Delegados federales declaran ilegal presa en rancho de Padrés, éste los expulsa y descalifica

Publicado el Septiembre 10, 2014, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

Informe_Gobernador_Sonora-1-e1410317306441

Navojoa.- El gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, expulsó del Comité de Operación de Emergencias a los delegados federales de Conagua, Semarnat y Profepa y los declaró interlocutores no válidos, luego de que calificaron como ilegal una presa construida recientemente en el rancho, “El Pozo Nuevo de Padrés”, propiedad del mandatario local.

“El presidente de ese consejo es el Gobernador del Estado o su representante, y seguiremos al frente de ese consejo, pero de ninguna manera considero yo como un válido representante a ninguna de esas dependencias a los señores delegados“, afirmó Padrés en conferencia de prensa

.

“No son bienvenidos, que manden algún otro representante de la misma dependencia, menos a esas personas que han actuado de mala fe y con dolo”.

El Gobernador acusó a César Lagarda, delegado de la Conagua, y a Jorge Andrés Sulio Orozco, delegado de Semarnat, de juzgar como ilegal la presa en el rancho familiar sin antes pedir alguna explicación o documento.

En un comunicado de prensa, el Ejecutivo estatal subrayó que las acciones de los funcionarios federales mostraron un claro interés político al hacer los señalamientos.

Agregó que además del daño moral a él y a su familia, incluyendo al delegado de la Profepa, Jorge Carlos Flores Monge, deben dejar sus puestos porque no pudieron contener el derrame de 40 millones de litros de solución ácida a los ríos Bacanuchi y Sonora.

Profepa, Conagua y Sagarpa denunciaron irregularidades

Previamente, la tarde del lunes, los delegados federales de la Conagua, Profepa y Sagarpa acusaron al gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, de haber construido de manera ilegal una represa en el rancho Pozo Nuevo propiedad de su familia.

César Lagarda, delegado de Conagua, enfatizó que el organismo estatal no tenía registro alguna solicitud o autorización para la construcción de dicha obra, cuya inversión estimada rebasa los 3 millones de dólares.

El funcionario estatal aseguró que la obra es ilegal, la cual, dijo, podría estar afectando a decenas de ganaderos y agricultores del municipio de Bacanuchi en la zona del río Sonora.

“No hemos encontrado ningún expediente, ninguna solicitud, ningún trámite que se haya hecho para construir esa obra. Esa obra está simplemente en el terreno de la ilegalidad y no se cumplió con lo que establece la Ley de Aguas Nacionales”, aseveró en el programa Punto de Partida conducido por Denise Maerker en Televisa.

En esto, coincidió, Jorge Suilo Orozco, delegado Sermarnat en Sonora.

“No lo tenemos, ningún registro en la delegación, donde hayan solicitado un tipo de tramite para hacer ninguna obra de presa, ningún manifiesto de impacto ambiental que se requeriría en ese caso y un permiso de suelo.

“Un requisito es precisamente el manifiesto de impacto ambiental y en caso de proceder el cambio de uso de suelo”, afirmó.

Por Animal Político con información de Reforma y Sipse

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: