Amenazadas por fracking la Huasteca, Sierra Gorda y Sierra Norte de Puebla

Publicado el Septiembre 22, 2014, Bajo Noticias, Petróleo, Autor Gloriamlo.

200914lavn1-fracking-v-carranza1

por Leticia Ánimas

Regeneración, 21 de septiembre de 2014, Huauchinango, Puebla. A la fecha son 20 los pozos abiertos mediante la cuestionada técnica del fracking en el país y se ubican en la zona limítrofe de Puebla y Veracruz; otros en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, dio a conocer Francisco Cravioto de la Alianza Mexicana contra el Fracking (AMF), formada por 31 organizaciones de ocho entidades federativas.

De acuerdo con Cravioto a la fecha las transnacionales Halliburton y Shlumberger, y el Grupo México, de Germán Larrea, señalado como responsable de la contaminación de suelos y ríos en Sonora tras el derrame de una presa de jales en la mina de cobre de Cananea, han manifestado su interés para continuar la exploración de hidrocarburos no convencionales como el gas y petróleo de lutitas que se encuentran a gran profundidad de la corteza terrestre.

El activista definió el trabajo de la Alianza como una lucha preventiva que pretende evitar la devastación y el saqueo en territorios completos como la Huasteca Potosina, la Sierra Gorda en Hidalgo, la ciudad de Tuxtepec, Oaxaca y la Sierra Norte de Puebla, al ponerse en marcha la explotación del gas shale y aceite de lutitas en las cinco provincias o cuencas en las que se ha hecho ya una prospección de estor recursos.

LOS CALCULOS

mapa-fracking

Se trata de las plataformas Tampico-Tuxpan, también conocida como Tampico Misantla; Burgos Mz, Burro-Picachos, Sabinas y Veracruz, de las que a Junio de 2014, se había proyectado obtener 31.9 miles de millones de barriles de aceite; 141.5 miles de millones de pies cúbicos de gas shale, que en conjunto representan 60.2 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente, de acuerdo con el reporte emitido por la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) antes de la reforma energética y que aparece en su página web.

El 58 por ciento de esta producción, 34.8 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente, está ubicada en la cuenca Tampico-Tuxpan que comprende 121 municipios de los estados de Puebla, Veracruz, Tamaulipas, San Luis Potosí e Hidalgo; mientras que Burgos tiene el 18 por ciento; Sabinas el 10 por ciento; Burro-Picachos el siete por ciento y Veracruz el 1 por ciento.

La información de la organización opositora al fracking sobre la cantidad de pozos abiertos mediante fractura hidráulica coincide con el reporte oficial de la CNH, pero ésta última especifica que entre febrero de 2011 y Junio de 2014 se han terminado 15, siete en Coahuila; cinco en Nuevo León y tres en Tamaulipas, con profundidades que van de los 2 mil 850 metros a los 4 mil 900 metros bajo tierra.

Tres más están por concluirse: Nerita 1, Serbal 1 y Cefiro 1, aunque la CNH no dice en qué lugares están ubicados y dos fueron calificados como improductivos o secos, se trata de los pozos Nómada 1 y Mosquete 1.

LOS COSTOS

Francisco Cravioto de la Alianza Mexicana contra el Fracking insistió en los riesgos que implica la puesta en marcha de esa técnica extractiva por el agotamiento de los recursos hídricos ya que cada pozo necesita de la inyección de nueve a 29 millones de litros de agua. “Es una cantidad infame de agua, ya que si se abrieran 20 mil pozos de gas shale se estaría consumiendo el agua que necesitan entre 5 y 10 millones de personas en un año”.

El agua va inyectada con un coctel que tiene entre 600 y 900 sustancias químicas, que varía según la composición del suelo, pero provocan daños a la salud, como cáncer, males renales, enfermedades de la piel y el sistema nervioso, alertó Cravioto.

Además explicó que aunque los defensores del fracking dicen que ésta agua se puede tratar, es prácticamente imposible debido a que las plantas que hay en el país sólo lidian con materia orgánica; otra solución que proponen es “precisamente ponerla en presas de jales, como la que se derramo en Cananea, como si el agua no se evaporara y las partículas tóxicas no fueran acarreadas por el viento”.

“También han propuesto reinyectarla al suelo en ‘pozos letrina’ pero los volúmenes serán descomunales y si tocan fallas tectónicas, se producirán sismos de origen humano o antropogénico, como los que ya ha habido en Texas, con magnitudes de hasta 6 grados Richter”, apuntó Cravioto.

En tanto, según cálculos de la CNH hechos en su informe de Junio pasado denominado “Seguimiento a la exploración y extracción de aceite y gas en lutitas”, México ocupa el octavo lugar en el mundo en reservas recuperables de aceite y el sexto, en reservas de gas shale.

Fuente: regeneracion.mx
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: