Liberen a policías detenidos o aténganse a las consecuencias, amenaza cártel en Iguala

Publicado el Octubre 8, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

216541_grande_NjuJ7pbD Foto: Tabasco Hoy
* Guerreros Unidos asegura que dará nombres de gente del gobierno que lo apoya
* Jamás voy a permitir que nos rete de esa forma la delincuencia organizada, responde Aguirre

En la ciudad de Iguala aparecieron la mañana de hoy varias mantas en el Periférico Norte y otros puntos de esa cabecera municipal, firmadas por el grupo delictivo Guerreros Unidos, en las que exigen al gobierno federal y estatal que libere a los 22 policías detenidos por el caso Ayotzinapa.

Sergio Ocampo Arista, La Jornada, Martes 7 de octubre de 2014
Chilpancingo, Gro., 6 de octubre.

Una de las mantas señalaba: “Gobierno federal y estatal, y a todos los que nos apoyaban, se les exige que liberen a los 22 policías que estaban detenidos. Les damos 24 horas para que los suelten, si no aténganse a las consecuencias. Empezaremos a poner nombres de la gente que nos apoyaba del gobierno… ya empezó la guerra. atte: GU”.

Los mensajes fueron retirados por la policía estatal y elementos del 27 batallón de infantería del Ejército Mexicano, con sede en Iguala.

En Acapulco, durante un acto del DIF estatal, el gobernador Angel Aguirre Rivero respondió al ultimátum de quienes colocaron la manta: jamás voy a permitir que nos rete de esa forma la delincuencia organizada.

Mientras tanto, en Tixtla, los padres de familia de los 43 estudiantes de la Normal Rural Raúl Isidro Burgos (el nombre es en honor de su fundador) de Ayotzinapa que permanecen desaparecidos reiteraron su acusación de que el gobernador Ángel Aguirre Rivero, y el alcalde con licencia de Iguala, José Luis Abarca, son los responsables de su desaparición.

Anunciaron que el próximo miércoles se llevará a cabo un paro nacional en apoyo a la lucha por la presentación de los desaparecidos, y el castigo a los responsables materiales e intelectuales.

Esta mañana, con la advertencia de que no se mencionarían sus nombres, padres de familia, y dirigentes de diversas organizaciones convocaron a una conferencia de prensa en la explanada de la normal, en Ayotzinapa, la comunidad donde se ubica. Los padres van del enojo al llanto por los 43 muchachos cuyo paradero se desconoce.

En los momentos de enojo, el blanco es el gobernador y sus funcionarios: “Nos parece perverso que el procurador de Justicia estatal (Iñaki Blanco Cabrera) esté induciendo a la opinión pública a aceptar que parte de los cuerpos hallados(en las fosas de Iguala) son de los jóvenes.

“El gobierno tiene que dar una explicación de lo que sucedió a los estudiantes, y cómo encontraron los cuerpos. Lo de Iguala evidencia que nos gobierna una sociedad de narcos y políticos”.

Luego intervino el hermano de uno de los dos estudiantes que permanecen heridos: Estamos denunciando que no se les brinda una atención adecuada. Si el gobierno los lesionó, que sea el que pague una atención adecuada. Están internados en hospitales generales, uno de ellos presenta una herida en el cráneo, y el otro en la boca. Tienen vigilancia (policiaca), pero tememos que les puedan hacer algo.

Yo como padre de uno de los 43 muchachos desparecidos, exijo que así como el gobierno se llevó vivo a mi hijo, queremos que lo regrese vivo, señaló uno de los asistentes a la conferencia. Hubo intervenciones más fuertes: Informen al mundo de la clase de gobierno que tenemos. Es una vergüenza; el gobernador (Ángel Aguirre) lo único que ha hecho es asesinar a estudiantes, y no es la primera vez que lo hace.

También hubo críticas a los operativos implementados por policías estatales, el Ejército Mexicano y la Marina en la ciudad de Iguala: “Un día fuimos nueve padres y estudiantes, y un coronel nos decía ‘ustedes caminen y nosotros los seguimos’; íbamos a las casas con temor, eso no es posible, ellos no hicieron nada. Ya estamos cansados, con tantos desvelos; queremos que el gobierno nos responda. Nos llaman a un lado, nos dan una noticia, no sé si quieren volvernos locos. Para mí nuestros hijos están vivos, por eso queremos que la búsqueda no termine”.

Ayer por la noche, en tres camionetas fueron trasladados desde Iguala hasta el Servicio Médico Forense (Semefo) de Chilpancingo varios cuerpos de los que fueron hallados en fosas clandestinas en Pueblo Viejo.

Los vehículos del Semefo fueron escoltados por cinco camionetas de la policía estatal y dos de la Federal. No se dio mayor información.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: