#MundoEnLaRed: lo que está detrás del #YaMeCanse2 en México – Activismo inteligente

Publicado el diciembre 9, 2014, Bajo Columna de opinión, Autor MonaLisa.

yamecanse_624x351_dhaka
Gabriela Torres – BBC Mundo, 9 Dic. 2014

Hacia finales de septiembre, un grupo de estudiantes camino a una protesta nunca llegó a su destino. Fueron detenidos por la policía de Iguala, en el estado mexicano de Guerrero, y entregados al grupo criminal Guerreros Unidos. Varios de ellos lograron escapar, seis murieron en los enfrentamientos y 43 desaparecieron.
El suceso es la última gota de una serie de escándalos y violencia que ha desatado protestas tanto en las calles como en las redes sociales.

Desde que el caso de los estudiantes de Ayotzinapa acaparó titulares en todo el mundo, la mayor parte de la conversación en las redes ha estado dominada por #YaMeCanse o #YaMeCanse2, como ahora se llama.

El hashtag empezó de forma espontánea después de que el procurador general de México, Jesús Murillo Karam, dijera la frase el pasado 7 de noviembre al final de una rueda de prensa donde daba cuenta de las últimas horas de los estudiantes.

En cuestión de minutos, Twitter se llenó de miles de mensajes de mexicanos expresando su cansancio hacia la violencia, la corrupción, el narcotráfico…

Fenómeno que un grupo de activistas estuvo monitoreando desde el inicio.

“Los 60 minutos siguientes (al lanzamiento del hashtag) empezamos a enviarnos mensajes directos y decidimos hacer un llamado para protestar en la estatua del Ángel de la Independencia (en México DF)”, le cuenta a BBC Mundo el bloguero @Loquesea_, quien prefiere ocultar su nombre por motivos de seguridad.

Ese fin de semana, miles se manifestaron en distintos puntos de la ciudad, convocatorias que estuvieron acompañadas en Twitter por el Yamecanse. Fue entonces cuando este colectivo de activistas, formado por artistas, escritores, blogueros y otras personalidades de la cultura pop, se dio cuenta que la frase de Murillo era el hashtag de una tormenta perfecta que durante años habían estado esperando.

Muchas de las personas que conforman este grupo no se conocían, sólo los unió su activismo en las redes, pues por separado llevaban tiempo tuiteando y hablando de lo que consideran debe cambiarse en el país.

Estrategia clara

2_yamecanse_304x304_ubaldo
Sin embargo, la sola apropiación del #Yamecanse no era suficiente. Por experiencia sabían que si no actuaban rápido, el hashtag seguiría su curso natural de morir en cuestión de días.

Así que se dieron a la tarea de buscar formas y trazar una estrategia para mantenerlo con vida.

Y funcionó. Lo primero que hicieron fue crear el sitio Yamecanse.mx, donde ofrecen información y herramientas hacer lo que llaman un “activismo inteligente”. “Tenemos una sección donde cualquiera puede subir fotos, videos y textos”, explica el bloguero @Loquesea_.

El siguiente paso fue captación de activistas. Necesitaban crear un colectivo fuerte integrado por personas influyentes fuera y dentro de las redes sociales. Para ello hicieron una lista e invitaron a la mayoría a sumarse a la campaña.

La primera misión de quienes aceptaron la invitación fue hacerse fotos con el cartel de #YaMeCanse.

El siguiente “golpe” fueron dos videos en español y en inglés en el que contaban lo que pasaba en México.
La versión en inglés, What’s happening in Mexico, ya supera el millón de visitas.

Durante tres semanas #Yamecanse tuvo más de cuatro millones de tuits; y cuando desapareció de la lista de las mayores tendencias, el #YaMeCansé2 pegó con fuerza registrando más de 900.000 tuits hasta la fecha.

“Ellos se dieron cuenta que de la importancia y la influencia que tiene una tendencia viral”, le dice a BBC Trending el analista de redes sociales Carl Miller, del think tank Demos. “Puede cambiar una decisión, puede presionar a empresas y gobiernos para que cambien la forma en que se comportan”.

Así que según Miller, este colectivo lo que hizo fue ponerse en el centro de una explosión viral, y mantenerla activa con técnicas y herramientas del mercadeo y la publicidad. “Para hacer que la nube viral se haga cada vez más espesa, tienen que facilitar a los usuarios el sumarse el debate, con herramientas que permitan sentirse identificados”.

Símbolo de lucha

3_yamecanse_304x171_twitter
“Lo que México necesita es que el mundo sepa que nosotros los mexicanos no estamos de acuerdo con lo que está pasando”, le dice a BBC Mundo la actriz Claudia Lizaldi, quien también es activista de Yamecanse.mx.

En el video de YouTube estas personas dan cuenta del reciente pasado violento del país y hacen un llamado a la comunidad internacional para que intervenga suspendiendo tratados con el país.

“Lo que queremos es que la comunidad internacional se involucre, porque sabemos que los grandes cambios sólo se logran cuando hay una presión internacional”, agrega Lizaldi.

Actualmente, #YaMeCanse no se trata solo de los estudiantes.

Ellos se han convertido en el símbolo de una lucha por cambios profundos en el sistema mexicano.

“Queremos una mejor educación, asistencia sanitaria universal, repartición más justa de las riquezas”, le explica a BBC Mundo la actriz Christel Klitbo, quien también participó en el video.

“Lo que queremos es que todo el mundo se entere que el cambio es posible”.

Ahora, cada vez que surge un nuevo hashtag sobre la situación en México, va acompañado del YaMeCansé.

Recientemente, #NiUnPesoAlTeleton -una crítica al evento que organiza la cadena Televisa, salpicada en un reciente escándalo de corrupción y conflicto de intereses con la esposa del presidente Enrique Peña Nieto- y #YaSuperenlo -en contra del reciente llamado del mandatario mexicano a “superar” el caso de los estudiantes desaparecidos- compartieron el top de los trending topics con la frase que tan escrupulosamente es cuidada y cultivada por este grupo de activistas muy bien organizados.

No obstante, ¿puede esta campaña lograr un cambio en México?

“El problema es que muchas personas pueden expresar su hartazgo, pero cuando hablas de soluciones, ¿qué se puede hacer? Y esta es una situación difícil”, comenta la periodista de la BBC Lourdes Heredia.

“Incluso las personas que quieren hacer política, una vez que se meten en el sistema, los movimientos de base los dejan de respetar, y este es un círculo vicioso”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: