Pescado, carne, huevo, fuera de órbita

Publicado el marzo 24, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

Galván Ochoa

Enrique Galván Ochoa
La Jornada

Viene Semana Santa. ¿Qué vamos a comer los días de vacaciones? ¿Una machaca de langosta? Ni en sueños. Hubo un lugar encantado entre Tijuana y Ensenada, un villorio de pescadores, Puerto Nuevo, donde con 20 dólares dos personas podíamos comer langosta, arroz y frijoles, con tortillas de harina. Y escogíamos la langosta que queríamos del estanque. Eran dólares de aquéllos de $12.50, antes de que Salinas y Aspe le quitaran tres ceros al peso para que no se viera tan aporreado.

Dije ‘‘hubo’’ porque Puerto Nuevo al paso de los años se ha convertido en centro turístico caro. Un kilo de langosta se cotiza en 500 pesos en el Distrito Federal. Y una pieza sólo alcanza para una persona. Lo único que ha bajado de precio es la carne de cerdo. Es una paradoja.Todavía hay muchas familias que siguen la tradición cristiana de no entrarle a las carnitas ni al chicharrón en los Días Santos. Pero lo demás –huevo, carne de res, pescado y camarones– apenas puede comprarlos una familia que gana 2 mil pesos diarios, no al mes, como es la realidad mexicana.

Candidatos de mala calidad

‘‘Ni la abstención, ni el voto nulo o el boicot electoral son soluciones: ello es dejar el camino libre al llamado voto duro de cualquiera de los partidos, dejando que militantes y operadores políticos decidan por todos nosotros’’, dice Gerardo Gutiérrez Candiani, presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Las campañas arrancan formalmente el 5 de abril. ‘‘Irán subiendo de intensidad, pero lamentablemente se dan en medio de un contexto de malestar y desconfianza respecto de la política, como actividad, y a los políticos, como grupo social’’, agrega. ¿A quién tenía en mente cuando agregó lo siguiente? ‘‘Las candidaturas de baja calidad sólo amplían el alejamiento entre la clase política y el resto de los mexicanos. Se les ve como producto de la pertenencia a grupos, a veces nepotismo o intercambio de favores y cuotas, más que de la idoneidad de los perfiles’’. Mi comentario: los de baja calidad superan en número a los de alta. ¿O quiénes son los candidatos de prestigio, preparados, con fama pública de honestos? Debe haberlos, pero son pocos. No los hallaremos entre la chapulinada; tiene un déficit común: la desvergüenza de no querer soltar el pecho del presupuesto. ‘‘Sigue pendiente –de acuerdo con Gutiérrez Candiani– revisar a fondo temas como la figura de los legisladores de representación proporcional, el tamaño de las cámaras, los fueros anacrónicos que subsisten o la segunda vuelta electoral’’. Sí, pero eso tendría que aprobarlo la partidocracia, la dueña del Congreso, y va contra sus intereses. ‘‘No obstante, desde el sector empresarial hemos insistido en que lo peor que podemos hacer los mexicanos es retraernos de la vida política. El alejamiento ciudadano del desarrollo de las elecciones contribuye a que los malos políticos prosperen y actúen a sus anchas, sin exigencias de compromisos y planes de trabajo puntuales y, desde luego, sin una posterior rendición de cuentas a sus representados’’, comenta Gutiérrez Candiani. La cúpula empresarial podría cambiar las cosas: no resistiría el gobierno una huelga de impuestos. Pero ¿cuántos de sus dirigentes no se han beneficiado con cargos públicos y contratos? Basta recordar a uno de los anteriores presidentes del Consejo Coordinador Empresarial: el ex gobernador de Sonora Eduardo Bours Castelo.

Danzando con dólares

El peso tuvo ayer su mejor jornada de las pasadas semanas frente al dólar estadunidense, bajando por primera vez a la escala de $14. Se cotizó al mayoreo en 14.93 pesos y ganó 12.7 centavos respecto del viernes. La apreciación acumulada en las últimas dos jornadas es de 2.46%. En ventanillas bancarias el billete verde costó 15.22 pesos, mientras que en el aeropuerto de la ciudad de México llegó a $15.08 y en la frontera norte bajó a 14 pesos.

De vacaciones

El próximo 31 de marzo terminará el segundo periodo ordinario de sesiones en el Senado, y el último de la 62 Legislatura de la Cámara de Diputados, con una pausa en los días jueves y viernes santos. Entre los temas pendientes de la Cámara de Senadores está el sistema nacional anticorrupción.

@Vox Populi

Asunto: la especulación

Yo me imagino que el precio del huevo es consecuencia de la devaluación y del costo de la gasolina. En algún momento los productores tenían que reflejar los incrementos tanto del dólar como del combustible, ¿no te parece? Y que no nos sorprenda que otros productos se disparen de una forma similar (operar o trabajar para salir tablas o perder claramente no es negocio). ¿Cuánto tiempo nuestras entidades reguladoras financieras continuarán disfrazando la inflación? ¿Cómo es posible que la gasolina no esté en la canasta básica? Creo que al secretario de Hacienda no le queda mucho tiempo. Aunque pienso esto no lo arregla ni el Espíritu Santo, veo muy mal a México.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: