Cepal baja hoy el PIB de México y Financial Times dice: se cayó la vía rápida a la prosperidad

Publicado el abril 7, 2015, Bajo Noticias, Autor LluviadeCafe.

(SinEmbargo)

DINERO RUSO

Ciudad de México, 7 de abril (SinEmbargo).– “El gobierno [de México] aún espera que el crecimiento económico del 5 por ciento se pueda alcanzar en 2018, pero las promesas de Enrique Peña Nieto se han venido abajo con un estruendo. Ahora, su nuevo y poco atractivo lema es: ‘Hacer más con menos’”.

Así concluye un análisis publicado hoy por el influyente diario británico Financial Times. Habla sobre cómo las promesas de que el país mejoraría con las reformas se han venido abajo mientras que la sensación de inconformidad se acentúa entre la gente. “A medida que México se enfrenta a dos años de austeridad del gobierno, nada simboliza más la sensación de malestar de las personas que el alza en el precio del huevo”, inicia el reportaje, que revisa las distintas variables económicas para establecer que el panorama de los mexicanos no tiende a mejorar.

Un crecimiento económico nada espectacular, el dolor por los aumentos de impuestos, la producción de petróleo –elemento vital de la economía– en declive y la perspectiva de recortes del gasto público por valor de 1.5 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) este año y el próximo pegan al estado de ánimo “después de las esperanzas embriagadoras de que las ambiciosas reformas del Presidente Peña Nieto pondrían a México en una vía rápida hacia la prosperidad”, agrega.

Este martes, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) rebajó su proyección de crecimiento para México este año, del 3.2 por ciento estimado previamente a 3.0 por ciento ahora. Este ajuste se suma al que los especialistas consultados por el Banco de México (Banxico) hicieron el pasado 5 de marzo. En esa ocasión los analistas redujeron su previsión de crecimiento para 2015 del 3.29 por ciento que habían pronosticado en enero a un 3.08 por ciento.

Para Financial Times el aumento en el precio de uno de los alimentos favoritos de México pone de relieve que la volatilidad y la incertidumbre nubla el horizonte. La segunda mayor economía de América Latina es la mayor consumidora mundial de huevos, engullendo un 22 kilos per cápita al año pasado. La autoridad antimonopolio está investigando si un aumento de los precios, que en algunos lugares se han duplicado en las últimas semanas, es el resultado de un mercado disparejo.

Financial Times dice que la inflación está bajo control, arrastrándose justo por debajo del objetivo del 3 por ciento del Banco de México, “pero Alberto Ramos, economista para América Latina de Goldman Sachs, ve una baja en la confianza del consumidor y en la empresarial, añadiendo vientos en contra a la recuperación económica en curso”.

“Las cosas no son irremisiblemente sombrías: la economía de México tiende a moverse en tándem con los Estados Unidos, el destino de cuatro quintas partes de sus exportaciones, y el panorama está mejorando. Los sectores de la industria de fabricación de automóviles y de la construcción de México están en auge y las facturas de teléfono y electricidad móviles están bajando, a lo que el gobierno dice que es una prueba de que las reformas ya están dando resultados”.
Además, agrega, el crédito bancario va hacia arriba y el turismo, por valor de 16 mil millones de dólares al año pasado, también podría conseguir un impulso por la reciente debilidad del peso frente al dólar y el efecto de James Bond: parte de la última película de 007 Spectre se está rodando en la capital mexicana.

Edna Jaime, jefe del think-tank México Evalúa, lo expresa así:

“El desempleo se ha reducido, el empleo sube, pero el salario mínimo sigue siendo bajo -lo que ayuda a explicar la falta de conexión entre la creación de puestos de trabajo y la sensación de malestar general. La Reforma Fiscal [que entró en vigor el año pasado] fue también un golpe”.
“Seis de cada 10 puestos de trabajo en México están en el sector informal –recuerda el influyente diario–, donde los empleados no pagan impuestos y no tienen beneficios sociales y el salario mínimo es un mísero 70.1 pesos por día, el mejor, abriendo un abismo enorme entre los ricos multimillonarios y los que trabajan en los centros industriales del país o en otros pauperizados y desvalidos lugares”.

El gobierno está tratando de manejar las expectativas de mejora para que los mexicanos puedan sentir el beneficio de las reformas estructurales empujadas en los dos primeros años de la Presidencia de Peña, especialmente estimular los préstamos, fomentar la competencia, reducir los precios en las telecomunicaciones y animar un abanderamiento del sector de la energía.

“Por desgracia para el gobierno, los precios internacionales del petróleo se derrumbaron cuando se estaba preparando para invitar a la inversión privada hacia la energía por primera vez en casi 80 años”.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: