Violento desalojo de maestros en Acapulco; hay 12 lesionados

Publicado el febrero 24, 2015, Bajo Nacional, Autor LluviadeCafe.

h

Foto: Xinhua / Javier Verdín

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Policías federales desalojaron esta noche a más de 4 mil maestros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg), que protestaban en las inmediaciones del aeropuerto de Acapulco.

La acción de las fuerzas federales derivó en un enfrentamiento del que resultaron heridos de ambos lados. En algunas imágenes que ya circulan en las redes sociales se pueden apreciar rostros ensangrentados, manifestantes apilados en camionetas de la policía y también una fila de profesores tirados en el suelo boca abajo custodiados por uniformados.

El desalojo inició a las 19:30 horas. La policía intentó dispersar a los maestros que amagaban con bloquear los accesos al aeropuerto lanzando gases lacrimógenos. En respuesta, los docentes se defendieron con palos, tubos y piedras. Hasta el momento ninguna de las partes ha precisado el número de heridos ni de detenidos.

En el transcurso de la tarde los maestros intentaron iniciar una mesa de diálogo con funcionarios de la Secretaría de Gobernación, pero no fueron recibidos. Entonces decidieron bloquear los dos carriles del Bulevar de las Naciones, frente al Centro de Convenciones Fórum Mundo Imperial y caminar hacia el aeropuerto.

En ese momento, alrededor de mil policías antimotines de la Policía Federal bloquearon la avenida que conduce a la terminal aérea.

El enfrentamiento ocurriría minutos después.

En respuesta al desalojo, en Chilpancingo, integrantes de la CETEG incendiaron una camioneta oficial en pleno centro de la ciudad.

Cerca de las 21:00 horas, al menos una decena de cetegistas encapuchados salieron del plantón que mantienen en el Zócalo capitalino y atravesaron un vehículo de la Secretaria de Salud ‎en la esquina que forman las calles Ignacio Ramírez y Cristóbal Colón.

Enseguida, los cetegistas echaron propaganda electoral en la batea ‎de la camioneta y uno de ellos, lanzó una bomba molotov.

Media hora después, un centenar de normalistas de Ayotzinapa arribaron al centro de Chilpancingo y en este momento definen con los cetegistas ‎posibles acciones en protesta por el desalojo de sus compañeros en el puerto de Acapulco.

Confirma Segob 12 lesionados, entre ellos 7 policías

La Secretaría de Gobernación aseguró que la Policía Federal (PF) desalojó con violencia a los más de 4 mil maestros de la Ceteg sólo cuando no desistieron del bloqueo y de su intento de tomar las inmediaciones del aeropuerto internacional de Acapulco.

“El personal de la Policía Federal privilegió el diálogo permanente con los manifestantes para exhortarlos a desbloquear la vialidad y para que desistieran de su intento de tomar el aeropuerto, sin obtener respuesta positiva”, afirmó la Segob en un comunicado emitido casi a las 22:00 horas.

De acuerdo con la dependencia, el saldo del desalojo de manifestantes en el bulevar de Las Naciones de Acapulco fue de 12 heridos, siete policías y cinco civiles.

La Segob informó que desde las 13:00 los manifestantes iniciaron el bloqueo frente al Fórum Mundo Imperial, lo cual dificultó el acceso y salida de habitantes del puerto y de turistas, a los que auxilió la PF para su traslado al aeropuerto.

La Secretaría que encabeza Miguel Angel Osorio Chong aseguró que la PF privilegió el diálogo con los manifestantes para que quitaran su bloqueo hasta que los policías antimotines fueron agredidos por los inconformes.

“Derivado de lo anterior, la Policía Federal procedió en consecuencia a retirar el bloqueo”, subrayó en el comunicado, en el que no precisa el número de detenidos que serán puestos a disposición de autoridades ministeriales.

De acuerdo con la Segob, en la protesta en Acapulco participaron 4 mil 500 integrantes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (Ceteg) y del Sindicato Único de Servidores Públicos del Estado de Guerrero (Suspeg).

En fotografías que circulan en las redes sociales se aprecian rostros ensangrentados, manifestantes apilados en camionetas de la policía y también una fila de profesores tirados en el suelo bocabajo custodiados por uniformados.

(Con información de Álvaro Delgado)

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: