Recorte en Pemex y CFE afectará instalaciones de equipo y construcciones

Publicado el febrero 2, 2015, Bajo Noticias, Autor MonaLisa.

pedro.jpg
Por Susana González G. La Jornada, Sáb. 31 ene 2015

El secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, y el director de la CFE, Enrique Ochoa, durante una conferencia de prensa para dar inicio al análisis del recorte del gasto. Foto Francisco Olvera / Archivo

México, D.F. Los recortes presupuestales de Petróleos Mexicanos (Pemex) y Comisión Federal de Electricidad (CFE), que deben ser puestos a consideración de sus consejos de administración en tanto que ahora son empresas productivas del Estado, implicarán ajustes en el rubro de “obra pública en bienes propios”, referido a sus instalaciones de equipo, construcciones, terrenos y edificios, advirtió el Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), un centro creado desde 2010 por especialistas en economía y finanzas pública.

Además, ponderó, “tanto Pemex como CFE podrían incurrir en deuda o financiamientos internos o externos para cumplir con sus operaciones”.

En entrevista con La Jornada, Héctor Villarreal, director del CIEP, consideró que el gobierno federal determinó hacer el recorte fundamentalmente para “tranquilizar a los mercados y librar las elecciones”, pero si el precio del petróleo se mantiene abajo de los 47 dólares por barril “no nos salvamos de otro recorte este año y de cambios fiscales para 2016 para sacar más ingresos”.

Por lo pronto, sostuvo que varias cosas preocupan sobre el recorte “y deben tenerse bajo la lupa”, entre ellas que el gobierno federal parece haber utilizado recursos del presupuesto que estaban destinados a inversión para cubrir gastos operativos.

“Hay acontecimientos que, si somos bien pensados, sólo son extraños, pero si somos mal pensados pues están mal. Primero: desde el año pasado se anunció que ya venía todo un gasto de inversión de las empresas productivas del Estado, equivalente al 2.5 del producto interno bruto (PIB), pero en diciembre Pemex nos dice que no iba a salir a los mercados porque las condiciones no eran favorables”, explico.

“Eso era cierto, pero en segundo lugar, unos días después y basándose en un artículo de la reforma energética, la Secretaría de Hacienda le agarró 50 mil millones de pesos a Pemex. Tercer acto: ahora nos dicen que se van a recortar inversiones de Pemex pero el dinero ya se lo llevó Hacienda y no sabemos dónde quedó. Me parece que, jugando con la ley federal de presupuesto y responsabilidad hacendaria, se está cubriendo parte del gasto de operación con un dinero que era inversiones”.

Más recorte a gastos personales no afectaría a PEMEX y CFE

El 49.8 por ciento del recorte de 124 mil 300 millones de pesos anunciado el viernes por el secretario de Hacienda, Luis Videgaray, corresponde a Pemex.

Son 62 mil millones de pesos que representan 17 por ciento del presupuesto que tenía asignado para este año y en el cual, el rubro ‘obra pública en bienes propios’ concentra 354 mil 648.43 millones de pesos, es decir 96.8 por ciento sus recursos asignados, de acuerdo con el CIEP.

El ajuste para la CFE será de 10 mil millones de pesos y “los objetos de gasto que destacan potencialmente para su reducción son en ‘obra pública en bienes propios’ que representan 52.35 por ciento de su presupuesto total y ´bienes inmuebles’ (terrenos, viviendas, edificios no residenciales y otros bienes inmuebles), equivalentes a 38.10 por ciento de sus recursos”.

En conjunto son 39 mil 141 millones de pesos o 90 por ciento respecto a los 43 mil 277.3 millones de pesos de su presupuesto anual.

El CIEP calculó que “los gastos en servicios personales se pueden recortar hasta en 77 mil 3 millones de pesos. El pago de estímulos a servidores públicos, según lo asignado en el presupuesto de egresos de la federación (PEF) 2015, es de 34 mil 4 millones de pesos, esto equivale al recorte necesario en gasto corriente, sin Pemex y CFE”.

Hizo notar además que por la cancelación defintiva del tren transpenínsular Yucatán-Quintana Roo y la posposición del tren rápido México-Quéretaro se prevén 18 mil millones de pesos. Sin embargo, sostuvo que “sumando los flujos de inversión contemplados para los proyectos cancelados (7 mil 205 millones para el tren transpeninsular y 5 mil 787 millones de pesos para el tren rápido a Querétaro), se obtiene el resultado de 12 mil millones de pesos.

Habrá de observar a qué proyectos se les recortarán los 5 mil 312 millones de pesos restantes”, equivalente al 27 por ciento de ese recorte.

Héctor Villarreal consideró que dentro de “lo malo” del recorte, “lo bueno” es el anuncio que hizo Videgaray de que habrá una “reingeniería” del presupuesto de egresos de la federación (PEF), a fin de que ya no sea inercial. Una demanda que por años han hecho diversos sectores del país, cuyas propuestas, dijo, deberán ser tomados en cuenta por las autoridades.

Según el secretario, el replanteamiento del presupuesto se hará en conjunto con el Banco Mundial, lo que, en opinión del CIEP, “legitimará el proyecto y permitirá adoptar las mejores prácticas a nivel internacional”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: