PRI-PVEM: alianza para encubrir a la pareja presidencial

Publicado el Noviembre 24, 2014, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

rivera1-440x293
Diputados del PRD protestan contra “Casa Blanca” en San Lázaro. Foto: Octavio Gómez

La sesión del jueves 20 en San Lázaro alcanzó niveles nunca antes vistos durante la actual Legislatura, toda vez que la dupla PRI-PVEM la reventó cuando las fracciones del PRD, PT y MC propusieron la creación de un grupo especial para investigar el caso de la Casa Blanca de Angélica Rivera.

JESUSA CERVANTES / MÉXICO, D.F. (Proceso).- 24 DE NOVIEMBRE DE 2014

Ante la inusual reacción, los diputados promoventes esperan que este lunes 24 la Junta de Coordinación Política retome el tema, aunque sospechan que su propuesta no prosperará porque, como dice el perredista Fernando Belaunzarán, los priistas insisten en encubrir a la pareja presidencial.

Las discusiones sobre la reforma energética en San Lázaro fueron ríspidas. Hubo conatos de violencia, agresiones físicas, insultos, jaloneos, tomas de tribuna, pero los ánimos de los legisladores no se exacerbaron tanto como el jueves 20, cuando se abordó en tribuna el tema de la llamada Casa Blanca de Angélica Rivera, La Gaviota, ubicada en Sierra Gorda 150.

Fue tal el malestar que los diputados de la dupla PRI-PVEM no aguantaron los cuestionamientos de sus pares del PAN, PT, PRD y el partido Movimiento Ciudadano sobre cómo obtuvo la cónyuge del presidente Enrique Peña Nieto esa mansión de las Lomas de Chapultepec, y de un manotazo suspendieron la sesión ordinaria de ese día.

Varios representantes de esos partidos incluso calificaron la maniobra de “golpe de Estado al Poder Legislativo”.

Marcelo Torres Coufiño, vicecoordinador de la bancada panista, dice a Proceso que el escándalo de la Casa Blanca es apenas la punta del iceberg. “Lo que vemos detrás –dice– es un conflicto de interés, así como tráfico de influencias y, tentativamente, actos de corrupción”.

Ricardo Monreal, coordinador del Movimiento Ciudadano, comenta: “Es muy grave lo que sucedió en esta legislatura. Ahora que se abre el debate sobre Peña Nieto, La Gaviota y su corrupción, los priistas y sus aliados levantaron la sesión. Eso no lo lograron las “discusiones sobre las reformas estructurales”.

Para el perredista Fernando Belaunzarán, integrante de la Comisión de Transparencia y Anticorrupción en San Lázaro, “lo prohibido, lo innombrable en esta cámara, es el patrimonio del presidente y su esposa”. Añade: “Una de las causas de la crisis de este país es la opacidad y la falta de rendición de cuentas. El tema de la casa es un tema que se debe investigar y se debe abordar en la Cámara de Diputados”…

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 1986 de la revista Proceso, actualmente en circulación.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: