De: @Cuauhtemoc_1521 “El águila sobre el nopal: origen del escudo nacional”.

Publicado el Septiembre 11, 2014, Bajo cultura, Autor Molotov.

.Códice.
Por: Enrique Ortiz García (@Cuauhtemoc_1521)
Correo: enriqueortizg@hotmail.com
Instagram: Cuauhtemoc_1521

Andando de una parte en otra devisaron el tunal, y encima de él el águila con las alas extendidas hacia los rayos del sol, tomando el calor de él y el frescor de la mañana, y en las uñas tenía un pájaro muy galano de plumas muy preciadas y resplandecientes. Ellos, como la vieron, humilláronsele casi haciéndole reverencia como a cosa divina. El águila, como los vido, se les humilló bajando la cabeza a todas partes donde ellos estaban. Ellos viendo humillar al águila y que ya habían visto lo que deseaban, empezaron a llorar y a hacer grandes extremos y ceremonias y viajes y meneos en señal de alegría….
Fray Diego Durán

11 de septiembre de 2014. Este texto puede ser desconcertante ya que describe el pasaje de la señal divina que el Dios Huitzilopochtli le había dado al pueblo mexica para que fundaran su nueva ciudad, Tenochtitlán. Pero, ¿y el águila? Si se lee con cuidado es evidente que el águila parada sobre el tunal lleva en la boca un ave. El autor del texto es Fray Diego de Durán, dominico que a finales del siglo XVI se puso a recopilar lo que sus cronistas indígenas le narraban. Lo más curioso es que del pasaje de la Fundación de Tenochtitlán parte el símbolo que nos da identidad como mexicanos y que aparece en nuestra bandera nacional, el águila devorando una serpiente sobre un tunal.

La imagen más antigua referente a nuestro escudo nacional se encuentra grabada sobre piedra en el teocalli de la guerra sagrada el cual fue hallado en Palacio Nacional en 1926. Esta pieza está cargada de fuertes simbolismos que aluden a la exaltación bélica y la cosmovisión que tenía los mexicas de esta actividad. En su reverso se ve un águila sobre un tunal que nace de las fauces del dios de la Tierra; Tlaltecuhtli. En la boca tampoco existe serpiente alguna sino el atl tlachinolli o el agua quemada, símbolo por excelencia de labor sagrada que llevaban a cabo los mexicas al hacer la guerra, para alimentar a la Tierra de sangre humana y sol Tonatiuh de corazones extraídos de los pechos de los cautivos.

El águila sobre el nopal: origen del escudo nacional | Proyecto Diez.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: