No es necesario importar petróleo crudo ligero

Publicado el enero 14, 2015, Bajo Noticias, Política, Autor Gloriamlo.

Importación obedece a arreglos políticos para favorecer a Estados Unidos.

refinacion

Por el Ingeniero Heberto Barrios*

En el boletín de prensa del 8 de enero de 2015, Pemex confirmó las versiones y las declaraciones que se han hecho desde los últimos meses de 2014, respecto a la importación de 100 mil barriles diarios de crudos ligeros y condensados de los Estados Unidos con la finalidad de mezclarlos con nuestro petróleo y mejorar así el proceso en las refinerías de Salamanca, Tula y Salina Cruz, además la compañía mexicana presentó a la Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de EUA una propuesta de intercambio de petróleo crudo, de acuerdo con el comunicado esta propuesta fue presentada por la petrolera mexicana el año pasado a las autoridades norteamericanas y continúan las negociaciones pues dichas oportunidades se derivan de que “Pemex está altamente integrado en el mercado de Norteamérica”.

Tal importación es a todas luces innecesaria ya que Pemex tuvo una producción de 302 mil barriles diarios en promedio durante 2014, y en 2013 produjo 310 mil barriles diarios de crudo tipo Olmeca (conocido como ultraligero), de los cuáles exportó 89 mil barriles diarios a noviembre de 2014 y 99 mil barriles diarios en 2013, de condensados tiene una producción de 360 mil barriles diarios.

Estas cifras demuestran que por ningún motivo se justifica la importación de petróleo crudo, sea de la calidad que sea, a los Estados Unidos ya que Pemex produce más de 3 veces lo que se dice que requiere, ya sea de crudo ligero o condensado.

El boletín de prensa señala que se presentó ante el Departamento de Comercio de EUA una propuesta de intercambio de crudo para ello, sin embargo no se explica qué tipo de crudo va a dar Pemex a cambio ni como sería el intercambio, es importante aclararlo ya que puede derivar en un intercambio desfavorable para México en cuanto a los volúmenes más altos que tendría que entregar de crudos de otra calidad.

Si las autoridades de EUA no aceptan tal intercambio y se pronuncian por el pago en efectivo, sería una desventaja para los mexicanos, ya que como se sabe el petróleo ligero (tipo Olmeca) que produce EUA se obtiene de yacimientos de “shale oil”, en cambio el Olmeca se produce en las cuencas del sureste de México, lo que implica que hay una gran diferencia de costos de producción, es decir, estaríamos comprando crudo caro cuando Pemex lo produce más barato.

Por ello tampoco es negocio para México esta importación anunciada de los 100 mil barriles de crudo ligero y condensados.

Lo que indica dicho tipo de negociaciones son arreglos de tipo político para favorecer las decisiones geoestratégicas de EUA, para presentarse ante el mundo como la gran potencia energética, cuando aún sigue dependiendo en más de la mitad de su demanda en 11 millones bd del petróleo importado. Y, como lo dice el boletín mencionado: estas oportunidades derivan de que Pemex está altamente integrado (como nunca y de manera no conveniente) en el mercado de Norteamérica.

Fuente: Dominio Ciudadano.
Post: Gloriamlo

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: