Impugna AMLO argumento de la Corte sobre la consulta energética – @Redes_Morena

Publicado el Octubre 30, 2014, Bajo Política, Autor MonaLisa.

AMLO SUPREMA CORTE f6
Andrés Manuel López Obrador, en el Zócalo de la Ciudad de México el 26 de octubre de 2014. Foto Cristina Rodríguez
Por Alma E. Muñoz / La Jornada /jue, 30 oct 2014 12:46

México, DF. Andrés Manuel López Obrador pidió a los ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación “no ser cómplices” del Ejecutivo al impedir la realización de la consulta ciudadana en materia energética “con la argucia de que tiene que ver con los ingresos del gobierno, insinuando que se afectarían las finanzas públicas y el desarrollo del país”.

A través de Facebook, señaló que no es válido ese argumento y resaltó que la pregunta que estamos formulando “es prácticamente lo mismo que decía la Constitución antes de la reforma del deshonesto y traidor a la patria, Enrique Peña Nieto:

“¿Estás de acuerdo o no en que se otorguen contratos o concesiones a particulares, nacionales o extranjeros, para la explotación del petróleo, el gas, la refinación, la petroquímica y la industria eléctrica?”.

En la red social, recordó a los ministros que al inicio del gobierno del presidente Adolfo López Mateos se llevó a cabo la reforma a los párrafos cuarto, quinto y sexto del artículo 27 constitucional para cerrarle el paso, en definitiva, a los “contratos-riesgo” otorgados por Miguel Alemán.

Al párrafo sexto se le agregaron entonces –añadió– tan solo 12 palabras que no dejan lugar a ninguna mala interpretación. Originalmente decía: “Tratándose del petróleo y de los carburos de hidrógeno sólidos, líquidos o gaseosos, no se expedirán concesiones y la ley reglamentaria respectiva determinará la forma en que la nación llevará a cabo las explotaciones de esos productos”. Con la reforma, continuó: “no se otorgarán concesiones ni contratos ni subsistirán los que se hayan otorgado”.

Este mismo presidente, resaltó, en 1960, nacionalizó la industria eléctrica, sin que ninguna de estas acciones hayan afectado los ingresos del gobierno o frenado el desarrollo de México. Por el contrario, en ese sexenio hubo un crecimiento económico del siete por ciento anual en promedio, como nunca se había visto en la historia del país, logrado, además, sin devaluación, inflación o endeudamiento.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: