercicio fiscal 2015 será fundamental para la política económica, así como para el manejo de las finanzas públicas en el país, ya que este año estará enfocado en poner las reformas estructurales en acción, explicó el Secretario de Hacienda. Gracias a ellas se pronostica que el PIB aumente sólo 2.7 por ciento este año y se prevé que lo haga a una tasa de 3.7 por ciento para el siguiente año. Asimismo existe la expectativa de la inflación en 3 por ciento.

Arturo Carranza, analista del sector energético de Solana Consultores, afirmó que “es probable que tanto Hacienda como el Banco de México (Banxico) reduzcan sus proyecciones de crecimiento económico a niveles cercanos al cuatro por ciento. Las reformas de gran calado, como la financiera, la de telecomunicaciones y la energética, contribuirán a alcanzar este crecimiento”.
Durante la presentación del paquete económico, el perredista Silvano Aureoles Conejo, presidente de la Cámara de Diputados reconoció que el país necesita crecer.

“Esto sólo será posible si de manera responsable el Congreso y el Ejecutivo federal trabajan de manera coordinada para construir los mecanismos y los instrumentos que lo harán posible”, dijo.

Desde el año pasado, el gobierno federal ha instrumentado una estrategia de colocación de bonos en los mercados nacionales e internacionales. Para 2014 se prevé que el gobierno continúe con esta estrategia y contrate deuda en las mejores condiciones financieras posibles. Ello le permitirá contar con los recursos suficientes para afrontar los retos del país, explicó Arturo Carranza.

Afirmó que “el reto es que los recursos que se esperan de la Reforma Energética se traduzcan en beneficios concretos. Para ello resultará fundamental el Fondo Mexicano de Petróleo, que tendrá la responsabilidad de administrar los ingresos petroleros y lograr que éstos se canalicen a inversiones productivas y no a gasto corriente”.

Añadió que “el gobierno tendrá la responsabilidad de ejecutar el gasto de manera eficiente. Las dependencias que manejan presupuestos amplios, como Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Pemex y la Comisión Federal de Electricidad deberán ejecutar los proyectos en tiempo y forma para lograr que la economía repunte”.

Una de las principales preocupaciones que se tienen respecto a la administración actual es que se pretende tener un gasto superior sin que vaya acompañado de mayores ingresos. Para ello se pretende utilizar como margen de maniobra el uso del déficit para cubrir ese hueco.

Y en una economía dependiente del petróleo y en donde la principal empresa petrolera nacional se encuentra limitada y con producciones a la baja se puede esperar que los ingresos provenientes de este sector sean menores para sostener la deuda y el gasto público.

Para 2015, se solicita un techo de endeudamiento neto externo para el sector público de hasta seis mil millones de dólares y un techo de endeudamiento interno del gobierno federal por hasta 595 mil millones de pesos, según el PPEF 2015. El endeudamiento es una herramienta de política pública que se utiliza para apuntalar la economía.

Bajo ciertas condiciones, como una macroeconomía sólida, resulta muy útil para detonar el crecimiento económico. “Actualmente los niveles de endeudamiento del gobierno son bajos, lo que le permite acceder a los mercados financieros en condiciones muy buenas.

El reto es que la deuda se mantenga en niveles manejables y que los recursos que se obtengan por esta vía se distribuyan de manera transparente en proyectos que generen beneficios tangibles y no cuestiones políticas y electoreras”, apuntó el especialista.

MENOS RECURSOS POR LA VENTA DE PETRÓLEO

En 2015, la plataforma de producción de petróleo enfrentará una importante caída, la cual se espera sea transitoria, asociada con un menor nivel de producción reportado por Petróleos Mexicanos.

De acuerdo con el documento, “el bajo nivel de ingresos petroleros para 2015 será el producto de una plataforma de producción de petróleo históricamente baja que se estima que será de 2.4 millones de barriles diarios, “que refleja una problemática transitoria, pero significativa, en el sector”.

La causa de la menor producción es que Pemex reportó recientemente un aumento importante y atípico en la presencia de agua en la producción de crudo, por lo cual la producción efectiva de crudo se ve reducida. A pesar de esto, el titular de la Secretaría de Hacienda reconoció que la caída no afectará las finanzas nacionales, pues la inversión en 2015 se mantendrá alta y subirá poco el gasto corriente.

Sin embargo, hay que recordar que durante el primer semestre del año en curso el crecimiento del PIB se vio afectado negativamente por la caída de la actividad petrolera que fue de 0.9 por ciento anual. Esto estuvo asociado a la menor plataforma de producción que reportó Pemex de 2 millones 467 mil barriles diarios, respecto a los dos millones 520 mil que se tenían estimados para todo el año.

En cuanto al precio del barril de petróleo de la mezcla mexicana se calcula en 82 dólares, lo que estaría por debajo de los 94 dólares estimados este año. Asimismo, cabe mencionar que en la cartera de Pemex existen proyectos en desarrollo que en el corto plazo aportarán producción adicional de crudo.

Arturo Carranza, analista del sector energético de Solana Consultores, declaró que “[El proyecto de los campos de] Tsimin-Xux es uno de ellos, y no sería sorpresivo que desde 2014 tenga un comportamiento positivo que influya notoriamente en la plataforma de producción de crudo”. Se espera que Pemex invierta este año un monto aproximado de 27 mil millones de dólares.
“Para 2014 se prevé que su presupuesto ronde los 30 mil millones de dólares. Asimismo, se prevé que con las nuevas condiciones dentro de la industria petrolera, “la inversión privada empiece a invertir recursos que hacia el 2018 podrán llegar a alcanzar los 30 mil millones de dólares anuales”.

“Hay que tomar en cuenta que a estas cifras se le deben sumar las inversiones de la industria eléctrica, lo que hace muy atractivo el panorama para todo el sector”, agregó. Para el 2016, la producción será de 150 millones de barriles, de 300 millones de barriles diarios en 2017 y de 500 millones de barriles diarios en 2018 para alcanzar un nivel de producción al final de la administración de 2 mil 850 millones de barriles diarios, “nivel de producción es menor a los 3 millones de barriles diarios que se esperaba obtener con la Reforma Energética para ese mismo año dado el ajuste a la baja anunciado por Petróleos Mexicanos con respecto a la medición de agua en la producción”.

Este incremento está estimado de acuerdo a las reservas de hidrocarburos que tiene el país, así como con el desarrollo de las nuevas tecnologías de extracción de hidrocarburos que se han implementado en otros países y que se esperan que lleguen con la implementación de la Reforma Energética.

Sobre el tema, Arturo Carranza, afirmó que la meta de producción de petróleo para 2014 “es realista toda vez que se basa en proyectos en producción, como Ku-Maloob-Zaap, Cantarell, Chuc, Crudo Ligero Marino, que concentran el mayor porcentaje de reservas probadas de México y que, por lo mismo, pueden aportar una plataforma de producción de 2.4 millones de barriles de crudo bajo las condiciones económicas y de operación actuales”.

Esto representa un reto para la conducción macroeconómica y fiscal, aunque se espera que esto tenga un cambio positivo y se revierta con la Reforma Energética, “aunque se requiere de un periodo de implementación y una fase de inversión”, pues se estima que el incremento en la plataforma se dará de manera gradual.

En este sentido, el primer paso que debe dar el gobierno está relacionado con la elaboración y publicación de reglamentos y normas. “En estas disposiciones administrativas, la Secretaría de Energía (Sener) y demás organismos energéticos habrán de detallar las obligaciones y los espacios de participación dentro del sector energético”, puntualizó Arturo Carranza.

Es muy importante que en los reglamentos y normas energéticas se establezcan reglas claras con respecto a inquietudes que comparten las empresas productivas del Estado y los particulares. “Estas inquietudes están asociadas principalmente al tema de transparencia en la contratación, a la necesidad de emitir contratos y permisos atractivos y, sobre todo, a la importancia de garantizar condiciones de seguridad en las zonas y lugares en donde se desarrollarán los proyectos energéticos”, explicó el especialista.

A pesar de la reducción de ingresos petroleros, el gobierno federal estimó que habrá crecerá el gasto de Inversión 0.6 por ciento, respecto al PPEF 2014.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: