Claves del reférendum en Escocia, para independizarse del Reino Unido

Publicado el Septiembre 17, 2014, Bajo Internacional, Autor LluviadeCafe.

escocia-00-600x274

El jueves de esta semana se llevará a cabo en Escocia un referéndum para determinar si se independiza o no de el Reino Unido. Con una pregunta muy concisa y clara: “¿Debería Escocia ser un nuevo país independiente?, las posibles respuestas son “sí” y “no”.

En el supuesto caso de que ganara el “sí”, la independencia no se aplicaría de manera inmediata, sino que será un proceso que culminaría en marzo de 2016, con la entrada en vigor de una nueva Constitución y elecciones en mayo de ese mismo año.

Escocia ya fue un país independiente, sin embargo en 1707 optaron por ceder su autonomía para salir de una crisis económica que enfrentaban, por lo que pasó a forma parte del Reino Unido.

¿Cómo surge el referéndum?

En 2011 el partido, el Scottish Nacional Party (SNP), ganó las elecciones con la promesa de realizar un reférendum para preguntar sobre la independencia. En octubre de 2012, el líder escocés Alex Salmond y el primer ministro inglés David Cameron firmaron el acuerdo para llevarlo a cabo. Sin embargo el propio Cameron ha hecho ofrecimientos políticos a Escocia para que opten por seguir formando parte del Reino Unido. Entre lo ofrecido por el gobierno inglés está el dar mayor autonomía su parlamento.

¿Quiénes apoyan la separación?

Alex Salmond, ministro principal de Escocia, es quien encabeza el movimiento separatista. A él se han unido diversos sectores de la sociedad. El principal argumento para exigir la independencia es que tendrán una mejor situación económica y podrán aplicar sus propias políticas socio económicas y culturales. Pretenden mantener la libra esterlina como moneda y seguir dentro de la Unión Europea y la Organización del Tratado Atlántico Norte, aunque dichos organismos han negado que eso sea posible.

¿Quiénes se oponen a la independencia de Escocia?

El ministro de Inglaterra, David Cameron, se ha manifestado en contra de la independencia escocesa; la corona británica tampoco es partidaria. Los opositores han usado el discurso del miedo, argumentan que Escocia se va a empobrecer y perdería privilegios. Además advierten que las empresas y bancos se irían a invertir a otro lado. También se ha realizado la campaña Better Together (Mejor Unidos), encabezada por el laborista Alistair Darling.

Los que votarán:

Para votar en el referéndum se registraron 4 millones 185 323 personas, más de 700 000 ejercerán su voto por correo. Podrán votar los británicos (escoceses, norirlandeses, galeses o ingleses), irlandeses y ciudadanos de la Unión Europea con permiso de residencia en Escocia. Los votantes son mayores de 16 años.

Las últimas encuestas publicadas por medios como The Daily Telegraph señalan que hay una mínima ventaja para el “no”, con 52 por ciento, frente al 48 por ciento que apoya el “sí”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: