Estado de los Estados: México, sin ley

Publicado el abril 16, 2015, Bajo Columna de opinión, Autor LluviadeCafe.

lilia

Abril 15, 2015.- No creo que sean muchos los países que, como el nuestro, se sirven de la Ley para cometer todo tipo de fechorías. O bien aprovechan lo que llaman “lagunas” y que vienen parchando de poco a muy poquito. Aunque tal vez lo interesante radique en que se dedican a anunciarse, a aprovechar sus posiciones para ascender y frente a ello descuidan los aspectos que son sobresalientes y que son los que han impedido que nuestro país se desarrolle, crezca, con o sin Luises Videgarays o Peñas Nietos en el poder. Es algo mucho más profundo que esos nombres y que los propios grupos.

Un día sí y la semana siguiente también, pueden ocupar grandes espacios en los medios de comunicación las peticiones sobre la renuncia del actual titular del Ejecutivo. Sin embargo, como no está contemplada en la Ley, no le mortifica en lo más mínimo y, como en México las mentadas de madre son como llamadas a Misa y el que quiere va y el que no se queda, pues tampoco le afecta conocer que existe más de la mitad de la población que está en contra de su administración, de su actuación, de su presencia, de sus palabras, si a cambio en un foro muy televisivo, con difusión nacional e internacional aparece con los brazos en alto recibiendo el aplauso de los mismos de siempre, del que otorgan frenos para el país.

Y lo mismo puede ser petición de ambientalistas, que de economistas que han recibido el Premio Nobel o de empresarios que no están en la lista de los grandes protegidos, que de campesinos, desempleados, telefonistas, aviadores, aeromozas, ferrocarrileros, petroleros, amas de casa, maestros; todo ello puede quedar a atrás en un santiamén siempre y cuando se le otorguen a sus respectivos líderes los millones de pesos que dicen son indispensables para garantizar el éxito de tales operaciones y que no son otra cosa que amenazas sobre desempleo inmediato, corridas sin liquidación, etcétera, si continúan de rijosos. Ante el Ejecutivo Federal lo que muestran son rostros de preocupación por conservar la estabilidad de la Nación y eso, repiten, “no tiene precio”. Resultado: no hay ley para nada de esto, si acaso en algún momento cuenten una por una las mentadas para sacar estadísticas que, seguro, les provocan risa.

Es también en estas tierras en donde pueden cometerse todo tipo de saqueos, de robos, generarse explosiones, convertir en nada el gas producto de ese tipo de combustiones, fraudes amparados por la paraestatal que está para vigilar producción, venta, etcétera; en donde pueden endeudarse al extremo sin necesidad de informar ni para que requieren el dinero, ni si en realidad lo utilizaron y, justo en medio de esas Entidades generadoras de grandes riquezas, las zonas más paupérrimas, lo cual es totalmente inexplicable porque ni están en medio de la nada, ni rodeados, de tierra seca, ni en las sierras, o sin comunicaciones suficientes, nada de eso, es todo lo contrario. Pueden desaparecer acribillados o simplemente desaparecer líderes petroleros de secciones que generan inconformidad al reinado de Carlos Romero Deschamps, el cómplice más útil con el que pudieron encontrarse los 4 últimos gobiernos federales. El resultado, no pasa nada que no sea meter por un tiempo a un par de vivales a la cárcel, pero los “peces gordos” esos son intocables.

Ni qué decir del campeonato por comprar muy caro lo que puede costar hasta 60 por ciento menos. Menos aún puede despreciarse que todas las familias de los poderosos pueden usar a su gusto, a su antojo, los aviones y los transportes oficiales sin que nada se los impida porque simplemente no son funcionarios y en la Ley no aparece que sus respectivos cónyuges tendrían que hacerse cargo de ese tipo de gastos. Nadie sabe cuánto dinero se lleva la comitiva presidencial a cada gira, en qué lo gastan, como es que lo aplican y si al final rindió algún fruto ese egreso. Al momento en el que desmontan Los Pinos no hay freno para nuevas decoraciones, para mobiliario de otro gusto que lo más probable es que nunca sean más económicos sino todo lo contrario, pero lo que antes ahí se ubicaba tiene un destino totalmente desconocido y a no ser porque se llevaron a un museo la cama de Doña Carlota –que dicen que la señora Irma Serrano llevó a su casa por mandato de don Gustavo Díaz Ordaz- no habría referencia de un solo mueble de las casas que han habitado los poderosos. El resultado: nada.

Claro que no somos los únicos que ofrecemos recompensas por capturas de capos, pero las de aquí o no se entregan o sirven para el juego del “uca, uca, el que se lo encuentra, se lo emboruca”. Tampoco se tiene un organismo que informe hacia donde se envían los recursos que les decomisan a los narcos y las casas que se ponen a la venta cuando van comprobándoles la compra con recursos de procedencia dudosa, resulta que las adquieren los meros meros grandotes o mejor dicho, se las adjudican directamente por una corta, muy corta, cantidad. La existencia de fondos en las cajas de los narcos desaparecen mágicamente como antes sucedía con los famosos “botines de guerra” que ni de chiste alcanzaban las cifras de los de ahora. En esto si hay Ley, pero como en muchos otros renglones que incluyen actividades muy sanas como es el Turismo, no hay reglamento y por lo tanto, no sirven. El resultado: nada.

Pueden descubrirse mansiones multimillonarias adquiridas por quienes sólo han tenido a la actividad política como único desempeño y por supuesto, como el más espléndido negocio, Sin embargo, se justifican los despidos de quienes no resultaron lo útiles que se esperaba o se negaron a cumplir con determinadas encomiendas que sabían los podían llevar en algún momento a la cárcel o al descrédito moral y popular, con fue el caso de Muñoz Leos y las “tetas” de su mujer o el helicóptero utilizado por la familia del ex de Conagua. El primero no dio el ancho y lejos de engrosar las bolsas particulares de los amos y del propio sindicato bajaron los números y el segundo resultó muy torpe para poder sacar adelante el gran negocio que les representa vender el agua que sigue estando en la lista de pendientes. Y no importa si unos han sido verdaderos escándalos internacionales y los otros son locales y de grupo, no hay ni remedio ni se hace nada porque no hay que les impida seguirse sirviendo con la cuchara grande por más denuncia que la ASF se empeñe a presentar cuando está totalmente chimuela y nada puede hacer.

Ya cuando un Instituto Nacional Electoral pide el respaldo, la ayuda, el auxilio de las Iglesias, de los púlpitos, a los curas, a los pastores, a los evangelizadores para llevar a cabo su función a sabiendas de que la Ley marca que somos un país laico, ya termina uno por no entender ni media palabra. Ni de estos de los que conformaban a su papá, el IFE, ni de cómo pueden atreverse a seguir solicitando el voto a quienes tanto y tanto se ha defraudado sin siquiera y por unos segundos pedir perdón por tanto daño. Pero eso no será problema para los grupos de poder mientras no se les muera Emilio Gamboa de un pasón de botox –no de votos, porque de esos no tiene ni la menor idea de cómo se consiguen- y sean esos los mismos pasos que siga el mismísimo Manlio Fabio Beltrones quien, de manera más abierta aunque con iguales intenciones que las de su parejota, intentan imponer candidatos a gobernadores el próximo año, en este, hicieron pruebas, se metieron a medias, pero van preparando camino con un, por ejemplo, Raymundo King, en Quintana Roo.

Para no llevar estas letras a un cierre dramático, fue muy placentero escuchar que se dedicará el uno por ciento del PIB a la Ciencia y a la Tecnología y que esta rama se seguirá apoyando con ímpetu porque el país necesita gente experta, preparada. ¿Quién o quienes no van a sentirse satisfechos con semejantes expresiones? Sólo que esta infame memoria me obliga pensar en que no tenemos científicos de nivel suficientes, que hablen de un país en desarrollo, que la tecnología se compra y que se ha llegado al grado de entregar hasta los Satélites y que es indispensable la preparación pero que bien podrían empezar por garantizar que ese analfabetismo que está creciendo como epidemia se extinga y los menos concluyan esa etapa y la de secundaria y la de preparatoria y que tengan lugar y becas para poder ir a la Universidad.

Pienso en las viudas de las que hablamos el día de ayer y que son las primeras productoras, sin que esto signifique reproche alguno de los que no tienen ningún futuro porque carecen del más primitivo de los niveles educaciones. Y es entonces cuando también recuerdo que los hijos de todos los funcionarios y sus sobrinos, y los cuates de sus vástagos se van al extranjero con esas becas que tienen como destino el desperdicio total y el mantener colgado en el despacho de “papi” y después en el propio todo tipo de especialidades que son garantía de que a su inutilidad se le puede agregar con toda confianza la fechoría que, por supuesto, nunca será descubierta. Si cumplir lo que se habla y que siquiera se aplicara como antes, como lo hacían en nuestros pueblos: “lo que se habla con la boca, se sostiene con los huevos”, otro gallo nos cantara, ¿no cree Usted?

INSEGURIDAD SIN RESOLUCIÓN

Una prueba más de que el problema de la inseguridad en México está lejos de resolverse en esta administración federal que encabeza Enrique Peña Nieto es la alerta que emitió el Departamento de Estado de los Estados Unidos a sus ciudadanos para visitar 21 entidades de la República Mexicana, derivado de los hechos violentos de los últimos años. El actual gobierno federal no sólo mantiene la estrategia que siguió su antecesor con los lineamientos de la Iniciativa Mérida, con lo que se militarizó al país, sino que ha agudizado ese proceso. Este fin de semana, por la frontera de Nuevo Laredo, Tamaulipas, los transeúntes observaron un cargamento con cientos de vehículos militares colocados en una larga fila de vagones que cruzó a territorio nacional por el conocido como Puente Negro.

En medio de una guerra entre los cárteles de la droga y otras organizaciones criminales con el gobierno de México, la venta de armamento y equipo bélico proveniente de Estados Unidos se ha incrementado en los últimos años, de acuerdo con reportes internacionales. Nuestro país se ha convertido en uno de los principales clientes de la industria armamentista estadounidense. De poco ha servido la estrategia implementada en el también llamado Plan México para atender el problema de la seguridad nacional e interior de México. Sólo ha sido útil para hacer negocios. México es, de los 39 países de América Latina, el principal cliente de Estados Unidos en la compra de vehículos militares y aeronaves, de acuerdo a datos de la Agencia de Cooperación en Defensa de Seguridad del Pentágono.

Durante el año pasado, al menos mil 441 millones de dólares fueron destinados a la compra de vehículos militares y aeronaves, de acuerdo a la Agencia de Cooperación en Defensa de Seguridad del Pentágono y el Security Assitance Monitor. Según ese reporte, “la venta fue autorizada por el Departamento de Defensa de Estados Unidos e incluye 3 mil 335 automotores todo terreno conocidos como Humvee, con un costo de 556 millones de dólares, casi el mismo número de vehículos que Afganistán adquirió en el ciclo 2010-2011, esto es 3,334 vehículos de esos”. También se adquirieron 23 helicópteros Blackhawk y aviones de entrenamiento Beechcraft T-6C Texan II.

Hace poco más de un mes, frente a la Casa Blanca en Washington, integrantes de la Caravana 43 se manifestaron para exigir el cese del apoyo militar estadounidense a la estrategia de seguridad de Peña Nieto, y destacaron la importancia de mantener la lucha por la presentación con vida de los estudiantes normalistas desaparecidos en septiembre pasado ya que, argumentaron, “la comunidad internacional no puede dejar pasar un crimen de lesa humanidad”.

Los integrantes de dicha caravana, que recorrieron varios ciudades de Estados Unidos para dar a conocer el caso de los estudiantes de Ayotzinapa, exigieron al gobierno de Barack Obama que deje de proveer de fondos y armamento militar al Estado mexicano, como parte del acuerdo bilateral impulsado desde el sexenio de Felipe Calderón llamado Iniciativa Mérida. “La Iniciativa Mérida no sirvió de nada, el gobierno de Peña Nieto está usando el equipo militar para violar derechos humanos y no para combatir el crimen organizado, el gobierno de Estados Unidos necesita imponer una supervisión al uso del equipo militar”, manifestó Felipe de la Cruz, vocero de la Caravana 43.

La administración de Peña Nieto ha gastado alrededor de 1.5 mil millones de dólares en equipo militar en menos de un año, lo que contrasta con los recortes en el gasto público federal, las constantes caídas en el precio internacional del petróleo, la renuncia al Mundial de Natación y la disminución de la plantilla del personal de Pemex. México es la nación de América Latina que más invierte en equipos bélicos, de acuerdo con documentos de la Agencia de Cooperación en Defensa de Seguridad del Pentágono y el Monitor de Asistencia para la Seguridad (Security Assitance Monitor).

A pesar de los recortes al presupuesto de este año y el que se proyecta para el 2016., la administración de Peña Nieto adquirió recientemente un lote de helicópteros artillados provistos de la más nueva tecnología, el cual fue abastecido por el Departamentos de Defensa y sus contratistas privados. El cargamento es de 18 helicópteros UH-60M BlackHawk, adquiridos por 680 millones de dólares, aproximadamente. En una audiencia realizada el pasado 13 de marzo, el jefe del Comando Norte (Northcom), almirante William E. Gortney, declaro en el Senado estadounidense que “México dio un paso sin precedente al acercarse al Departamento de Defensa para adquirir equipo militar de Estados Unidos por medio del Programa de Ventas militares”.

Sin embargo, esos extraordinarios gastos de recursos públicos no han redituado en la mejora de la seguridad nacional e interna. La inseguridad prevalece a lo largo y ancho del territorio nacional debido a la actividad de los grupos criminales que en muchas ocasiones están aliados a las autoridades locales y federales, como se ha comprobado en el caso de la desaparición de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa. Por esa razón, el Departamento de Estados de EU reiteró este miércoles su alerta a sus ciudadanos para visitar 21 entidades de la República Mexicana. Esta advertencia sustituye a la publicada el 24 de diciembre del año pasado, y señala que durante el 2013, fueron asesinados 81 ciudadanos norteamericanos en México y otros 100 en 2014.

Otras de las preocupaciones del Departamento de Estado de EU, es que el número de secuestros parece que están en aumento, en donde tanto ciudadanos locales como extranjeros han sido víctimas, reportando más de 130 secuestros de ciudadanos estadounidenses que fueron reportados a la Embajada y consulados de Estados Unidos entre enero y noviembre de 2014.

Para el caso del estado de Tamaulipas, el gobierno estadounidense exhorta a sus ciudadanos a aplazar viajes no esenciales. “A lo largo del estado hay homicidios, robos a mano armada, robo de autos, secuestros, extorsión y violencia sexual. La aplicación de las leyes estatal y municipal en el estado es muy limitada e incluso inexistente en muchas partes. Los conflictos violentos entre criminales y militares pueden ocurrir en toda la región y en cualquier momento del día”, dice la advertencia del Departamento de Estado de EU.

Las actividades violentas en Tamaulipas se producen con mayor frecuencia en la frontera norte. “Si bien, no hay carreteras por todo Tamaulipas que se consideren seguras, las de Matamoros-Ciudad Victoria, Reynosa-Ciudad Victoria, Ciudad Victoria-Tampico, Monterrey-Nuevo Laredo, Matamoros-Reynosa y Monterrey-Reynosa, son más propensas a la actividad criminal”. Algunos objetivos de los grupos delictivos son autobuses de pasajeros públicos y privados que viajan a través del estado. Esos grupos a veces toman a los pasajeros como rehenes y exigen el pago de sus rescates.
Matamoros, Reynosa, Nuevo Laredo y Ciudad Victoria han experimentado numerosos tiroteos y ataques con artefactos explosivos en el último año.

“El número de secuestros denunciados en Tamaulipas se encuentra entre los más altos de México. También el número de ciudadanos de EU que fueron secuestrados o desaparecidos en Matamoros y Nuevo Laredo también se incrementó en 2014”. Las autoridades advirtieron no visitar casinos, centros de apuestas y otros establecimientos del juego y entretenimiento para adulto en Coahuila, Durango, Zacatecas, Aguascalientes, San Luis Potosí, Nuevo León, Tamaulipas, Jalisco, Colima y Nayarit.

DE LOS PASILLOS

Luego de una queja del presidente Enrique Peña Nieto, el Instituto Nacional Electoral (INE) cambió una resolución emitida el domingo y bajó del aire el spot del PAN del viaje del titular del Ejecutivo a Londres, por considerarlo calumnioso. En dicho anuncio, se pregunta a dos jóvenes: ¿qué opinan de que el presidente llevó a 200 invitados en su viaje a Londres?, y una chica responde: “Yo diría que es una chingadera” y una voz en off agrega: “acabemos con la corrupción”. Obvio es que con bajar este spot no se acabará ni se cubrirá el despilfarro de la familia presidencial.

También la Comisión de Quejas del INE resolvió que por ser “calumnioso” el spot en contra del gobernador de Sonora, Guillermo Padrés, y de los moches panistas, deberá ser retirado por el PRI. A raíz de que el PAN colocó en radio y televisión un promocional para cuestionar el gasto millonario del dirigente del PRI, César Camacho en relojes, el tricolor reviró con otros que fueron rechazados por consejeros. En el primero, una reportera le pregunta a un ciudadano: ¿qué opinas de que el gobernador del PAN, Guillermo Padrés construyó ilegalmente una presa en su rancho que le quita el agua a la gente que no la tiene?, y la respuesta es: “¿que qué opino? Que esto es una ching…”.

En otro frente, un spot del PRD para televisión señala al PRI como el “más sangriento” y advierte que los estados con más alto índice de delincuencia son gobernados por priístas. En el anuncio se hace referencia a Tamaulipas, Veracruz y al Estado de México, pero no dicen nada de Guerrero, en donde gobierna el PRD. Refiere que en esos estados el PRI “no puede combatir la delincuencia y es líder en homicidios, violaciones y robos de vehículos”, además de que tienen altos índices de secuestros.

COMENTA TAMBIÉN SIN FACEBOOK: